Buscar
Usuario

Noticias

Apaliza a una mujer pero el Supremo no lo considera violencia machista porque la relación duró 15 días

El Supremo condena al hombre por agresión y amenazas pero rechaza que se trate de un caso de violencia de género.

No es casualidad quela justicia española lleve dos años consecutivos siendo la más machista del mundo. Lo dice un informe de la asociación Women's Link,que se basa en casos en los que los jueces suelen rebajar la condena e incluso no dictar prisión para los acosadores, violadores o asesinos de mujeres.

Uno de los casos más estremecedores fue el de un hombre que abusó sexualmente y en repetidas ocasiones de una niña de cinco años. Abusó de la menor durante tres años seguidos y el juez no quiso condenarle a nueve años de prisión, sino que le rebajó la pena a tres porque la niña "no opuso resistencia". Además consideró que no abusó sexualmente de ella porque la pequeña "recibía todo tipo de regalos cuando acudía a casa del acusado". 

La ciolencia machista, una de las principales lacras de nuestra sociedad "La ciolencia machista, una de las principales lacras de nuestra sociedad"

Esta vez la justicia se ha cebado con una joven que conoció a un chico por Badoo. Ella era de Vitoria y él de Gipúzcoa. Hablaron durante dos semanas y se vieron en persona cinco días, uno de los cuales mantuvieron relaciones sexuales. Pero la última vez que se vieronCarlos  pegó a Rocío (ambos nombres ficticios) cuando los dos se encontraban dentro de un coche: la agarró del pelo y le propinó puñetazos en la cara y en la cabeza. Según la sentencia del Tribunal Supremo, Carlos siguió propiándole golpes a Rocío cuando esta ya había salido del coche. Además asegura que el acusado huyó cuando vio que alguien estaba auxiliando a su víctima.

Aunque estos hechos hayan sido probados por el Supremo, no considera que se trate de un caso de violencia de género porque "no se puede hablar de una relación de afectividad análoga a la del matrimonio y porque cada uno vivía en su ciudad y no hablaron de tener hijos". También argumentan que no se puede considerar violencia machista porque la mujer "no recuerda el día que se conocieron y porque le ocultó que era prostituta". Por tanto, el tribunal sólo condena al acusado a un año de prisión y a dos meses de multa por "un delito de lesiones y amenazas"contra Rocío.

 ¿Qué dice la ley Contra la Violencia de Género?

Que una agresión, violación o asesinato sea reconocido dentro de la Ley integral contra la Violencia de Género conlleva que el agresor considera a la mujer como un ser inferior y que por tanto, esta carece de derechos. La ley vigente es de 2004 y sólo aprecia como violencia machista "la que ejerce un hombre contra una mujer que sea o haya sido esposa del autor o que esté o haya estado ligada a él por una análoga relación de afectividad aún sin convivencia". 

Por tanto, el caso de Rocío no lo enmarcan dentro de esta ley porque según el Supremo no existe un vínculo de relación duradero, ya que "en 15 días no se puede desarrollar". La relación se terminó cuando Carlos se enteró de que Rocío se dedicaba a la prostitución, tras esto comenzó a amenazarla por WhtasApp y acabó dándole una paliza. 

Existen varias formas de maltrato hacia las mujeres, no sólo el físico "Existen varias formas de maltrato hacia las mujeres, no sólo el físico"

Lo único que reconoce el Tribunal son las amenazas del hombre hacia la mujer a través de la mencionada red social: "Pues igual hoy duermes en caja de pino!!", "eres una puta y toda tu vida serás puta! folla viejos", "voy a ir a pagar y te voy a follar a dolor". 

Para la Fiscalía sí se trata de un caso de violencia machista y argumenta en su recurso que el caso es "reflejo de una visión sesgada de la relación de pareja viciada por un contexto de dominación masculina". Además expone que "a pesar de que el Supremo considere que se trata de una relación que no excede la amistad, existen elementos en los hechos probados para valorarla de otra manera". También creen que la ley de Violencia de Género "no puede excluir a parejas que, pese a su formato no convencional, viven una relación caracterizada por su intensidad emocional y que entendida de forma patológica está en el origen de las agresiones".

Está claro que la violencia contra la mujer se da de muchas formas, ya sea de manera institucional, psicológica, económica o física y que la ley debe contemplar que existen casos en los que el hombre discrimina a la mujer por el simple hecho de serlo. No hace falta que existe un vínculo emocional, sí quiere lo hace. Y eso es machismo. 

Artículos recomendados

Comentarios