Una estudiante con piel de serpiente es expulsada de su colegio porque su aspecto asusta a sus compañeros

Una estudiante con piel de serpiente es expulsada de su colegio porque su aspecto asusta a sus compañeros

Una enfermedad inflamatoria de la piel provoca que Shalini Yadav tenga el cuerpo cubierto de escamas y adquiera una apariencia similar a la de un reptil.

Noticias Alba Expósito Díaz Alba Expósito Díaz 02 Febrero 2017 11:34

Shalini Yadav es una joven india de 16 años que sufre Erythoderma, una rara enfermedad que provoca alteraciones en la piel. Desde su nacimiento, Shalini sufre los efectos de esta patología, experimentando cómo su cuerpo se cubre de escamas y su piel se desprende cada 45 días.  

A consecuencia de esta afección, Shalini presenta un aspecto similar al de los reptiles, por lo que ha recibido el sobrenombre de "la niña con piel de serpiente". La peculiar apariencia de Shalini provoca miedo entre sus compañeros de clase y el colegio donde estudiaba habitualmente ha decidido expulsarla para paliar la situación.  

La rutina de Shalini

Shalini presenta un aspecto similar al de una serpiente "Shalini presenta un aspecto similar al de una serpiente"

Verse alejada de la posibilidad de estudiar supone una traba añadida a la difícil rutina a la que se enfrenta la joven diariamente.  Shalini debe tomarun baño cada hora y aplicarse una loción cada tres horas para favorecer el endurecimiento de su piel y prevenir que se desprenda. "El proceso al que se ve sometido la piel es parecido al de quemarse, desde la planta de los pies hasta la cabeza" aclara el padre de la joven a The Sun.

La familia de Shalini está formada por ocho miembros y sus escasos recursos económicos no alcanzan para hacerse cargo del tratamiento para la Erythoderma, por lo que solicitan desesperadamente ayuda para terminar con el sufrimiento de la niña. "Esta enfermedad no la está matando pero está tomando su vida poco a poco", señala su madre.

¿Es acertada la decisión del colegio?

El tratamiento que necesita Shalini es muy costoso "El tratamiento que necesita Shalini es muy costoso"

La expulsión de Shalini Yadav de su centro de estudios abre un necesario debate acerca de cómo enfrentar la convivencia con enfermedades en espacios comunes. Los problemas de salud que presentan consecuencias físicas visibles o cuyo tratamiento es algo más peliagudo que tomarse una simple pastilla pueden provocar rechazo en el entorno, más aún cuando se trata de adolescentes.

En estos casos, la comunidad educativa debe asumir la responsabilidad que tiene en la formación de niños y jóvenes no solo a nivel académico sino como personas en plena construcción. La solución al problema pasa por promover la empatía e iluminar el desconocimiento que causa el rechazo, aportando información sobre la enfermedad, su tratamiento y sus posibles consecuencias.

Apartar al enfermo no solo favorece la limitación y marginación del mismo, sino que abona el terreno de la discriminación en la sociedad.

Comentarios