Una inundación destruye la casa de un líder cristiano que creía que Dios enviaba desastres naturales para castigar a gays

Una inundación destruye la casa de un líder cristiano que creía que Dios enviaba desastres naturales para castigar a gays

Tony Perkins, líder cristiano de Louisiana, también defendía que la pederastia era un problema de los homosexuales. Su casa quedó destrozada por una inundación recientemente. El karma se la ha devuelto.

Noticias Maribel Baena Maribel Baena 19 Agosto 2016 13:25

Tony Perkins es el líder de grupo cristiano Family Research Council, tristemente famoso por haber declarado en el año 2015 que una tormenta ocurrida en Hawai y que arrasó la isla fue "una señal de la ira de Dios en castigo por la legalización de los matrimonios homosexuales". De esta forma, se señaló públicamente como una persona homófoba, y que de verdad creía que su dios castigaba a los homosexuales por su orientación sexual a través de las catástrofes naturales.

El caso se hubiera quedado ahí, de no ser porque esta semana su vivienda familiar ha sido derruida por las inundaciones producidas en el estado de Louisiana. ¿El karma se está cobrando sus propias víctimas? ¿O es una casualidad muy irónica? Sea como sea, Perkins ha vuelto a ser noticia.

Tony Perkins, líder de un grupo cristiano "Tony Perkins, líder de un grupo cristiano"

Sus ataques hacia las personas homosexuales no se limitaron a afirmar que Dios les castigaba por su forma de ser. Además, ha comparado en reiteradas ocasiones la homosexualidad a la pederastia; decía que este comportamiento era típico de personas que se sentían atraídas por alguien de su mismo sexo. Homófobo hasta decir basta, Perkins debería ver en la destrucción de su casa por un desastre natural una especie de castigo a su comportamiento.

Según explicó en su propio programa de radio, "se trata de una inundación de proporciones casi bíblicas. Tuvimos que escapar de nuestro hogar el sábado en canoa. Había casi tres metros de agua, y la casa quedó completamente inundada". No ha hecho ningún tipo de referencia a que él considerara eso un castigo de su dios; se ve que al verse él como víctima, no le ha hecho gracia asociar estos conceptos.

Las inundaciones que están afectando a Louisiana son las más fuertes que el estado ha sufrido desde hace décadas. Trece personas han fallecido ya, y más de treinta mil han tenido que ser rescatadas de sus viviendas, dejando estas prácticamente inutilizadas. Lo único positivo de esta situación es que quizá Perkins se replantee la posibilidad de que nadie envía estos desastres naturales para castigar a nadie, sino que, simplemente, suceden debido a las condiciones meteorológicas. O quizás no. Hay personas muy tercas.

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados