Buscar
Usuario

Vida

El extraño caso de la mujer que suda sangre: los católicos creen que es una santa

La Iglesia considera que es una santa porque su trastorno cumple a la perfección con el relato de los Evangelios.

Italia está completamente conmocionada ante el extraño caso de una mujer que suda sangre por todo su cuerpo, tal y como proclamaban los evangelios de Lucas y Marcos, y que han remitido a que muchos la consideren una santa.

Según la Biblia, cuando Jesús estaba rezando en el jardín de Getsemaní comenzó a sudar sangre sin que nadie pudiera explicarlo. Más de 2.000 años después, este hecho se repite con una joven de 21 años que ha sido ingresada en el hospital italiano de la Universidad de Florencia.

Los dermatólogos del centro, Roberto Maglie y Marzia Caproni, se han mostrado completamente sorprendidos con este suceso, tal y como han relatado con todo detalle en la revista científica Canadian Medical Association Journal.

El caso llegó cuando la joven acudió al hospital tras comprobar durante más de cinco años cómo la sangre brotaba de sus manos y cara sin que hubiese ninguna herida de por medio. Le sucedía constantemente, pero sobre todo cuando dormía y cuando hacía deporte. Las 'hemorragias' duraban entre uno y cinco minutos, pero no le ocasionaban dolor.

La mujer que suda sangre levanta las pasiones de los más fanáticos de la religión "La mujer que suda sangre levanta las pasiones de los más fanáticos de la religión"

Sin embargo, y al final... todo tenía una explicación científica. Se trata de un trastorno llamado hematohidrosis, descrito por primera vez por Aristóteles en el siglo II A.C. y que ha aparecido recurrentemente en las disciplinas médicas a lo largo de la historia. Abandonando, poco a poco el halo místico que ocupó a los primeros textos. Se trata de una enfermedad rara: desde que hay registros, tan solo se han diagnosticado 42 casos.

Jacalyn Duffin, decano de Historia de la Medicina de la Queen's University, ha comprobado que se han registrado casos en todos los continentes, con la excepción de Norteamerica; y que la mayoría de los diagnósticos se correspondían con mujeres jóvene.s

El trastorno, que suele llevar aparejado enfermedades como el estrés psicológico grave, la depresión o la ansiedad, se une a la humillación que sufren algunas de las personas que lo padecen: los médicos dudan de la veracidad de los síntomas y, en ocasiones, estas personas suelen quedar marcadas de por vida, quedando marginadas del resto de la sociedad.

La joven fue tratada en el hospital, pero no consiguieron solucionar el problema: continúa sudando sangre. Mientras tanto, gran parte de la comunidad católica sigue considerando que se trata de una santa.

Artículos recomendados

Comentarios