Buscar
Usuario

Música

ABBA: Así nació el fenómeno musical sueco más exitoso de todos los tiempos

El cuarteto regresa con dos temas inéditos, nuevo álbum y una serie de conciertos en Londres con hologramas, programados para 2022.

ABBA: Así nació el fenómeno musical sueco más exitoso de todos los tiempos ABBA: Así nació el fenómeno musical sueco más exitoso de todos los tiempos

Foto: GTres

Todos nos acordamos, y probablemente aún escuchemos cada día, todos esos hits con alma romántica, nostálgica y un tanto familiar. ABBA ha vuelto a la escena musical 39 años después de su separación con dos nuevos temas, un espectáculo en vivo que verá la luz en 2022 y un nuevo trabajo discográfico que saldrá a la venta en noviembre.

Un legado que resucita y que pese a que aún continuaba muy presente en la tradición musical del planeta, la vuelta a los escenarios de Benny Andersson, Björn Ulvaeus, Anni-Frid Lyngstad y Agnetha Fältskog, y pese a que ya lo intentaron en 2018, ha pillado por sorpresa a muchos, que hace años ansiaban el regreso de los ganadores del Festival de Eurovisión 1974 con ese particular sonido schlager, tan pegadizo, que tanto ha contribuido a la música pop que actualmente escuchamos y que tanto ha triunfado y continúa haciéndolo en los países escandinavos y el resto del mundo.

Su regreso ha revolucionado a la industria musical, tanto que en los preparativos se ha incluido la construcción de un estadio en un suburbio de Londres (Reino Unido), con capacidad para 3.000 personas, que podrán acudir a vibrar con su nuevo show, 'Voyage', el próximo año. Este acontecimiento se desarrollará en formato digital con hologramas, que los propios Benny, Björn, Anni-Frid y Agnetha han grabado y preparado para la ocasión.

La joya de la corona es el lanzamiento de un nuevo álbum con temas inéditos que, en palabras del propio grupo durante la presentación del proyecto en Estocolmo y Londres, comenzó a fraguarse cuando grabaron 'I Still Have Faith In You' y 'Don't Shut Me Down', los dos temas que vinieron acompañados del anuncio de su vuelta a la música y que llevaban años guardados en algún cajón de Estocolmo.

El resto de canciones formarán parte del disco y verán la luz en noviembre, cuando ya no nos queden uñas que mordernos. Sea como fuere, estamos seguros de que las cálidas armonías vocales de Frida y Agnetha, con estribillos agridulces tan dorados como muchos de los recurrentes y despampanantes estilismos que solían lucir, volverán a ser las protagonistas de todos ellos.

Hasta que llegue el momento, ¿por qué no damos un 'ligero' repaso a su exitosa trayectoria musical?

Melodifestivalen, la cuna de su triunfo

Los de Estocolmo se reunieron formalmente como grupo en 1972 y todos ellos habían tenido ya experiencias musicales que avalaban su trayectoria y boyante aplomo sobre los escenarios. Benny había sido miembro de la banda de pop rock The Hep Stars, cuyos temas eran habitualmente versiones de otras canciones que habían tenido un relativo impacto en la escena musical internacional. En 1969, probó suerte como compositor en el Melodifestivalen, la popular preselección sueca para Eurovisión, con 'Hej clown', interpretada por Jan Malmsjö. Sin embargo, y aunque la pieza empató a puntos con 'Judy min vän', fue finalmente Tommy Körberg quien acudió a cantar al Teatro Real de Madrid. Sería la primera tentativa, aunque no la última, que Andersson tuvo de participar en el festival europeo.

Por otro lado, Björn también era integrante de un grupo de música folclórica sueca, The Hootenanny Singers, persiguiendo una carrera como productor, lo que le llevó a conocer a Benny tras haber coincidido en varias citas musicales. En 1966, ambos escribieron 'Isn't it easy to say', que fue lanzada bajo el sello de la discográfica Polar Music e interpretada por The Hep Stars. Han pasado 55 años de aquel acontecimiento.

Agnetha y Frida también hicieron sus pinitos discográficos paralelamente. La primera lanzó al mercado cuatro álbumes de estudio y más de 15 sencillos, aunque la segunda, Lyngstad, consiguió por su parte ser reconocida por el gran público tras ganar un concurso de talentos a los 13 años, en 1963. Allí conoció a Björn Ulvaeus. En 1969, la noruega compitió en el Melodifestivalen 1969 y pudo conocer a Benny Andersson, quien rápidamente se percató de sus habilidades frente al micrófono.

