Buscar
Usuario

Noticias

España, el país con la justicia más machista por segundo año consecutivo

El país ibérico acumula diversas sentencias polémicas por el machismo que impregna sus sentencias judiciales.

La Justicia española ha sido objeto de constantes críticas por la supuesta "arbitrariedad" con la que algunos sectores han percibido que se imponen las sentencias judiciales.

Las críticas, han sido tradicionalmente internas y en relación a casos de corrupción. Pero un nuevo informe de la asociación Women's Link, intenta poner el foco sobre otro problema: el machismo que reina sobre muchas de las decisiones tomadas por los jueces.

La organización entrega de manera anual una serie de premios a los países que cuentan con sentencias judiciales más sexistas. Y, en este caso, España se convierte en potencia mundial: hemos quedado en primer puesto por segundo año consecutivo.

Para alcanzar tan dudoso honor, la ONG ha señalado cuatro sentencias judiciales aplicadas en nuestro país y que, leyéndolas, hace comprender que nuestro país se ha merecido el puesto (y prácticamente se ha quedado corto).

Un juez rebajó la pena a un condenado por abusos sexuales contra una menor de cinco años porque "Un juez rebajó la pena a un condenado por abusos sexuales contra una menor de cinco años porque "no opuso resistencia""

El caso más sonado es el de un hombre que abusó sexualmente y en repetidas ocasiones de una niña de tan solo cinco años de edad. Fueron tres años de tocamientos y todo tipo de agresiones. El juez, sin embargo, descartó imponerle nueve años de prisión y le rebajó la pena a tres porque la pequeña "no opuso resistencia". Además, el magistrado consideró que la niña volvía de manera habitual a la casa del acusado porque "recibía todo tipo de regalos", y por ello considera que no hubo una agresión sexual.

Los casos más sangrantes no cesan: en enero de 2017, otro tribunal decidió rebajar la pena de 25 a 17 años de prisión a un hombre que asesinó a su expareja porque el juez consideraba que asestarle 30 puñaladas "no tenía como objetivo aumentar el sufrimiento en la víctima" y justificó su acción con el hecho de que estaba inmerso en un "enojo ciego".

El último de los casos señalados se trata de una mujer nigeriana víctima de trata de blancas. A pesar de que solicitó asilo porque en su país estaba amenazada de muerte, la Justicia española prefirió devolverla de vuelta a Nigeria. Mientras tanto, Women's Link se dirigió al CIE en el que ella estaba internada para protegerla de esta decisión. Cuando las autoridades se enteraron de ello, consideraron que lo más indicado era deportar a la víctima de manera inmediata. Ahora, en Nigeria, ha sido imposible localizarla.

No todos los premios son negativos

La decisión de paralizar el autobús transfóbico de Hazte Oír ha obtenido una nominación a una de las mejores sentencias judiciales "La decisión de paralizar el autobús transfóbico de Hazte Oír ha obtenido una nominación a una de las mejores sentencias judiciales"

A pesar del escándalo que provocan todos estas sentencias, España también cuenta con algunos premios Mallete, que intenta premiar a las sentencias más positivas desde la persepectiva de género.

Entre ellas se encuentra la decisión del Tribunal de Justicia de Canarias de otorgar una pensión de viudedad a una mujer que fue víctima de la violencia de género, que previamente había sido denegada por un juez. La sentencia fue novedosa porque incluyó entre sus líneas a la perspectiva de género como uno de los motivos que llevaron a considerar tal decisión.

Por otro lado, la decisión de la Fiscalía de Madrid de paralizar el autobús transfóbico de la organización Hazte Oír, que pretendía fomentar la discriminación y acoso en contra de los menores escolares trans con el lema "Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Que no te engañen. Si naces hombre, eres hombre. Si eres mujer, seguirás siéndolo". La organización considera que la decisión era necesaria, teniendo en cuenta que "el índice de suicidios en menores trans es muy alto debido a la persecución, el bullying y otras formas de violencia basadas en la intolerancia".

La última, es la sentencia del Juzgado de Instrucción Número 8 de las Palmas de Gran Canaria, que consideró que el CIE de Barranco Seco discriminaba a las mujeres porque "no proporcionaba la misma cantidad de mudas de ropa que a los internos, así como tampoco compresas suficientes para los días de su periodo, ni ropa interior o productos suficientes de aseo o higiene íntima". En algunas ocasiones, las internas se veían obligadas a permanecer dos meses continuados con la misma ropa interior, lo que "atenta contra la dignidad humana y los derechos fundamentales de las internas".

Con todo ello, ahora los usuarios deberán decidir entre estas sentencias (y otras de otros países) con el fin de otorgar los premios Mallete a las mejores decisiones y los Garrote a las peores. España, por cierto, gana en nominaciones negativas, mientras que en las positivas hay un claro vencedor: Colombia. El próximo 7 de junio conoceremos a los ganadores en cada una de las categorías.

Artículos recomendados

Comentarios