El terapeuta gay que "curaba la homosexualidad" se disculpa por el daño ocasionado

El terapeuta gay que "curaba la homosexualidad" se disculpa por el daño ocasionado

Aunque en un principio tras salir del armario se negó a disculparse con el colectivo LGTB+, ahora ha aceptado el daño que ocasionó.

Cuando David Matheson decidió comunicar públicamente su homosexualidad, se negó a pedir perdón a la comunidad LGTB+ por las 'terapias de conversión' que llevaba a cabo como 'profesional'. Ahora dice estar arrepentido y pide la prohibición de esta práctica totalmente perjudicial.

"Mi tiempo en un matrimonio heterosexual y en el mundo 'ex gay' fue genuino y sincero y una gran bendición para mí", escribió en una declaración emitida por Truth Wins Out, un grupo que lucha contra la terapia de "cura" de los homosexuales. "Lo recuerdo casi todo con cariño y gratitud por la alegría y el crecimiento que causó en mí y en muchos otros. Pero había dejado de crecer y estaba empezando a morir. Así que me he embarcado en un nuevo camino de vida que ya ha comenzado un nuevo proceso de crecimiento "

Sin embargo, Matheson ahora ha renunciado a la práctica. Hablando en Channel 4 News, dijo: "Lamento mi participación en perpetuar esas ideas. Perpetuar la idea de que ser gay es una patología, un trastorno. Perpetuar la idea de que Dios no está de acuerdo con que las personas sean homosexuales. De eso me arrepiento... me detuvo a mí y a muchas otras personas ".

Parece que Matheson ha encontrado el camino correcto para él y sus pacientes "Parece que Matheson ha encontrado el camino correcto para él y sus pacientes"

"Es horrible pensar que formé parte de un sistema que recluyó a gente como yo"

Cuando fue cuestionado sobre si lamentaba las víctimas que se encuentran sometidas a la práctica, respondió diciendo: "¿Está bromeando? Es horrible pensar que formé parte de un sistema que recluyó a gente como yo y he tenido algunas conversaciones con otras personas que se han visto perjudicadas por él. Se crea mucho dolor. Cualquier terapia basada en la idea de que ser gay es un trastorno psicológico, que no lo es, que cree que ser gay es malo, que no lo es, se puede cambiar y se debe cambiar."

Matheson también abordó su propia homofobia interiorizada y añadió: "Una de las cosas realmente incómodas que he estado descubriendo, es mi propia homofobia. Todavía tengo estigmas sobre los gays. Me entero de que alguien es gay y todavía tengo ese pensamiento, ese pensamiento homófobo, y me tengo que recordar a mí mismo: 'Dave, ese también eres tú' ".

Las terapias de conversión ya se encuentran prohibidas en 15 estados de EE.UU: Nueva Jersey, California, Oregón, Illinois, Vermont, Nuevo México, Connecticut, Rhode Island, Nevada, Washington, Hawai, Delaware, Maryland, Nuevo Hampshire y Nueva York. Ahora, las palabras de David Matheson, quizás, servirán para avanzar en esta cuestión.

Comentarios