Homófobos aseguran que el huracán Harvey fue el castigo de Dios a los homosexuales

Homófobos aseguran que el huracán Harvey fue el castigo de Dios a los homosexuales

Iluminados del señor sentencian que el cambio climático no tiene nada que ver en los desastres naturales, que todo es culpa del colectivo LGTBI.

"Entonces Jehová hizo llover sobre Sodoma y sobre Gomorra azufre y fuego", reza la Santa Biblia en el capítulo 19, versículo 24 del Génesis. El Antiguo Testamento presenta un Dios vengativo que no dudó en destruir dos ciudades donde, según las sagradas escrituras, la perversión estaba a la orden del día. ¿Y quiénes eran en gran parte responsables de esto? Pues los homosexuales. 

En pleno siglo XXI, una lluvia de azufre no queda tan llamativa, sobre todo porque los efectos especiales a los que nos tiene acostumbrado Hollywood lo desluciría un poco, así que Dios decide recurrir a fenómenos naturales para castigarnos por nuestros pecados. ¿Por qué no se le ocurriría a Él lo de 'Sharknado'?

Siguiendo con citas bíblicas, que hoy nos hemos levantado muy religiosos, "quien esté libre de pecado que tire la primera piedra". Pero hay a quien le gusta señalar a los demás. ¿Por pecar? No, por ser libres, que a los fanáticos ese les suele molestar mucho. La última perla en este sentido la ha dejado Anna Coulter, que no ha dudado en asegurar que el huracán de Harvey ha sido un castigo divino a Houston por elegir a una alcaldesa lesbiana.

Dios castigando a los homosexuales

Para ubicar, Coulter es una tertuliana al estilo Isabel San Sebastián a la que, si bien nunca hay que tomársela en serio, de vez en cuando se pasea por televisión para hacer el mamarracho y dar que hablar con sus declaraciones polémicas. A través de Twitter, esta iluminada quiso responder a un artículo de la revista Politico que explicaba que el huracán Harvey es la mejor representación del cambio climático: "No creo que el Huracán Harvey sea el castigo de Dios a Houston por elegir una alcaldesa lesbiana. Pero eso es más creíble que lo del 'cambio climático'".

Annise Parker, la antigua alcaldesa de Houston, ha respondido a través de la misma red social poniéndole un poco de comedia al asunto, ya que este tipo de comentarios, además de dejar en evidencia a quien los dice, no se pueden tomar demasiado en serio. "Maldita sea, pensaba que nadie sabía que tengo un súper poder sobre el clima". Parece ser que Tormenta, el mítico personaje de X-MEN, es lesbiana y ha sido alcaldesa. 

Y una poquita de transfobia

Los cromañones, como las desgracias, nunca vienen solos. Kevin Swanson, pastor evangélico al que ya conocemos por asegurar que la nueva película de 'La Bella y la Bestia' iba a provocar una rebelión de gays y zoofílicos, se ha subido al carro para señalar al colectivo LGTBI y a todos aquellos que lo apoyan como responsables del desastre climático que ha dejado a miles de desplazados y a 50 víctimas mortales.

Según Swanson, que ha sido un poquito más original, el huracán ha llegado porque Texas no aprobó una ley tránsfoba de los lavabos como la que tienen en Carolina del Norte: "La semana pasada el estado de Texas falló a la hora de aprobar una ley similar a la ley de los lavabos de Carolina del Norte que habría prevenido que los hombres travestidos usaran los baños de mujeres en el estado de Texas. Dos republicanos no permitieron que la ley se aprobara, querían alentar esa abominación de que los hombres intenten vestirse de mujer en el estado de Texas".

Kevin Swanson, pastor evangélico e iluminado homófobo "Kevin Swanson, pastor evangélico e iluminado homófobo"

Por un momento, Swanson casi se dio cuenta de las tonterías que estaba diciendo, por lo que trató de explicarse: "No decimos que Dios haya enviado el huracán sólo por esto, pero estamos buscando cosas por las que el estado de Texas y la ciudad de Houston deberían arrepentirse. Esperamos que estén prestando atención. Si rechazan a Jesús, si continúan en su pecado, hay una advertencia para ellos. Tienen que tomar nota y darse cuenta de que hay un Dios en el cielo, Él hace sus Juicios y Él pide a la nación que se arrepienta. Y lo está haciendo ahora mismo".

Para acabar, decidió señalar también a la exalcaldesa de Houston: "Es interesante que pase en la ciudad de Houston que, aparentemente, tuvo una alcaldesa muy, muy, muy agresivamente pro-homosexual hasta 2016. Jesús ha enviado un mensaje. Salvo que América se arrepienta, salvo que Houston se arrepienta, todos perecerán."

Desde aquí solo nos queda recordar el caso de aquel líder cristiano que predicaba que Dios enviaba desastres naturales para castigar a los gays y su casa acabó destruida por las inundaciones. Karma le llaman. 

Comentarios