Buscar
Usuario

Noticias

Amelia, de cantar 'Let it Go' en un búnker a interpretar el himno de Ucrania en Polonia

La pequeña, que se hizo viral hace unas semanas, se ha convertido en una de las refugiadas que ha conseguido escapar de la guerra.

Amelia, de cantar 'Let it Go' en un búnker a interpretar el himno de Ucrania en Polonia Amelia, de cantar 'Let it Go' en un búnker a interpretar el himno de Ucrania en Polonia

Foto: Captura

Con tan sólo 7 años, Amelia Anisovych consiguió conquistar al mundo entero después de que su interpretación de 'Let It Go' se hiciera viral al ser cantada desde un refugio en Kiev en el que la pequeña se encontraba con su familia debido a la guerra de Ucrania.

Así, la menor interpretaba la canción de la película de Disney 'Frozen' con una dulzura increíble. A su alrededor se podía observar cómo todos se paraban a escucharla y cuando esta termina de cantar, el grupo estalla en vítores y aplausos. El vídeo se convirtió en uno de los más virales en redes sociales desde que empezara la guerra.

Ahora, Amelia se encuentra a salvo y ya como refugiada ha vuelto a cantar, pero esta vez ha sido invitada a hacerlo ante miles de personas en Polonia, el país donde se encuentra ahora.

Vestida con un traje blanco, con bordados típicos de Ucrania y con unas características trenzas, la pequeña ha actuado en el estadio Atlas Arena, situado en la ciudad polaca de Lódz y, pese a la gran cantidad de gente, nuevamente ha conseguido que todo el mundo se quedara en silencio para escucharla cantar, esta vez el himno de Ucrania.

La actuación tuvo lugar dentro de un concierto benéfico llamado 'Juntos con Ucrania', un evento destinado a recaudar fondos precisamente para todos los refugiados llegados al país. En el evento también cantaron otros artistas como como Marcin Wyrostek, Dagadana, Igo, Jerry Heil o Daria Zawialow.

El viaje de Amelia

Amelia, como tantos otros, se ha convertido en una de las refugiadas que ha conseguido escapar de la guerra que se está produciendo en Ucrania, su país natal. Fue el pasado 9 de marzo cuando la pequeña dejaba atrás su país y lo hacía acompañada de su abuela y de su hermana Misha, de 15 años.

Sus padres, Lilia y Roman, se han quedado en Kiev, ciudad donde vivía la familia, y forman parte de las milicias civiles que defienden la ciudad sin tener apenas formación militar ni medios para ello.

El viaje de Amelia hacia Polonia ha durado unas tres semanas. Después de estar seis días encerrados en el refugio-sótano, donde escaseaban el agua y la comida, la familia decidió salir, coger un tren e intentar salvarse, algo que finalmente han conseguido pese al alto coste que supone el viaje y las duras condiciones a las que se enfrentan todas las personas que intentan huir del país.

Artículos recomendados

Comentarios