Buscar
Usuario

Ciencia

VIPIT, el raro trastorno de coagulación de la vacuna de AstraZeneca, puede tratarse

España, junto a otros países de la Unión Europea, decidió parar la vacunación con AstraZeneca durante unos días.

VIPIT, el raro trastorno de coagulación de la vacuna de AstraZeneca, puede tratarse

Foto: Joaquin Gomez Sastre / Cordon Press

La vacuna de AstraZeneca ha estado rodeada de dudas y de temores por su aparente relación con 30 casos de trombosis entre los recién vacunados. Algunos países de la Unión Europea, entre los que se encuentra España, decidieron a principios de marzo suspender la vacunación con AstraZeneca durante unos días, hasta que se aclararan los motivos de estos efectos secundarios. La Agencia Europea del Medicamento dio luz verde a la inyección el 18 de marzo, alegando que los beneficios de la vacuna superaban los riesgos de cualquier efecto secundario.

Un grupo de científicos, liderado por el alemán Andreas Greinacher, experto en coágulos de sangre de la Universidad de Greifswald, han llegado a la conclusión de que estos síntomas -coágulos de sangre generalizados y un recuento bajo de plaquetas, a veces con sangrado- se asemejan a un efecto secundario poco común de la heparina, un anticoagulante, llamado trombocitopenia inducida por heparina (HIT).

Así lo ha explicado en su cuenta de Twitter Oriol Mitjà, médico investigador especializado en enfermedades infecciosas, quien ha añadido que "la vacunación puede continuar". Este trastorno se llama Síndrome de Trombocitopenia protrombótica inmune inducida por vacuna, VIPIT para abreviar.

Se puede prevenir

"Los médicos pueden identificar y tratar el VIPIT", explica Mitjà. Las claves estarían en "identificar a pacientes con dolor de cabeza o síntomas neurológicos después de la vacuna" y tratarlos con "inmunoglobinas (IVIG) y anticoagulantes no-heparínicos (inhibidores anti-Xa)".

El científico alemán Greinacher también ha explicado a la prestigiosa revista científica Science que "sabemos qué hacer, cómo diagnosticarlo y cómo tratarlo", mandando un mensaje de tranquilidad a toda la población con dudas sobre la vacunación con AstraZeneca. En Holanda, la Sociedad de Medicina Interna del país ya ha instado a los médicos internistas que estén atentos a los síntomas y que sigan el curso de acción que ha marcado Greinacher.

Todavía no se sabe de qué manera la vacuna podría provocar VIPIT, y queda mucho por investigar. AstraZeneca no ha dado una respuesta clara de las razones por las que su inyección afecta a la coagulación sanguínea, solo han declarado que estos síntomas no aparecieron en ningún ensayo clínico que hizo la empresa.

Artículos recomendados

Comentarios