Buscar
Usuario

Política

Canadá se disculpa por amparar violaciones contra bebés de tres años durante tres décadas

Los abusos sexuales se produjeron contra la población indígena durante tres décadas con total impunidad.

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, ha pedido perdón a la comunidad indígena, 38 años después, porque el Estado amparó y permitió abusos sexuales e internamientos contra menores de la comunidad aborigen.

Los afectados provienen principalemente de las provincias de Terranova y Labrador. Fueron objeto de internamientos forzosos, arrebatados de sus familias y víctimas de todo tipo de abusos sexuales y físicos. 

Los hechos se enmarcan entre los años 1949 y 1979 y dejaron una dura huella en la población que, realmente, es originaria de las tierras ocupadas e invadidas por los colonos británicos (cuyos descendientes ocupan actualmente todas las capas más altas de la Administración).

El presidente de Canadá, Justin Trudeau "El presidente de Canadá, Justin Trudeau"

Los abusos se produjeron en todo momento en residencias escolares del Gobierno, pero gestionadas por la Asociación Internacional Grenfell (IGA, en sus siglas en inglés). La organización tenía la intención de erradicar la lengua y cultura aborigen de la población, a la vez que ofreciía servicios religiosos y médicos.

Las disculpas se han limitado a la mera retórica. Trudeau ha asegurado que "la forma colonial de pensar condujo a prácticas que causaron un gran daño", porque "se enseñó a estar avergonzados de quiénes eran y de dónde venían" a la población que vivía en Canadá antes de que los colonos (que les marginaron) les invadiesen.

"A todos ustedes, lo sentimos", ha asegurado ante centerares de líderes indígenas y supervivientes, a los que reconoció que se les ofrece unas "disculpas retrasadas desde hace tiempo". Quizás por ello, y por lo "limitada" de su disculpa, el gran jefe de la nación innu, uno de los pueblos afectados, Greg Rich, se negó a acudir a la cita.

El líder de la comunidad innu, Greg Rich "El líder de la comunidad innu, Greg Rich"

"Muchos sufrieron negligencia y no se les alimentó, vistió o albergó de forma adecuada. Otros sufrieron abusos físicos, psicológicos y sexuales. Todos fueron privados del amor y los cuidados de sus padres, familias y comunidades", asegura el presidente canadiense.

El líder de la comunidad innu critica sus palabras y cree que la sociedad canadiense no afronta seriamente esta problemática: "Realmente no pienso que Canadá esté verdaderamente preparada para disculparse con los innu si no incluye el reconocimiento de otros daños sufridos por nuestro pueblo. No estoy convencido de que Canadá comprenda todavía lo que ha hecho a los innu y lo que sigue haciendo".

La mayoría de los territorios anteriormente colonizados por Inglaterra, entre los que se encuentran Canadá, Estados Unidos o Australia, enfrentan problemáticas de este tipo, que se intentan solventar en la actualidad.

Sin embargo, en estos tres países, los descendientes de los colonos continúan dirigiendo las capas más altas de la Administración, mientras que la población realmente originaria queda relegada a la marginalidad. Una situación que está lejos de revertirse.

Artículos recomendados

Comentarios