Buscar
Usuario

Noticias

La víctima de la agresión policial de Linares, imputada por atentar contra la autoridad

La víctima que sufrió la agresión que le dejó inconsciente ha sido llamado a declarar junto con su cuñado, que le defendió, en calidad de imputados.

La víctima de la agresión policial de Linares, imputada por atentar contra la autoridad La víctima de la agresión policial de Linares, imputada por atentar contra la autoridad

Foto: Twitter

Los hechos que ocurrieron el pasado 12 de febrero en Linares (Jaén), cuando dos policías propinaron una paliza a Carlos y a su hija de 14 años, han desembocado en imputar a la víctima y llamarlo a declarar, con intención de investigar si hubo un atentado a la autoridad. Según declararon los dos policías ante el juez, a pesar de que fueron ellos quienes le dieron la brutal paliza que le dejó inconsciente y hospitalizado, habría sido la víctima quien comenzó la pelea.

Después de haber escuchado la declaración de los dos agentes y valorar las lesiones que ambos presentaban, el juez ha decidido llamar a declarar al hombre que sufrió la agresión policial y a su cuñado, en calidad de imputados. Aunque en ninguno de los vídeos se vea al cuñado de Carlos agredir a ninguno de los policías, sí que agarró a uno de los policías en diversas ocasiones para que no interviniese también en la paliza. Los dos agresores aseguran que la víctima les agredió sabiendo que eran policías, a pesar de que por aquel momento estuviesen fuera de servicio. Carlos asegura que no les conocía de nada.

El comienzo de la trifulca

Según la versión de la víctima, alrededor de las 18 horas de la tarde del 12 de febrero, el subinspector José Luis, fuera de servicio, le golpeó el hombro sin ninguna razón y comenzó a increparte. Tras pasar de largo junto con su hija, menor de edad, ambos policías le atacaron por la espalda, se echaron encima de él y le agarraron del cuello. Además, la víctima declara que recibió reiteradas patadas y que, entre todo, quedó inconsciente tras golpearse en la cabeza con una botella de cerveza.

Mientras el cuñado de Carlos intentaba frenar la trifulca, al igual que otros tantos testigos, algunos transeúntes grabaron los hechos. La adolescente también grabó un vídeo que se viralizó en Twitter y en el que grita, en repetidas ocasiones, que están matando a su padre. La joven de 14 años, que intentó ayudar a su padre, también recibió un golpe el ojo y tiene una fisura en el brazo.

Cuando el cuñado de Carlos le recriminó a los policías que habían agredido a su sobrina, uno de ellos aseguraba que había sido "porque se ha metido donde no debía meterse", alegando que ella misma se lo había buscado. El tío de la joven solicitó que se le hiciese una prueba de alcoholemia a los agentes, que mostraban ciertos signos de ebriedad, a lo que uno de ellos contestó "lo que tú digas no se va a hacer porque tú lo digas".

Después de haber sido detenidos, los agentes declararon ante la jueza, que ordenaba el ingreso en prisión de ambos. Previamente, se habían negado a declarar ante sus compañeros de la comisaría.

La respuesta vecinal de Linares

Al día siguiente, 13 de febrero, la ciudadanía de la ciudad jiennense salió a las calles para denunciar esta brutal paliza. Una multitud se concentró frente a las puertas de la comisaría, esperando al traslado de los agresores. Poco después, aumentó la tensión y hubo enfrentamientos con el resto de policías, que rápidamente se vistieron de antidisturbios, atacando y deteniendo a los manifestantes, como pudo verse en redes sociales.

Artículos recomendados

Comentarios