Buscar
Usuario

Vida

Un bombero se gasta 26.000 euros en tatuarse el cuerpo y la cara porque le ayudan a manejar el dolor

Este hombre de 43 años ha invertido mucho dinero en hacerse tatuajes, los cuales luce orgulloso en sus redes sociales.

Un bombero se gasta 26.000 euros en tatuarse el cuerpo y la cara porque le ayudan a manejar el dolor Un bombero se gasta 26.000 euros en tatuarse el cuerpo y la cara porque le ayudan a manejar el dolor

Foto: Instagram / @sweet_and_fire

Los tatuajes son elementos que quedan plasmados de por vida en la piel, es por ello que muchas personas deciden hacerse tatuajes que tengan algún significado especial para ellas (otras simplemente quieren hacerse un tatuaje, y también está muy bien). Hay quienes se tatúan el nombre de un ser querido, o quienes lo hacen para superar una época de depresión y baja autoestima, como es el caso de esta mujer.

A pesar de que la idea de hacerse un tatuaje suela ir ligada con el dolor que genera, Andreas Stauffige es adicto a ellos y opina que el dolor es algo totalmente subjetivo que puede controlarse. En el caso de este bombero de 43 años, tiene decenas de tatuajes por todo el cuerpo que muestra en su Instagram. También tiene la cara toda cubierta. El objetivo de todo esto es "aprender a tolerar el dolor para salvar más vidas".

Su historia con los tatuajes

Cuando cumplió 18 años se hizo su primer tatuaje y, más de veinte años después, ya ha gastado alrededor de 26.000 euros en tinta. Según Stauffige, el dolor no depende tanto de la zona en la que te hagas el tatuaje, sino del estado físico y mental que tengas, como si fuese algo subjetivo. Esto le ha llevado a ser totalmente adicto: "Necesito más, aunque tampoco tenga inspiración. Simplemente necesito tatuarme".

En palabras del bombero, "el dolor se puede entrenar", haciendo referencia a que cada persona tiene su propia tolerancia al dolor, la cual alega que se puede aprender a manejar. Al fin y al cabo, Stauffige está constantemente expuesto al dolor dado su trabajo. "Tan pronto como siento dolor, bien físico o mental, puedo manejarlo", mediante una respiración consciente y un estado de alerta constante. A pesar de los comentarios negativos que recibe frecuentemente, Andreas Stauffige explica que no le afectan.

Artículos recomendados

Comentarios