Los supermercados Aldi financiaban indirectamente el programa nuclear de Kim Jong-un

Los supermercados Aldi financiaban indirectamente el programa nuclear de Kim Jong-un

La multinacional norteamericana ya ha roto lazos con la fábrica china que explotaba a los trabajadores norcoreanos.

Casualidad o no, la multinacional estadounidense Wal-Mart y la conocida cadena de supermercados de origen alemán Aldi estaban financiando indirectamente el programa nuclear con el que Corea del Norte amenazaba el orden y la estabilidad -relativa- mundial. Concretamente, Kim Jong-un estaba recibiendo entre 200 y 500 millones de estas dos grandes empresas internacionales.

El salmón vendido en Wal-Mart y Aldi financiaba al programa nuclear de Corea del Norte "El salmón vendido en Wal-Mart y Aldi financiaba al programa nuclear de Corea del Norte"

¿El motivo? Ambas estaban comprando productos del mar como el salmón o cangrejos a una fábrica china fronteriza con Rusia y el país del régimen comunista que empleaba a norcoreanos en sus inmediaciones. Según la investigación revelada por la agencia Associated Press, estos trabajadores estaban obligados a ceder el 70% de sus ingresos a la dictadura de Jong-un, lo que estaría financiado indirecta (o directamente, según se mire) el programa armamentístico destructivo del tirano.

Trabajos forzosos

Aldi y Wal-Mart se suministraban de una empresa china que explotaba a los trabajadores norcoreanos "Aldi y Wal-Mart se suministraban de una empresa china que explotaba a los trabajadores norcoreanos"

La polémica en Estados Unidos está servida. Que una de sus grandes empresas haya estado colaborando conscientemente o no con su gran enemigo norcoreano supone una colaboración con el adversario inaceptable. Tanto Trump como Jong-un se han amenazado mutuamente. El primero advierte que destruirá totalmente Corea del Norte mientras que el segundo avisa que su país está preparado para la guerra.

La ONU y EEUU llevan meses aplicando medidas sancionadoras para ahogar la economía norcoreana. Es por eso que esta colaboración de las multinacionales atenta contra los programas restrictivos aplicados desde la primera potencia mundial y el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

El Departamento del Tesoro anunció el pasado mes de septiembre nuevas sanciones contra ocho bancos norcoreanos y 26 ciudadanos. Asimismo, las empresas estadounidenses y las que operan en este territorio tienen prohibido comercializar con grupos que tengan relación con el régimen de Jong-un.

Los empleados norcoreanos están obligados a ceder el 70% de su salario a Kim Jong-un "Los empleados norcoreanos están obligados a ceder el 70% de su salario a Kim Jong-un"

Resulta todavía más escandaloso el hecho de que estos empleados norcoreanos en la compañía china estuvieran realizando trabajos forzados. No tienen ningún tipo de privacidad y no pueden abandonar su lugar de trabajo en la planta Hunchun. Están siendo, literalmente, explotados. Y los occidentales están pagando la explotación de estos seres humanos al consumir productos como los de la marca 'Sea Queen' que se venden en Aldi. 

Desde Wal-Mart aseguraron a la agencia AFP que auditaron e investigaron esta fábrica a principios de este año y debido a su escasa colaboración, prohibieron a sus proveedores abastecerse de esta planta para vender los productos posteriormente en estos grandes almacenes de descuentos. Además, la multinacional afirma que combatir el trabajo forzado "es un problema complejo que no puede ser realizado por una sola empresa, una sola industria o un gobierno". 

En España, grupos como Aldi en Madrid o Andalucía cuentan con una gran implantación nacional. Sin embargo, por ahora no se ha visto afectada por estos casos, ya que la mayor parte del salmón es importado de Noruega. La cadena de supermercados alemana no ha querido contestar a las preguntas de AFP. Pero la polémica sigue encendida y está por ver si esta colaboración comercial le trae consecuencias entre los gobiernos occidentales que luchan contra el dictador Jong-un y sus propios clientes. 

Comentarios