16 canciones para enfrentarse a una ruptura sentimental

16 canciones para enfrentarse a una ruptura sentimental

Hayas dejado o te hayan dejado, seguro que no estás en tu mejor momento. ¡Tranquilidad, aquí encontrarás la canción que necesitas para sobrellevarlo!

Música El Lunny El Lunny 20 Mayo 2016 10:04

No hay dos rupturas iguales. Cada una lleva asociadas sus propios dramas y sus miserias. Los que acabamos de pasar por una ruptura sentimental lo sabemos y si, como es mi caso, llega tras casi doce años de relación, pues ya ni os cuento. Pero por suerte todos tenemos a la música de nuestro lado, la que nos acompaña en nuestra desgracia, nos ayuda a regodearnos en nuestra tragedia, nos impulsa a mirar adelante, nos hace venirnos arriba o nos hace recaer en el melodrama.

Hoy, en un ejercicio de catarsis de esos que duelen pero curan, os propongo 16 canciones para una ruptura sentimental, cada una de ellas seleccionada para el momento concreto de tan doloroso trance. ¡Acompañadme en este miserable viaje! ¡Traed pañuelos! ¡Y helados de chocolate!

1 Para cuando te dejan y estabas hasta las trancas

Las chicas mayores lloran cuando sus corazones se rompen

Llora, está bien. Llora todo lo que tengas que llorar, te han roto el corazón y estás en tu derecho. A tomar por culo los que dicen que llorar es de cobardes, de niñas, de inmaduros... Nadie sabe por lo que estás pasando ni el dolor que tienes en el pecho. Te han destrozado y sientes que estás en un pozo hondo. Está bien, llora. Y cuando estés, levántate. Semejante gilipollas no se merece que lo pases tan mal. Away I go.

2 Para cuando te dejan... por el/la ex

Tú vuelves a ella y yo vuelvo a nosotros

Si te ha pasado, sabes cuánto duele y entiendes cómo pudo Amy acabar cayendo en el infierno del que nunca pudo salir. Si los ex siempre son esa sombra alargada permanentemente presente en todas las relaciones, que tu pareja vuelva con su ex y te abandone a tu suerte es uno de los mazazos más grandes que uno puede recibir. Pero, con suerte, en cuestión de semanitas estarás menos Back To Black y más Don't Bother.

3 Para cuando eres tú quien deja porque, aunque le quieres, eso ya no tiene futuro

Se me agotó la esperanza porque con lo que queda de nosotros ya no alcanza

Qué terrible es cuando pasa eso, cuando miras a la persona que tienes al lado y de repente entiendes que la vida no os va a dar ya nada más. Y le quieres, pero sabes que ahí ya no hay futuro. Escuchar esta canción de Shakira, oculta entre el marasmo de estilos que es 'Sale el sol', ya os aviso que es demoledor: en los menos de dos minutos y medio que dura os dejará hechos polvo.

4 Para cuando eres tú quien lo deja porque no le aguantas

Creo que la vida es demasiado corta para esto, quiero recuperar mi ignorancia y mi felicidad

Has luchado, has peleado, te has esforzado, has perdonado, has intentado hacer que las cosas funcionen. Pero simplemente llega un momento en el que dices 'basta', en el que ves clarísimo que no vale la pena todo el sufrimiento y el sacrificio que haces para salvar una relación que está muerta y enterrada. Este temazo de P!nk consigue que te vengas arriba en tu desgracia, te acompaña cuando crees que eres un cabrón insensible y te hace ver que, después de esa relación tóxica, un mundo nuevo de posibilidades se abre ante tus narices.

5 Para cuando piensas en dejarlo pero luego no te atreves

Y esa idea ilegal me iba inundando la cabeza; tendrás que perdonarme, amor mío, pero pensé en dejarte un día, abandonarte a tu suerte

Manel tienen un don innato para describir situaciones cotidianas con una sensibilidad pasmosa. Ese momento en el que miras a tu pareja y piensas en cómo sería la vida sin ella y, casi sin darte cuenta, empiezas a pensar en romper esa relación. Y cuando te estás envalentonando tanto que casi sientes las palabras a punto de salir de tu boca, algo te recuerda que quizá te estás precipitando y desechas la idea. Pero ojo con los ríos que suenan porque agua llevan.

