Frase del día

<< >>

"Hay muchas actrices que van provocando a los productores"

Brigitte BardotBrigitte Bardot Acrtiz y modelo

Jueves, 18 de Enero de 2018

¿Por qué es la frase del día?

Brigitte Bardot ha querido mostrar su opinión sobre el movimiento #MeToo en una reciente entrevista a la revista Paris Match. En la línea del pasado manifiesto firmado por Catherine Deneuve, la que fuera icono de moda y mito sexual en los años 50 y 60 sigue viendo excesivo el movimiento contra el acoso sexual en Hollywood. Es más, lo califica de hipócrita, afirmando que muchas actrices acuden a los productores provocándoles para conseguir un papel.

En los años 70 Simone de Beauvoir le dedicó un ensayo llamado 'El síndrome de lolita', en el que alababa la rebeldía de la actriz, refiriéndose a ella como un gran modelo de feminista. Pero todo tiene claroscuros, Bardot sí que rompió esquemas en su época, sobre todo en un momento de liberación sexual, y Deneuve también representó parte de ello. Bardot también es una fiel defensora de los animales, aunque también dijo en público comentarios islamófobos y racistas en muchas ocasiones. Esto es una muestra de que el feminismo representa una cosa, diferentes grupos de mujeres tienen su propia idea de cómo debe ser la igualdad, y no todas piensan igual. Incluso tampoco piensan igual en otros aspectos, aunque se debe entender el feminismo como un movimiento por la igualdad de todas las personas, y por tanto no puede estar separado de la lucha contra el racismo, la homofobia o aporofobia, por ejemplo.

Aun así, esa ley sexual no escrita en el mundo del cine no es una cuestión de decisiones individuales. Es una cultura, según la cual, claramente, hubo y hay mujeres que lo llevan por la vía de adaptarse y aprovecharse, y otras lo rechazan. El problema está en que esa cultura hace que haya hombres de poder que hayan usado esa situación para amedrentar a las actrices, y claramente muchas de ellas, como hemos visto, se han sentido violentadas, han sido claramente acosadas, y nadie tiene derecho a decirles que o lo acepten o se vayan. Ni a llamarlas hipócritas.

La sexualidad, sobre todo el ser abierto sexualmente, no implica permitir el acoso ni el "importunismo sexual" hacia quien lo rechaza. Es respetar el especio ajeno, y y si dos personas comparten un interés sexual mutuo, basado en atracción o en mero interés, esa debe ser una situación concreta y personal, ajena al trabajo, y no la norma. Y lo que olvida también Brigitte Bardot es que ese acoso sexual es al que muchas mujeres de otros empleos fuera del cine tienen que sufrir.

Comentarios