Ni Trump ni Hillary, dos políticos georgianos se enzarzan a golpes en pleno debate

Ni Trump ni Hillary, dos políticos georgianos se enzarzan a golpes en pleno debate

La política vuelve a dejar una desagradable imagen, esta vez con los candidatos a las próximas elecciones de Georgia, que tendrán lugar el próximo 8 de octubre, llegando a las manos en directo.

Política Víctor Mopez Víctor Mopez 28 Septiembre 2016 09:22

Pocos serán los que conozcan a Polad Khalikov y Vepkhia Gurgennishvili, pero han dado la vuelta al mundo por motivos muy alejados de su función. Ambos son dos políticos georgianos candidatos a las elecciones de su país que se celebrarán el 8 de octubre. El primero representa al bloque industrial mientras que el segundo representa al sector demócrata, aunque, desde luego, ninguno ha estado a la altura de sus electores

Como es habitual de cara al llamamiento a las urnas, la cadena de televisión Qvemo Kartli celebró un debate electoral con los principales candidatos a hacerse con el Gobierno del país. La batalla dialéctica fue subiendo de tono hasta llegar al insulto, cuando Khalikov llamó "escoria" a su contrincante. No hizo falta más para encender la mecha y dar paso a la lucha cuerpo a cuerpo.

El plató se convirtió en un ring durante unos segundos en los que los políicos se enzarzaron en una pelea donde cayeron mamporrazos, patadas, insultos y puñetazos. La presentadora y moderadora trató de calmar los ánimos y frenar el conflicto, pero no pudo evitar que hasta vasos de agua sobrevolaran sus cabezas cual proyectiles.

Habrá que esperar a ver cómo responden los georgianos en los comicios, aunque esperemos que para el día de la cita electoral primen las ideas a los golpes.

La pelea dialéctica de Donald Trum y Hillary Clinton no llegó a las manos

Al otro lado del charco otro debate tenía lugar. Estados Unidos celebró el primero de los tres encuentros entre Donald Trump y Hillary Clinton que enmarcó a la demócrata como ganadora del asalto. Los aspirantes a la Casa Blanca confrontaron ideas durante hora y media sobre prosperidad económica, dirigencia del país y seguridad, temas propuestos por Lester Holt, moderador de la NBC. 

Con 84 millones de espectadores, el debate ya es el más seguido de la historia, y no es para menos. Los reproches y acusaciones cayeron de una y de otra parte, especialmente de Trump, viéndose acorralado en más de una ocasión al estar acostumbrado a entornes televisivos más hostiles y no a intervenciones concisas y breves. Como ejemplo sirven las interrupciones que se realizaron uno y otro. Mientras que Clinton fue cortada en 51 ocasiones por el republicano, este solo lo fue 17 veces por parte de su adversaria. 

Entre la multitud de perlas que se dedicaron en el primer debate presidencial, destacan las acusaciones de Trump a Obama y Clinton de haber fundado el ISIS mientras que ella utilizó las acusaciones de evasión fiscal. Además, también aseguró conocer muchos trabajadores a los que el republicano no había pagado: "Donald, sé que vives tu propia realidad", sentenció.

Comentarios