Las 10 películas sobre drogas que te dejarán helado

Las 10 películas sobre drogas que te dejarán helado

Seleccionamos diez títulos que después de verlos harán que dejes de pensar en drogas para siempre.

Cine Javier Parra Javier Parra 04 Noviembre 2017 18:30

El consumo de estupefacientes ha estado presente a lo largo de casi toda la historia del ser humano. Desde tiempos inmemoriales en los que chamanes y sacerdotes empezaban a dominar el uso (y disfrute) de según qué tipos de estimulantes, narcóticos o sustancias psicotrópicas.

Como no podía ser de otra forma, las drogas también forman parte de la historia del cine, habiendo sido en más de una ocasión uno de los temas centrales para componer historias.

¿Quién no recuerda la famosa escena del pinchazo de adrenalina a una Mia Wallace desnortada por culpa de la cocaína? ¿O a Al Pacino hundiendo la cara sobre un plato de polvo blanco en 'El precio del poder' de Brian de Palma? Sea como sea, y pese al tabú que en muchos lugares sigue siendo lo de hablar de drogas (de su consumo y consecuencias), son varios los momentos cinematográficos que se han quedado en la retina del espectador.

En el presente artículo, seleccionamos diez títulos que logran que todo aquel que llegue a ver en el consumo de drogas algo interesante, se lo tenga que replantear un par de veces. Porque siendo testigos de cómo el abuso de las drogas trae consecuencias nefastas, ahí va nuestra selección con personajes al límite y una naturalidad en sus historas que es la que ha conseguido estremecer al público.

1 'Yo, Cristina F.'

'Yo, Cristina F.', de Uli Edel "'Yo, Cristina F.', de Uli Edel"

Inspirada en la historia real de Christiane Vera Felscherinow, le obra de Edel es una de las películas más perturbadoras y descarnadas que han abordado la drogadicción en el cine, sobre todo si partimos de la base que aquello que nos cuenta está basado en 'Los niños de la estación del Zoo', novela autobiográfica de la propia Christiane, quien narra su terrible adicci´´on a la heroína a mediados de los setenta en Berlín.

Con tan solo 14 años de edad, la joven empezó a prostituirse para poder pagar sus dosis diarias, y durante el tiempo en el que se convirtió en una de las drogadictas de la zona, pudo ver cómo la Muerte se llevaba a varios de sus amigos. 

Natja Brunckhorst fue quien encarnó a la protagonista, en un rol para el que sus padres tuvieron que dar el visto bueno, debido a la dureza de las situaciones que debía representar. Uno de los apuntes más terribles de toda esta situación es que la verdadera Christiane sigue vive a día de hoy y que hay quienes se atreven a etiquetarla como la yonki más famosa de la historia. A sus 55 años, continúa siendo una adicta.

2 'Trainspotting'

'Trainspotting', de Danny Boyle "'Trainspotting', de Danny Boyle"

Es de la mente de Irvine Welsh de donde surge la idea que nos cuenta 'Trainspotting', segundo largometrahe de Danny Boyle y con el que dio el golpe sobre la mesa para ser considerado uno de los talentos a seguir de cara al nuevo siglo.

Estrenada en 1996, nos lleva hasta el día a día de una pandilla de amigos de Edimburgo, un grupo de adictos a la heroína que viven abstraídos de una realidad que observan desde el punto de vista de un colocón permanente, desde el cual serán testigos de una serie de terribles hechos, como lo es la espeluznante escena del bebé muerto en la cuna.

Convertida en título de culto casi instantáneo, contiene además la secuencia con uno de los cuartos de baño más sucios e infectos de la historia del cine. Porque Boyle supone plasmar a la perfección la decadencia a la que lleva el consumo de heroína, pese a la capa de sátira y humor negro que impregna la cinta.

3 'Miedo y asco en Las Vegas'

'Miedo y asco en Las Vegas', de Terry Gilliam "'Miedo y asco en Las Vegas', de Terry Gilliam"

Nadie mejor que Gilliam para dirigir una de las obras más lisérgicas de finales del siglo XX, para la que contó con unos Johnny Depp y Benicio del Toro pasados de vueltas, quienes encarnaron a Raoul Duke y Dr. Gonzo, personajes creados por el periodista Hunter S. Thompson que se embarcan en un viaje psicotrópico hacia Las Vegas con un cargamento de pastillas y mescalina.

La obra original fue una crítica mordaz al consumismo, como buena hija de la contracultura de la década de los setenta. Gilliam consiguió plasmar parte de las diretrices que Thompson reflejaba en su obra, y pese a que el tono de comedia impregne el metraje, puede que haya quienes se lo piensen un par de veces antes de coquetear con las sustancias alucinógenas.

4 'Traffic'

'Traffic', de Steven Soderbergh "'Traffic', de Steven Soderbergh"

Ganadora de cuatro Oscars de la Academia (Mejor Director para Soderbergh, Mejor Actor para Benicio del Toro, Mejor Guion Adaptado y Mejor Montaje), 'Traffic' fue una de las sensaciones del año 2000, no solo por reunir a un reparto de estrellas en una película de historias cruzadas, sino porque volvió a poner de actualidad el mundo del tráfico de drogas en el cine mainstream.

Michael Douglas interpretaba a un juez recién nombrado Presidente de la Oficina de la Política Nacional del Control de Drogas, el cual debía lidiar con la adicción a la cocaína de su hija. Mientras, en la frontera con México el policía Javier Rodríguez (Del Toro) hacía frente a uno de los mayores cárteles de la droga.

