La Fiscalía General del Estado vincula el aumento de 'manadas' al consumo de pornografía

La Fiscalía General del Estado vincula el aumento de 'manadas' al consumo de pornografía

Cree que "se trata de un fenómeno que guarda relación con el uso de la pornografía a través de las redes, donde se representa a la mujer cosificada".

"En 2018 hubo un aumento de violaciones en 'manada'", según las conclusiones a las que ha llegado la Fiscalía General del Estado. Las cifras son, sin duda, escalofriantes. Los delitos sexuales aumentaron en España un 23,2% desde 2017. Y según los datos del Ministerio Público, los procedimientos iniciados por delitos de naturaliza sexual aumentaron hasta 18.986 en 2018.

Los delitos contra la libertad sexual fueron "los que dieron lugar a un mayor número de escritos de calificación en el procedimiento de sumario, un total de 1.345, de los que 404 fueron por agresiones sexuales, 107 por violaciones y 338 por abusos sexuales", se traslada en la Memoria Anual de la Fiscalía presentada el pasado día 9 ante el Tribunal Supremo.

Además, los ciberdelitos han aumentado en un 13% en 2018, respecto al año anterior, llegando así a registrarse 1207 casos. 754 de estos se correspondían con pornografía infantil, 326 fueron delitos contra la libertad sexual, y 127 child grooming (acoso sexual a menores).

La Fiscalía General del Estado vincula las violaciones en 'manada' al consumo de pornografía "La Fiscalía General del Estado vincula las violaciones en 'manada' al consumo de pornografía"

Las violaciones en 'manada' y su relación con la pornografía

"El incremento de la violencia entre los jóvenes es muy inquietante; especialmente en los casos de delitos de naturaleza sexual ejercida en grupo. Se trata de un fenómeno que guarda relación con el uso de la pornografía a través de las redes, donde se representa a la mujer cosificada. Una situación que hay que afrontar desde el ámbito educacional, en el que padres y administradores tienen que aunar esfuerzos para asegurar la transmisión de valores de igualdad, respeto y no discriminación", se puede leer en la memoria.

Los investigadores alertan, además, que se trata de una pornografía cada vez más violenta y cada vez más sin límites en cuanto a prácticas sexuales se refiere, siendo algunas de ellas incluso ilegales.

Comentarios