6 Para cuando te dejan por otro/a y te liarías a machetazos con ambos

¿Sabe ella que me decías que me abrazarías hasta que te murieras? Hasta que te murieras, pero aún sigues vivo

La rabia que destila esta canción de hace ya -glups!- 21 años no ha perdido ni un ápice de su fuerza. Cuando el cabreo puede a la tristeza, cuando la rabia puede a las lágrimas, solo en ese momento es cuando eres capaz de cagarte en la calavera de tu ex, de la persona por la que te ha dejado y de la madre que los parió a los dos. Porque un estallido de rabia a grito pelado (o varios) son a veces más terapéuticos que varias tabletas de chocolate con naranja.

7 Para cuando tenéis la relación más destructiva del mundo y acaba como el rosario de la Aurora

La próxima vez que esté cabreado le pegaré un puñetazo al pladur. ¿La próxima vez? No habrá próxima vez. Me disculpo aunque sé que es mentira

Ojo con esta: nunca, nunca, nunca; jamás hay que llegar al punto de esta canción. Las relaciones pueden ser tormentosas, sí; puedes cruzarte con personas tóxicas, también; pero cuando la cosa va más allá hay que cortar por lo sano sin ningún tipo de miramiento. Las promesas de amor vacías después de una gran bronca, los juramientos de cambio absoluto tras la mayor crisis de la historia... Todo esto, aliñado con abusos, conforman esta canción tan dura pero a la vez tan necesaria para que nos demos cuenta de que en el amor no todo vale.

8 Para cuando te enteras de que llevas más cuernos que una familia de alces

Así que vete, llama a esa chica a ver si está en casa. ¡Ups! ¿Qué te creías, que no lo sabía?

Queen B en toda su esencia: puteada por el novio hasta la náusea, le manda a freír espárragos no sin antes decirle que puede buscarse a otro tan melón como él en menos de un minuto porque los tíos hacen cola para estar con ella. Si buscas una canción para empoderarte, para secarte las lágrimas, para salir a la calle y pisar firme aunque solo sea durante los 3:48 minutos que dura, no lo dudes. Beyoncé estará siempre ahí cuando la necesites.

9 Para cuando intentas hacer cosas para no pensar en tu ex y no puedes evitar que te asalte su recuerdo

Durante el día me mantengo ocupada, lo suficientemente atareada como para no preguntarme dónde estará él

Nos ha pasado a todos: buscamos cosas que hacer, gente con la que quedar, muebles que mover, paredes que pintar, suelos que limpiar... todo con tal de no pensar en esa persona. Pero nuestra mente nos traiciona y no podemos evitar que se nos aparezca en sueños por la noche. Y al levantarnos, cuando nos damos cuenta de que estamos solos, la realidad vuelve a caer sobre nosotros como una losa. Lo sé, es la segunda canción de Amy Winehouse en esta lista, pero pocas artistas hay como ella para explicar el final del amor.

10 Para cuando estás medio trompa y solo piensas en llamarle

Es la una y cuarto, estoy un poco borracho y te necesito ahora. Dije que no te llamaría, pero he perdido todo el control y te necesito ahora

Ay, el alcohol. La de whatsapps vergonzosos que habremos llegado a enviar, la de likes que habremos dado en Instagram a fotos de hace año y medio, la de llamadas que habremos hecho entre lágrimas causadas por haber bebido demasiado. Aunque la borrachera nos envalentone, no, no es buena idea llamarle. Ni mandarle un whatsapp. Ni siquiera mirar su Facebook. Porque no hay nada más lamentable que recibir una llamada de tu ex a la una de la madrugada balbuceando promesas de amor inconexas. Piénsalo.

11 Para cuando crees que lo has superado, pero no

No sé por qué lloro, pero creo que es porque por primera vez desde que empecé a odiarte recordé que solía quererte

Qué haría yo sin Gwen Stefani y sin No Doubt. Cuando ya creía que ninguna de sus canciones podría tocarme tanto como ese 'Don't Speak' que escuché por primera vez a los 12 años, va la tía y se saca de la manga esta maravilla. Sí, le has dejado. Sí, le has pedido que se vaya y sientes una libertad y una tranquilidad que no pensaste que volverías a sentir. Pero de repente, tras varias semanas siendo fuerte como una roca, te derrumbas como nunca al darte cuenta de que, joder, le querías muchísimo. Y cuando vienen los recuerdos de los buenos momentos no puedes parar de preguntarte dónde están ahora todas esas promesas -de mierda- y por qué cojones te trató así si tanto te quería.

12 Para cuando sabes que tienes que seguir adelante pero simplemente no puedes

Y si volviéramos atrás en el tiempo, ¿podríamos aprender a vivir bien?

Hagámonos ya a la idea: los bajones vendrán. Y dolerán. Y habrá momentos de vacilación, de duda, incluso de pensar en (argh!) volver con tu ex. Pero segundas partes nunca fueron buenas; no se puede arreglar lo que ya está roto en tantos pedazos. Todo el mundo te dice que debes seguir adelante y no mirar atrás ni para coger impulso, pero tú simplemente no puedes y sigues estremeciéndote al pensar en tu ex. Calma, que todo pasará.

13 Para cuando tienes tanta rabia acumulada que le borrarías de la faz de la tierra

Lárgate de aquí, te prohíbo el paso a mi cabeza

Bienvenidos a la canción con la que gritar bien alto 'Vete a la mierda'. Y es que llega un momento en el que se te hinchan los cojones de tanto compadecerte, de tanto drama, de tanto pensar en qué has hecho mal y de tanto escuchar disculpas, peroratas y lamentos. Triángulo de Amor Bizarro dicen que no esperarán a que un rayo le parta, así que mejor hacer borrón y cuenta nueva y olvidarse ya de quien tan mal te lo ha hecho pasar. Hombre ya.

14 Para cuando lo has superado y viene a tocarte los cojones

Tendría que haber cambiado mi puta cerradura, tendría que haberte hecho dejar tu llave, si por un segundo hubiese sabido que volverías para molestarme

Te ha costado la vida recuperarte, cerrar las heridas y conseguir que cicatricen cuando de repente, ¡bam!, aparece tu ex de nuevo con promesas de amor eterno. Pero fíjate tú que no solo lo has superado sino que encima estás con otra persona. Así que puerta al ex, puerta a los dramas y puerta a las nubes negras que le rodean y que ni de broma quieres volver a tener a tu alrededor.

15 Para cuando tu ex se recupera antes que tú

Odio aparecer de la nada, sin que se me invite, pero no podía mantenerme alejada, no he podido evitarlo. Esperaba que vieses mi cara y que recordaras que para mí nada ha terminado

Adele no podía faltar en este compendio de tragedias cotidianas. Y he querido poner 'Someone Like You' después de 'I Will Survive' porque son la cara y la cruz: así como la de Cake habla de la persona que lo ha superado y le vienen a molestar, la de Adele es la de la persona compungida que, aunque lo intenta, no logra superar esa relación ni cuando la ex pareja ha encontrado a otra persona. Ojo, que podéis morir deshidratados de tanto llorar al escucharla.

16 Para cuando estás tan hasta el coño que antes te cortas un brazo que volver con esa persona

Nunca, jamás de los jamases, vamos a volver a estar juntos. Habla con tus amigos, con los míos, conmigo, pero nunca, jamás de los jamases, vamos a volver a estar juntos. Pero nunca, ¿eh?

La reina de las relaciones tormentosas (ya tarda en llegar el drama a lo suyo con Calvin Harris) se sacó de la manga este jitazo hace ya cuatro años. En él llegamos al punto en el que todo está ya tan superado y tienes tan claro que romper fue lo mejor que pudo pasar que eres capaz de decir, sin pestañear, que jamás de los jamases piensas volver con tu ex.

Y por si alguien las quiere escuchar en bucle, he aquí la playlist en Spotify:

6 Comentarios

  • Más recientes
  • Mejor valorados