Soderberh ponía el dedo en la llaga y hablaba sin tapujos del mundo del narcotráfico y presentaba el drama que se hace presente cuando una adicción invade un hogar.

5 'Réquiem por un sueño'

'Réquiem por un sueño', de Darren Aronofsky "'Réquiem por un sueño', de Darren Aronofsky"

Uno de los títulos más radicales en cuanto a la plasmación de las adicciones (y sus letales consecuencias), vino firmada por Aronofsky en el año 2000.

En 'Réquiem por un sueño', Jared Leto y Jennifer Connelly son Harry y Marion, dos jóvenes dispuestos a todo por conseguir sus sueños, pese a que ello implique involucrarse en una espiral de angustia y deseos que solo se cumplirán con pérdida de la dignidad mediante.

De forma paralela, cabe recordar que Julia Roberts le robó el Oscar a Ellen Burstyn ese mismo año, ya que la actriz se entregó en cuerpo y alma intepretando a Sara Goldfarb, una ama de casa obsesionada con los concursos de televisión que acababa perdiendo la cordura tras su volverse adicta a las anfetaminas.

6 'Blow'

'Blow', de Ted Demme "'Blow', de Ted Demme"

De nuevo el narcotráfico como principal elemento dentro de un título mainstream. Johnny Depp y una Penélope Cruz recién llegada a Hollywood fueron quienes encarnaron a George y Mirtha Jung, personajes creados por el novelista Bruce Porter, quien se inspiró en una historia real sobre el triunfo de dos personas aparentemente normales que acabaron siendo los reyes de los cárteles de la droga colombianos.

Pese a que Demme cuente con cierta sorna el auge y caída de los dos capos encarnados por un Depp que empezaba a dar señales de que el histrionismo empezaba a sobrepasarle, y una Cruz nominada al Razzie en 2001, el infierno que se esconde detrás del glamour, los jets privados y las montañas de dinero asoma cual aviso amenazante.

7 'Cookers, peligrosa adicción'

'Cookers', de Dan Mintz "'Cookers', de Dan Mintz"

En clave de terror, llegaba en 2001 un título independiente que pasó desapercibido para el gran público, 'Cookers, peligrosa adicción', en la que dos adictos al cristal, Hector (Brad Hunt) y Dorena (Cyia Batten), deciden hacerse ricos cocinando metanfetamina (mucho antes de que lo hiciese Walter White) en una granja abandonada en medio del bosque.

Como en toda película de horror que se precie, es evidente que el hecho de meter a dos personajes en un lugar aislado nunca saldrá bien. Leyendas escabrosas, paranoias y alucinaciones se convertirán en algunos de los principales motivos que circularán a lo largo de un film que bien podría ser la representación de un mal viaje por culpa de las drogas.

8 'Spun'

'Spun', de Jonas Akerlund "'Spun', de Jonas Akerlund"

Jason Schwartzman, Mena Suvari, Brittany Murphy, John Leguizamo y Mickey Rourke protagonizan este título que aún no logramos compreder el porqué no tiene ya la etiqueta de culto.

El sueco Akerlund, con una larga trayectoria como director de videoclips, debutaba en Hollywood con una película que define a la perfección aquello de "drug movie", cuyo montaje puramente electrizante y la conjugación de primeros planos sobre los personajes, lograban transmitir la sensación de desasosiego que todo aquel que haya probado el speed sabrá percibir.

Enervante y divertida (por el tono de comedia ácida que impregna el metraje) a partes iguales, 'Spun' funciona por ser fiel a lo que cuenta: el día a día en la vida de un grupo de personajes con unas vidas acabadas por culpa de la droga.

9 'El lobo de Wall Street'

'El lobo de Wall Street', de Martin Scorsese "'El lobo de Wall Street', de Martin Scorsese"

Muchos fueron los que llegaron a envidiar al verdadero Jordan Belfort, el broker acusado de estafa bursátil cuyo desmesurado tren de vida inspiró 'El lobo de Wall Street', desmadrado título de un Martin Scorsese que se basó en la autobiografía del propio Belfort, y quien contó con Leonardo DiCaprio en uno de los roles más arriesgados y ya míticos de su carrera.

Pese a lo deleznable del personaje encarnado por el actor, éste consigue convertir el carrusel de emociones que es la obra de Scorsese en toda una declaración de intenciones que van más allá del cuestionamiento moral, pues desde el primer momento somos testigos de que estamos ante un protagonista de ética cuestionable.

Cabe recordar que la gran tocada de fondo que tendrá el Belfort del celuloide es aquella por culpa del cuelgue debido a la injesta de metacualona, potente sedante con efectos parecidos a los de un barbitúrico al que as adicto, y que nos traerá una de las escenas más sublimes (a la par que grotescas) de un film donde no pueden faltar kilos de cacína y litro de alcohol.

10 'Krisha'

'Krisha', de Trey Edward Shults "'Krisha', de Trey Edward Shults"

Pocas cosas existen que pongan más los pelos de punta que las reuniones familiares. De ahí parte Trey Edward Shults en su ópera prima, 'Krisha', que nos sitúa en Florida durante el Día de Acción de Gracias.

Inspirándose en sus propias vivencias con su familia, el realizador construye un drama psicológico que bebe del 'Réquiem por un sueño' de Aronofsky y en el que los demonios internos de la oveja negra de la familia, la Krisha del título, aflorarán de nuevo en el que parecía ser un bucólico regreso convertido en una extenuante tragedia familiar de las que logran inquietar.

Comentarios