Buscar
Usuario

Vida

Una chica se gasta mil euros al mes para parecerse a la Barbie con el apoyo de sus padres

Gabriela Jirackova tiene 18 años y desde los 16 se somete a cirugía para parecerse a la famosa muñeca.

El ser humano es la especie más sorprendente, sin duda. A veces, preferimos poner en riesgo nuestra salud con tal de parecernos a supermodelos o a personas que vemos frecuentemente en las revistas. Aunque también hay famosos que caen en una obsesión por el físico y llegan a pasar por el quirófano más de diez veces. Y a estos también nos queremos parecer. Porque este tipo de casos son especialmente frecuentes, y si no, que se lo digan al 'Ken humano'

Ahora, una joven checa de 18 años aspira en convertirse en su auténtica pareja de Mattel. Llamada Gabriel Jirackova, se ha gastado una media 1.000 euros al mes para ser la versión humana de la Barbie. 

La joven es conocida como Lolo Ta Bella (no es broma) y para ser un clon de la Barbie, no sólo se ha puesto extensiones rubias, pestañas postizas y el maquillaje que cubre la cara de la muñeca; sino que se ha pasado por el quirófano en más de una ocasión. Se ha aumentado los pechos, ha pasado de una copa C a una G, se ha realizado infiltraciones en los labios e incluso planea quitarse las costillas flotantes para lucir la cintura de avispa como la muñeca.

Y os preguntaréis: ¿cómo consigue alguien tan joven tal cantidad de dinero? La respuesta es muy sencilla: los padres son quienes le ayudan sus operaciones. Gabriel asegura que está muy agradecida y es que este es su sueño desde que tenía 16 años, según publica el diario Metro UK, ya que cuenta que estaba tan obsesionada con la muñeca más conocida en el mundo que tenía más de 300 barbies para jugar. Así que pensó que quería ser su mujer ideal en versión de carne y hueso. La obra maestra por excelencia para Gabriel es el propio cuerpo humano y por eso presume de su figura en su cuenta de instagram

"Se empieza por pequeños retoques como el pelo y después quieres más y más" explicó en la entrevista que concedió a Metro UK. También quiso dejar claro que no se trata de ningún problema de autoestima o salud mental, sino que sabe lo que se hace y lo lleva a cabo para sentirse más sexy, sin más. Por otro lado, aclaró que sus padres la apoyan al 100% y asegura que se sienten muy "orgullosos" porque ven que su hija está cumpliendo sus sueños. Aunque confesó que se preocupan por si el exceso de operaciones repercute en su salud

Gran influencia entre los más jóvenes

Con más de 23.000 seguidores en instagram, Gabriel se ha convertido en una influencer en su país, pero no todo son halagos. Y es que muchas personas la critican en redes sociales porque creen que es un mal ejemplo para otros jóvenes, ya que piensan que con sus imágenes y frases incita a que otros sigan su ejemplo y pasen por el quirófano para parecerse a ella. 

Aunque esto a Gabriel no le preocupa demasiado: "Soy mucho mejor ejemplo que la mayoría de famosos, que se dan a las drogas, que cambian de pareja cada dos por tres o tienen escándalos a diario. Los niños ven todo eso y a los padres no le importan", reprochó a la sociedad. "Luego estoy yo, que siempre intento animar a otros a hacer lo que realmente quieren o con lo que sueñan ser. Este es mi mensaje", añadió. 

Su próximo objetivo es aumentarse el pecho, el culo y quitarse las costillas flotantes para tener conseguir tener la cintura de la barbie. Por el momento y "gracias" a su obsesión por el quirófano, Gabriel es modelo y trabaja para varias firmas

Artículos recomendados

Comentarios