Una web homófoba rusa "alerta" sobre el número de gays que hay en cada ciudad

Una web homófoba rusa "alerta" sobre el número de gays que hay en cada ciudad

La plataforma de alojamientos 'Mylinker' busca evitar que los heterosexuales puedan tener contacto alguno con personas LGTB

Vida Adrián Parrondo Adrián Parrondo 01 Febrero 2017 17:41

La web Mylinker, una especie de Airbnb ruso, ha decidido alertar a sus usuarios sobre el número de gays que hay en cada ciudad. Con esta medida, quiere contradecir a la aplicación americana de alojamientos, que anunció que vetaría a todos aquellos huéspedes que negasen alojamiento a cualquier persona LGTB, tal y como ha denunciado la web LGTBQnation.

Esta web te permite saber cuántos gays hay en una ciudad para que la evites "Esta web te permite saber cuántos gays hay en una ciudad para que la evites"

Esta web homófoba, que mantiene el paradójico lema en su cabecera "estos son los lugares más hopitalarios" -según para quién-, ha adoptado tal decisión porque considera "que cada persona debe de tener la posibilidad de mantenerse alejado de las personas homosexuales" puesto que, a juicio de uno de los representantes de la empresa, Rodion Kadyrov, "hay que respetar la libertad de elección". Quizás este último argumento debería de emplearlo de otra forma.

La página web considera que cualquier persona tiene derecho a mantenerse alejado de homosexuales, puesto que hay que respetar la libertad de elección

Lo peor de todo es la base científica con la que Gaylocator, el nombre de la aplicación que ha lanzado la web, conoce a todos los gays de la ciudad. Según denuncia Global Voices, la plataforma se encarga de medir el número de búsquedas de pornografía en una ciudad y las compara con el número total de búsquedas en internet sobre porno gay. Después, aplica la diferencia con el total de la población de la ciudad para "calcular" la población LGTB. La ciencia tiene mucho que aprender de ellos.

"Todo es muy simple, la decisión de Airbnb -de impedir la discriminación por orientación sexual- no es cercana a nosotros", ha asegurado la compañía. Mientras Airbnb ha rechazado a todos aquellos inquilinos que no aceptaban a homosexuales en sus casas, esta aplicación rusa, al escribir Moscú en el buscador, lanza mensajes del siguiente tipo:"¡Oh, no! ¡Hay muchos gays! ¡Peligro!", mientras alienta a "defenderse de los gays". Que, ya se sabe, eso se pega por el aire. "Estamos seguros de que nadie quiere que sus hijos duerman en un lugar en el que un grupo de homosexuales han estado retozando", han llegado a asegurar.

Homofobia sin cuartel

Las autoridades han prohibido cualquier tipo de acto a favor del colectivo LGTB "Las autoridades han prohibido cualquier tipo de acto a favor del colectivo LGTB"

En un artículo de la revista Life, preguntaban a la empresa si esta norma no incumplía la Ley de Propaganda Homosexual -sí, existe-, que asegura que no se puede alentar ni ofrecer información 'gay' a los menores de edad. El entrevistador también aprovechaba para asegurar que la web, finalmente, estaba demostrando que la prevalencia de la homosexualidad es importante en Rusia, por lo que se cuestionaba si no estaban contribuyendo a normalizarla.

La empresa, como era de esperar, ha asegurado que no busca fomentar la homosexualidad -como si se pudiese fomentar- y ha asegurado que no incumple la ley, puesto que solicita la edad de los visitantes antes de poder usar el sitio.

Las consecuencias

La homofobia que vive el país más grande el mundo es una realidad mayúscula. En algunas ciudades existen servicios de taxis segregados para 'gays' y 'heteros'. Celebrar el orgullo gay en público es delito y los asistentes pueden ser detenidos. Además, las agresiones a homosexuales son una constante, que cada vez se está cobrando más víctimas. En el siglo XXI.

Comentarios