Si no tenías suficiente con la pizza hawaiana, llega la pizza de fabada

Si no tenías suficiente con la pizza hawaiana, llega la pizza de fabada

El curioso plato combinado nació hace unos años en una localidad gallega de Pontevedra.

Vida Christopher Mackenzie Christopher Mackenzie 20 Noviembre 2017 17:45

Desde hace varios años, prolifera un debate culinario sobre qué ingredientes añadir al plato italiano más conocido, con permiso de la pasta. Añadir piña a la pizza es considerado por sus detractores como un verdadero atentado contra la papila gustativa. Resulta hasta extraño que todavía no se haya producido la Tercera Guerra Mundial por este motivo.

Aunque si algo no sería raro es que una pizza con piña haya provocado grandes discusiones entre una pareja de amigos, de novios o novias o en el seno familiar mientras decidían si añadir el polémico ingrediente o dejarlo al margen en esa ocasión.

Son muchos los que se atreven a combinar estos dos alimentos pero muy pocos los que lo reconocen con orgullo en público. La polémica de la pizza con piña ha llegado incluso hasta el presidente de Islandia que llegó a bromear con prohibirla, aunque luego tuvo que aclarar que se alegraba de no tener el poder de prohibir lo que no le gusta.

Sin embargo, un nuevo plato especial podría haber revolucionado las cocinas de todos los restaurantes de España: la pizza con fabada. ¿Se trata de un gran invento que ha tenido éxito o ha obtenido un verdadero fracaso tras su puesta en marcha? Los extranjeros no son los únicos que, al parecer, cometen atrocidades culinarias como el famoso sándwich de paella. 

La pizza con fabada: ¿delito o invento revolucionario?

La pizza hawaiana suscitó una gran polémica, ahora lo hace la de fabada "La pizza hawaiana suscitó una gran polémica, ahora lo hace la de fabada"

Pues bien, ¿alguien se imagina la fusión de la pizza italiana con la fabada asturiana? Este plato que para muchos supondría un verdadero suicidio culinario, estuvo presente en un establecimiento llamado Cacho Pizza en Carballiño (Pontevedra). Álvaro fue la persona encargada de ponerla a la venta durante un periodo de tiempo. Según declara al diario digital Público, la famosa fotografía que se ha viralizado en las redes sociales donde se promociona este novedoso plato tiene una antigüedad de unos cinco años. 

"Hace tres años que no se encuentra en el menú", declaró al citado medio. Son dos los motivos que hicieron que este nuevo y revolucionario plato culinario -que ha revolucionado más bien a la fauna internauta en lugar de los estómagos de los españoles- desapareciera del menú tras unos pocos años en la carta. 

Una de las razones que han provocado que este esperpento plato se esfumara velozmente ha sido, básicamente, el esfuerzo inhumano que se tenía que hacer para lograr elaborarlo. Primero había que cocinar la fabada y, posteriormente, extenderla sobre la masa de la pizza para poder así hornearla. Su impulsor asegura que el tiempo de horneo no era mucho debido a que "la masa no necesita tanto tiempo".

Sin embargo, el segundo motivo -y, en realidad, el principal- por el que se dejó de ofertar a los clientes fue porque no terminó de calar, a diferencia de la denostada y polémica pizza con piña. "En invierno se vendía alguna pero en verano no tanto, como es normal, porque es un plato un poco contundente", afirmó al mismo diario.

Sea como fuere, la pizza con fabada tiene muy pocas probabilidades de suscitar un gran debate nacional. Su puesta en marcha ha sido un rotundo fracaso, aunque ha logrado levantar pasiones y prender la chispa humorística de los internautas gracias a la imagen de promoción de Cacho Pizza en la que se aseguraba que era "placer para tus sentidos".

La respuesta de las redes sociales

En las redes sociales, sus detractores no han desaprovechado la oportunidad para criticar un plato muy cuestionado y el humor ha sido la tónica general:

Comentarios