En abril de 1970, durante un viaje a Chipre y tras el cese de la actividad musical de The Hep Stars y The Hotenanny Singers, habiendo colaborado en varias composiciones en las que Benny y Björn se habían asociado como dúo, los cuatro realizaron su primera actuación musical frente a representantes militares de las Naciones Unidas. Al volver a Suecia, su trabajo en el estudio se hizo público y presentaron varios sencillos con Agnetha y Frida acreditadas como voces secundarias de los temas.

Tras no obtener el beneplácito del público, generando críticas negativas cuando presentaron su espectáculo 'Festfolk', decidieron seguir adelante con sus carreras musicales de forma individual.

Victoria en Brighton

Pese a ello, siguieron involucrados, conjuntamente, en sus respectivos proyectos hasta que el amor irrumpió en sus vidas, llevando a Björn y Agnetha a contraer matrimonio en 1971.

Stig Anderson, dueño de Polar Music, confió en la prometedora maña de Björn y Benny y no paró hasta volver a presentarlos al Melodifestivalen, con el objetivo de producir un hit mundial. Primero lo hicieron en 1971, con 'Det kan ingen doktor hjälpa' y 'Välkommen till världen', no tuvieron suerte y lo intentaron de nuevo en 1972 con la voz de Lena Andersson y el tema 'Säg det med en sång'. Quedaron clasificados en tercer lugar, lo cual les animó a seguir al pie del cañón.

Japón supo apreciar las composiciones de Björn y Benny y los cuatro viajaron en varias ocasiones a tierras niponas en el verano y otoño de aquel año. En una de ellas representaron a Suecia en el festival Yamaha Music. Su progreso y su notoria y progresiva aceptación les hizo a todos ellos replantearse si debían continuar únicamente como grupo y unir fuerzas de una vez por todas.

Sin dejar de lado el Melodifestivalen, volvieron en 1973 con la 'Ring Ring', en sueco, habiendo grabado juntos su primer álbum en el verano de 1972 en el que emplearon sus nombres de pila para su acreditación. No pudieron hacerse con la victoria y acabaron en tercer lugar, pero el cohete ABBA ya había despegado con este tema y la respetable acogida que su versión en inglés tuvo en algunos países del viejo continente, sentando las bases de lo que sería su fulminante victoria al año siguiente en Brighton (Reino Unido) y adoptando finalmente el nombre con el que el mundo entero les ha conocido durante 48 años.

Dejando al lado las trifulcas con una compañía de mariscos sueca con el mismo nombre, y comenzando a labrar su futuro discográfico, el barco siguió zarpando hasta que fueron seleccionados como la candidatura sueca en Eurovisión 1974 en plenos preparativos de su segundo álbum. Ganaron la final nacional con 'Waterloo' escogiendo unos atuendos de clara inspiración glam rock para vestir durante su actuación, y que de la misma forma repitieron en el festival europeo bajo la firma del diseñador Inger Svvenke.

Se presentaron en Gran Bretaña con Sven-Olof Walldoff como director de orquesta, vestido de Napoleón Bonaparte, rindiendo homenaje al título del tema que interpretarían sobre el escenario. Finalmente, el grupo resultó vencedor con 24 puntos, tras una emocionante voación dentro de las paredes del recinto The Dome, en las que impusieron a nombres como la actriz y cantante australiana Olivia Newton John, conocida por su papel en 'Grease'; o la italiana Gigliola Cinquetti, que por aquel entonces se atrevía una vez más en el concurso tras su victoria en 1964 con 'Non ho l'eta'.

'Waterloo' se convirtió en número uno en un abrir y cerrar de ojos, fue el primer sencillo de Björn, Benny, Agnetha y Frida en alcanzar la cima en Reino Unido, y pese a que no es la canción eurovisiva que más ventas ha cosechado en la historia, fue declarada como la mejor canción del Festival de Eurovisión en el año 2005, tras una conmemorativa gala celebrada por los 50 años de existencia del concurso, superando a artistas como los Olsen Brothers, Mocedades, Johnny Logan, Domenico Modugno, France Gall, Brotherhood of Man o Céline Dion. Uno de sus hijos recogió el galardón en su nombre.

Un futuro como leyenda global de la música

La experiencia eurovisiva supuso el nacimiento del fenómeno en el que ABBA se convirtió a lo largo de los 10 años siguientes a su participación en el certamen. Realizaron su primera gira internacional ese mismo año y viajaron por todo el mundo a lo largo de los años venideros, acaparando las portadas de las principales publicaciones y revistas. Por otro lado, también se presentaron ante los ojos de los televidentes de programas de referencia de la época como 'Top of the Pops', 'Domino', 'Señoras y Señores','Let Poland Be Poland', 'Saturday Superstore', 'The Late Late Breakfast Show' o 'Show Express' . Eso sí, su éxito no fue cosa de un día.

