Trump permite que los médicos puedan rechazar a un paciente LGTBI por motivos religiosos

Trump permite que los médicos puedan rechazar a un paciente LGTBI por motivos religiosos

Esta medida supone un paso más en el enfrentamiento del presidente de EEUU con el colectivo.

Política Guillermo Galindo Guillermo Galindo 21 Enero 2018 13:30

La Administración Trump recupera una ley del mandato de George W. Bush derogada por Barack Obama en la que un médico o un farmacéutico puede no tratar a un paciente si este pertenece a la comunidad LGTBIQ+, alegando que sus creencias religiosas se lo impiden. 

En la era Bush, una mujer trans murió al no ser atendida por los paramédicos debido a su identidad de género. La noticia, que conmocionó al país, provocó que Obama tomara cartas en el asunto una vez llegara al poder, estableciendo que las convicciones religiosas no podrían ser excusa para no atender a una persona, con duras sanciones al personal sanitario que así lo hiciera.

Trump, envuelto de nuevo en polémica "Trump, envuelto de nuevo en polémica"

Ahora, con la decisión tomada por Roger Severino, nombrado por Donald Trump director de la Delegación de Derechos Civiles del Departamento de Salud y Servicios Sociales de EEUU, los profesionales no tendrán problemas a la hora de rechazar a todo aquel paciente que necesite una ayuda que contravenga sus creencias religiosas. 

El aborto, también incluido en el veto

El proyecto presentado por el Departamento de Salud y Servicios Sociales es muy específico a la hora de indicar las circunstancias en las que un médico o farmacéutico podría negarse a tratar a una persona LGTBIQ+. Entre ellas, destaca la de no proporcionar la medicación necesaria para combatir el VIH o la de desestimar un cambio de género.

La medida va más allá del colectivo citado, al permitir al personal sanitario que lo solicite no participar en un aborto voluntario, e incluso negarse a ofrecer a la paciente fórmulas anticonceptivas.  Esto supondría una victoria para los grupos antiabortistas, muy críticos con la Administración Obama. 

Aluvión de críticas por la propuesta

Roger Severino, antes del nombramiento de Trump, era una de las caras reconocibles de la conservadora Heritage Foundation, contraria al colectivo LGTBIQ+ y al aborto. De hecho, en uno de sus últimos informes para dicha fundación, Severino sostenía que "basándose en las enseñanzas religiosas , el razonamiento moral, las pruebas científicas y la experiencia médica, existen motivos fundados para sostener que el sexo de cada persona es una característica inmutable".

Trump intentó sin éxito el año pasado impedir alistarse a personas trans en el ejército "Trump intentó sin éxito el año pasado impedir alistarse a personas trans en el ejército"

A la espera de su definitiva aprobación, la normativa cuenta ya con muchos detractores. La comunidad LGTBIQ+ ya ha manifestado su preocupación ante este proyecto: "Esto significa usar la religión como excusa para herir a la gente debido a que no están de acuerdo en cómo somos", ha alegado Harper Jean Tobin, del Centro Nacional de Igualdad Transgénero, quien ha calificado de "desgracia" la medida. 

No es la primera polémica de Trump con este colectivo. A mediados del pasado año, el presidente de EEUU quiso vetar a los transexuales del ejército, circunstancia que finalmente no se llevó a cabo debido a la intermediación de varios jueces federales. 

5 Comentarios

  • Más recientes
  • Mejor valorados