Buscar
Usuario

Noticias

Caso Julen: todas las declaraciones contradictorias de los principales implicados

Las declaraciones del pocero y el dueño de la finca, los principales implicados en el Caso Julen, tienen grandes contradicciones.

La investigación judicial sobre los posibles causantes y culpables de la caída -y posterior fallecimiento- de Julen, sigue su cauce. Esta vez, el programa '¡Vaya Mañana!', ha sacado a la luz las declaraciones contradictorias del pocero y el dueño de la finca a la Guardia Civil. Dos versiones muy distintas sobre en qué condiciones o no estaba tapado el pozo ilegal.

Hay que dirimir responsabilidades y encontrar el culpable de que el pozo no se encontrará sellado. Por ello, la investigación que maneja un presunto delito de homicidio imprudente. Por un lado, el dueño de la finca dice que "el pocero se llevó la maquinaria y dejó el pozo sin tapar" y que puso dos ladrillos para taparlo. Mientras el propio pocero insiste que él puso "una piedra de 15 kilos, quedando como responsable de dicho pozo el responsable de la parcela".

El informe preliminar que ha entregado la Guardia Civil al Juzgado de Instrucción número 9 de Málaga contiene las circunstancias de la caída, la construcción del pozo, los trabajos que se estaban haciendo en la finca y las declaraciones tanto de las personas que se encontraban en la parcela en el momento de la caída de Julen como al pocero y al operario.

La versión del dueño de la finca

Uno de los bloques de hormigón que tapaba el pozo "Uno de los bloques de hormigón que tapaba el pozo"

El dueño de la finca, según sus declaraciones a la Guardia Civil, se estaba encargando de hacer la paella mientras los demás familiares se divertían y recomendó que estuvieran pendientes de los niños. Sin embargo, tras más de media hora, escuchó a José Roselló, el padre de Julen, gritar. David, el dueño, explicó que vio "cómo dos bloques de hormigón de construcción que tapaban el agujero del pozo se habían desplazado y se veía la apertura del mismo".

Él sostiene que el pocero nunca selló la perforación que se realizó a mediados de diciembre; eso sí, sin ningún tipo de contrato legal de por medio. En cuanto a la licencia, David, alegó a los investigadores que no pidió licencia para el pozo ya que le encargó "la obra Antonio pensado que era un especialista" ya que no sabía qué documentación era necesaria porque era "algo que nunca había hecho".

El padre de Julen parece corroborar la versión de los dos bloques de hormigón, ya que según sus declaraciones dice que se encontraban dos "cantillos", en referencia a ambos bloques separados del pozo. Incluso, llega a afirmar que David le avisó de la existencia de ese pozo.

La versión del pocero

La zanja que se dirigía al pozo donde cayó Julen "La zanja que se dirigía al pozo donde cayó Julen"

El pocero insiste, según consta en las declaraciones a las que ha tenido acceso Canal Sur, que él tapó el pozo con una piedra de 15 kilos y que, a partir de ahí, el dueño de la finca era el responsable. Por otro lado, insiste en decir que el dueño le aseguró que tenía todos los permisos.

"David me dijo que tenía la documentación para hacer el pozo; no me la enseñó, pero me confié porque en la parcela ya había otro pozo hecho", explicaba a los agentes de la Guardia Civil. Él reconoce que se hicieron dos perforaciones para encontrar agua, una de 150 metros y otra de 110 metros, donde se cayó Julen.

También afirma que "la tierra que rodeaba el pozo la habían quitado" al igual que la piedra que lo tapaba; además, corrobora que la zanja no estaba cuando él hizo la correspondiente perforación. Una zanja y un movimiento de esa tierra que realizó un operario, a petición del dueño de la finca, a principios de enero.

Artículos recomendados

Comentarios