Como se suele decir "Roma no se construyó en un día", y pese a que los de Estocolmo son historia de la música, referentes de la música pop en su país de origen desde prácticamente sus comienzos musicales, su ascenso musical y las más de 400 millones de ventas mundiales fueron el resultado de un arduo y extenso trabajo. Tanta ha sido su influencia que otras bandas posteriores como Ace of Base, A-ha, Aqua y Roxette parecen haberse inspirado en ellos, eso sin contar las numerosas personalidades musicales internacionales que se han basado en los éxitos del grupo, como Lady Gaga, Madonna, Kylie Minogue, U2, Nirvana o The Corrs, para crear sus propios trabajos, o incluso versionar sus temas y rendirles homenaje.

A finales de los años setenta, ABBA logró convertirse en la banda con el número más alto de ventas discográficas de la década y su música continuó traspasando fronteras, tanto que llegaron a tantos rincones como éxitos habían escrito -sin contar los que aún continúan bajo llave en Gamla Stan-. Su popularidad fue palpable especialmente en países de habla inglesa, como Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica, Canadá y Estados Unidos. No tanto en la Unión Soviética, donde el régimen socialista llegó a censurar de los cines 'ABBA: The Movie' y sus trabajos discográficos.

32 publicaciones y 400 millones de ventas

Hasta su desintegración en 1982 por motivos que no están del todo claros, pues realmente catalogaron su descanso como "temporal", el grupo grabó seis discos más:'ABBA' (1975); 'Arrival' (1976); 'The Album' (1977); 'Voulez-Vous' (1979); 'Super Trouper' (1980) y 'The Visitors' (1981). Cuatro de ellos superan cada uno las 15 millones de copias vendidas.

En otra esfera se encuentran los numerosos e incontables recopilatorios y ediciones especiales de toda su colección discográfica, el último vio la luz 2008; así como 10 en formato dvd; y dos álbumes en vivo, uno en 1986 y otro en 2014. Este último incluye, sonoramente, su transgresora y memorable aparición ante el público del Wembley Arena en 1979. En conjunto, y sin contar los sencillos, suman 32 publicaciones a lo largo de 36 años.

La lista interminable de canciones que aún figuran en la memoria colectiva de todos nosotros hace que sobre estas líneas podamos ir mucho más allá de los temas ya mencionados, u otros como 'Mamma Mia', 'Fernando', 'Dancing Queen', 'Chiquitita', 'SOS', 'Thank you for the music', 'The Winner Takes It All', 'Take a Chance On Me' o 'Money, Money, Money', la mayoría de ellos patrimonio del legado musical del género pop a lo largo de la historia.

Si bien es cierto que Björn y Benny no terminaron de desligarse de Eurovision, pues en 2013 compusieron el himno oficial de la edición celebrada en Malmö junto al productor, ya fallecido, Avicii, el Melodifestivalen volverá en 2022 con su tradicional gira por la geografía sueca durante los meses de febrero y marzo con el fin de encontrar al sucesor del joven Tusse. ¿Harán los suecos algún guiño en referencia a su regreso durante el espectáculo?

Pese a que a lo largo de las cuatro décadas que llevan separados no han vuelto a subirse juntos a un escenario, aunque sí que ha sido frecuente verles en otros proyectos realizados en su nombre, como el musical de niños Abbacadabra, en 1983; en el programa de la televisión sueca 'This is your life' en 1986; o en los estrenos y presentaciones del musical 'Mamma Mia!'. Ahora, y tras más de 40 años, volveremos a escucharlos juntos con nuevos temas bajo el brazo.

Lo cierto es que Björn, Benny, Frida y Agnetha se han adaptado a los nuevos tiempos, así pretenden demostrarlo en 2022 con su futurístico show junto a una banda de 10 músicos y su presente incursión digital y multimedia en la red social Tiktok, donde en pocos días, tras su aparición el pasado agosto, consiguieron cerca de 7 millones de reproducciones en un solo vídeo.

Aunque desconocemos cómo sonarán el resto de temas de 'Voyage', 'I still have faith in you' y 'Don't Shut Me Down' continúan con la estela de su trayectoria musical anterior, por lo que podría decirse que ABBA seguirá siendo ABBA casi 50 años después de su primer disco, así que...¡Gracias por la música!

Artículos recomendados

Comentarios