Buscar
Usuario

Ciencia

Cada generación nacida después de 1975 es más tonta que la anterior, según un estudio

Una educación diferente, y el hecho de perder el hábito de lectura en favor de los ordenadores y demás pantallas, claves en esta decadencia.

Millennials, generación Z y generación Touch, tenemos malas noticias. Un estudio noruego afirma que somos menos inteligentes que nuestros antecesores. Hemos roto el conocido como efecto Flynn, que afirmaba que cada generación iba aumentando su cociente intelectual. Hasta 1975 así lo demostraban los datos. Desde entonces, todo ha ido a peor. 

La explicación del efecto Flynn se debía a aspectos como la universalización de la educación, y a mejoras evidentes en la nutrición y la salud. Sin embargo, con el advenimiento de los millennials (los nacidos a partir de 1980), la tendencia se invirtió. Ahora nuestro cociente no hace más que caer drásticamente, llegando a perder hasta siete puntos por generación. 

Nuestro vicio a las pantallas o una educación mejorable, entre los principales factores

El estudio al que hacemos referencia, publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), se basa en los tests de cociente intelectual de jóvenes varones noruegos apuntados al servicio militar obligatorio del país nórdico. El Centro de Investigación Económica Ragnar Frisch ha recogido para el experimento más de 700.000 pruebas de los jóvenes militares desde 1970 a 2009.

Los datos son esclarecedores. El nivel medio de inteligencia de los nacidos en 1991 es cinco puntos inferior al de los nacidos en 1975, el momento de máximo esplendor de la mente humana, y tres puntos menos que el que tenían los nacidos en 1962, situados en pleno efecto Flynn.

La televisión, uno de los culpables del menor cociente intelectual de los jóvenes "La televisión, uno de los culpables del menor cociente intelectual de los jóvenes"

¿Cómo es posible que las generaciones que cuentan con más recursos sean las que peor cociente tengan? Precisamente esta pueda ser una de las causas. Los ordenadores, televisiones y demás dispositivos similares han arrinconado a los libros. Los jóvenes leen cada vez menos, lo que repercute directamente en su desarrollo intelectual. Otros factores, como una educación deficiente, también son claves para entender el problema.

Los resultados se asemejan a los de las primeras investigaciones que se hicieron al respecto. En 2013, un informe británico proclamaba que las personas de la era victoriana (1837-1901) también eran más lúcidas que las de ahora, entre otras cosas, porque tenían una mayor velocidad de reflejos. A este ritmo, nos superan hasta los de la Edad Media. 

Artículos recomendados

Comentarios