El misterio de la torre de Amatrice que resistió al terremoto de Italia

El misterio de la torre de Amatrice que resistió al terremoto de Italia

El terremoto de Italia ha arrasado pueblos enteros aunque, curiosamente, ha dejado algunas edificaciones en pie que han despertado la curiosidad de los internautas; concretamente, la de la iglesia de Amatrice.

Noticias David Carro David Carro 26 Agosto 2016 16:27

Este miércoles hubo que lamentar una gran tragedia en Italia: un terremoto de magnitud 6,2 y epicentro en la localidad de Rieti dejaba 267 víctimas mortales, 387 heridos y pueblos enteros prácticamente destruidos. "Medio Amatrice ya no existe", declaraba el alcalde de este pueblo de menos de 3.000 habitantes, haciendo alusión a las casas y edificios que habían quedado absolutamente devastados. Todavía hoy continúan los trabajos de los servicios de emergencia, que en muchos casos siguen buscando entre los escombros más posibles víctimas.

Amatrice, situado a unos 60 kilómetros de Rieti, fue uno de los pueblos más azotados por el desastre. De hecho, 207 del total de fallecidos se encontraban en este municipio. Sin embargo, una poderosa imagen de una peculiar 'superviviente' ha levantado la curiosidad de los internautas: la torre cívica de la ciudad, originaria del siglo XIII, fue capaz de resistir los temblores mientras los edificios y viviendas colindantes, más modernos, se veían reducidos a escombros.

Evidentemente, la duda era más que evidente: ¿Cómo es posible que un edificio tan antiguo resista más que otros construidos recientemente? Las explicaciones, más complejas que un manido "ya no se construye como antes", no tardaron de surgir a raíz de que Jesús Encinar, fundador de idealista, plantease la cuestión en Twitter. Algunos usuarios apuntaban al espesor de los muros, otros a que el terremoto había sido superficial y esto afecta menos a las construcciones altas.

"Es difícil saberlo viendo apenas una foto, pero lo más seguro es que dependa de la cimentación de la torre", nos explica Rocío Sempere, arquitecta consultada por Los Replicantes. "Posiblemente la torre tenga una cimentación con zapatas más profundas y arriostradas, es decir, unidas entre sí. Si además está unida a un estrato más rocoso, esto le habría permitido aguantar mejor el seísmo", indica, y continúa: "Seguramente las edificaciones colindantes tengan cimentaciones más superficiales".

La torre de la iglesia no tenía otros edificios alrededor "La torre de la iglesia no tenía otros edificios alrededor"

En la resistencia de la torre interviene, además, otro factor: "Es una construcción exenta, sin otros edificios pegados a sus muros. Esto le habría permitido oscilar libremente sobre sí misma y absorber las vibraciones del temblor, sin que otros edificios le transmitiesen los efectos del seísmo". En efecto, basta echar un vistazo a Google Earth para comprobar que, tal y como se deduce en la foto, la torre de Amatrice ocupaba su propio espacio en la corso Umberto I.

En cualquier caso, podría haber muchos más motivos por los que la torre habría resistido. "Para dar con una respuesta completa y precisa habría que estudiar las cargas transmitidas de la cimentación al terreno, los temblores del seísmo, la interacción entre el suelo y la estructura, los estratos geológicos del suelo...", aclara Sempere. Como curiosidad sobre la torre, el reloj quedó detenido a las 3:37 horas, momento en que comenzó a sufrir los temblores del terremoto. 

Rieti investiga por qué los cimientos de los edificios no eran resistentes

El reloj quedó detenido en el momento en que empezó el terremoto "El reloj quedó detenido en el momento en que empezó el terremoto"

No era fácil de prever que un terremoto de semejante magnitud podría asolar a Italia, sin embargo, los edificios tendrían que haber estado preparados. La fiscalía de Rieti investigará por qué las localidades han quedado tan sumamente destruidas cuando edificios como la escuela de Amatrice, ahora inexistente, había sido reestructurada hace apenas cuatro años para adecuarse a la normativa antisísmica aprobada tras el terremoto en Aquila de 2009.

Algo similar ocurrió en otro municipio, el de Accumuli, donde han visto cómo la torre del campanario quedaba reducida a escombros a pesar de que el ayuntamiento había recibido unos dos millones de euros para reestructurarla; obras que nunca llegaron a ejecutarse.

Comentarios