Buscar
Usuario

Política

Yolanda Díaz llamó al orden a Montero y Belarra e Iglesias dice que es vicepresidenta gracias a él

Yolanda Díaz dimitió de IU porque era proclive a entrar en el Gobierno, pero Iglesias ahora niega la mayor.

Yolanda Díaz llamó al orden a Montero y Belarra e Iglesias dice que es vicepresidenta gracias a él

La invasión de Rusia a Ucrania ha servido como pretexto para que Unidas Podemos, aparentemente, se encuentre a punto de implosionar.

La postura de Ione Belarra e Irene Montero en contra del PSOE, al que incluso han llamado "partido de la guerra" por enviar armas a una población invadida por una de las principales potencias militares del mundo, provocaron la intervención de Yolanda Díaz, que llamó a las ministras de Podemos para reconducir la situación y "rebajar la tensión" con los socialistas, según publica el diario El Mundo.

Díaz ya había tenido el domingo una conversación con Belarra en la que le exigió aclarar sus palabras y cambiar el tono que exhibía hacia los socios de coalición. Tras esta conversación, Isabel Serra compareció en una rueda de prensa para afirmar que las palabras iban dirigidas, en realidad, hacia las fuerzas de la derecha.

Posteriormente, Yolanda Díaz reunió presencialmente a todos los ministros y secretarios de Estado de Unidas Podemos, a los que reclamó aplacar las hostilidades y un comportamiento más conciliador para desescalar tensión originada en el seno del Ejecutivo.

Los principales cargos del Ejecutivo volvieron a debatir la situación en Ucrania y cuál debería ser la posición que deberían adoptar como partido. Antes de dicha reunión, Díaz también había intercedido ante Sánchez en una charla en la que ambos habían abordado las declaraciones de las ministras de Podemos y el presidente supo que iba a producirse una rectificación de la formación morada.

La situación está ahora algo mejor, después de que se haya podido mantener la posición inicial, pero reduciendo la tensión en el Ejecutivo. Sánchez ha cambiado su agenda y se ha presentado al acto institucional que organizaba Irene Montero por el Día Internacional de la Mujer. Un acto previo a la manifestación del 8-M.

Pablo Iglesias

En mitad de toda esta batalla, ha aparecido Pablo Iglesias, que unas horas después de la intervención de Yolanda Díaz y la reunión de los miembros de Podemos ha aparecido para recordar a la vicepresidenta segunda del Gobierno que está sentada en el Consejo de Ministros gracias a él.

Iglesias asegura que accedió al Ejecutivo porque se mantuvo firme hasta el final en su negociación con Pedro Sánchez en 2019 y en contra de su criterio cuando la repetición de elecciones era real, a pesar de que Yolanda Díaz se dio de baja de Izquierda Unida porque el partido era partidario de un acuerdo programático y ella de entrar en el Gobierno.

El exlíder de Podemos asegura que Díaz no compartía su estrategia de negociación para exigir a toda costa la entrada de Unidas Podemos en el Gobierno y de llegar incluso hasta la repetición electoral, que es lo que finalmente sucedió cuando se tuvo que votar en noviembre.

"Ella y muchos compañeros no entendieron cuando Unidas Podemos llevó la negociación con el PSOE al final para que después hubiera Gobierno. Yolanda Díaz es miembro del Gobierno de España porque Podemos mantuvo esa posición, igual que Alberto Garzón, que en su momento era partidario de aceptar un acuerdo programático", dijo Iglesias en una tertulia de 'Hora 25' en la Cadena SER.

Las discrepancias internas llevan tiempo produciéndose en gran parte se explican en las suspicacias de Podemos sobre cuál va a ser su papel en el llamado 'frente amplio' que prepara Yolanda Díaz y cuál va a ser la relevancia que van a tener diversos cargos morados como Irene Montero o Ione Belarra.

Uno de los puntos de inflexión se produjo cuando nadie de Podemos fue invitado al acto 'Otras Políticas', el acto celebrado en Valencia en el que participaron Yolanda Díaz junto a Ada Colau, Mónica Oltra, Mónica García y Fátima Hamed. Iglesias ya dijo entonces que los partidos que forman parte de Podemos tienen que tener "un papel determinante" y que todos los liderazgos se tienen que sentir "a gusto y respetados".

Artículos recomendados

Contenidos que te pueden interesar