Buscar
Usuario

Noticias

Suecia archiva la causa de violación contra Julian Assange

El fundador de Wikileaks ha permanecido cinco años recluido en la Embajada ecuatoriana de Londres con el fin de evitar su extradición.

El fundador de Wikileaks, Julian Assange, no tendrá que enfrentarse a ningún tribunal sueco por un supuesto caso de violación contra dos jóvenes: la Justicia del país nórdico ha decidido archivar la causa que había mantenido en vilo a Assange durante los últimos años.

Con esta nueva medida, el ciberactivista podrá abandonar la embajada ecuatoriana en Londres, donde ha permanecido recluido durante el último lustro con el fin de evitar la extradición a Suecia. El Gobierno de Rafael Correa decidió acogerle como refugiado, pero en el momento en el que pusiera un pie en la calle podría ser detenido. 

Assange señaló entonces que su persecución formaba parte de una trama que intentaba extraditarle a Rusia para que después fuese enviado a Estados Unidos y pagar por haber destapado tantos escándalos a través de su plataforma digital.

Según ha revelado el propio Assange, el Gobierno norteamericano ha intentado juzgarle por la revelación masiva de los cables relacionados con el Departamento de Estado. Todo ello se inició en 2010, cuando se abrió la investigación y al parecer se usó la coartada de la violación para iniciar el procedimiento.

El fundador de Wikileaks, Julian Assange, en una forografía de archivos "El fundador de Wikileaks, Julian Assange, en una forografía de archivos"

En aquel momento tuvo que mantenerse durante diez días en prisión y otros 550 en arresto domiciliario tras pagar una fianza. Sin embargo, en 2012 se abrió la causa contra él en torno a las dos violaciones, por lo que fue citado por los tribunales suecos para que ofreciese su versión.

Temiendo la posibilidad de que fuese finalmente extraditado, Assange ignoró la citación y se marchó a la Embajada de Ecuador en Londres para pedir asilo político, que rápidamente fue concedido. 

Allí ha permanecido cinco años recluido en un apartamento y con la amnaza de la policía británica, el Scotland Yard, que afirmó que sería detenido y extraditado a Suecia en el momento preciso en el que pusiese un pie en las calles de Londres. En el interior de la Embajada las autoridades británicas no pueden actuar al considerarse territorio ecuatoriano.

Sin embargo, ha estado cercado por varios coches de Policía durante las 24 horas del día. Ahora, la pesadilla del fundador de Wikileaks se ha acabado. Ya puede pasear tranquilamente por las calles de Londres sin que nadie le detenga.

Su inocencia no está demostrada

Julian Assange desde el balcón de la Embajada ecuatoriana en Londres, donde ha permanecido recluido los últimos cinco años "Julian Assange desde el balcón de la Embajada ecuatoriana en Londres, donde ha permanecido recluido los últimos cinco años"

Mientras tanto, Suecia recuerda que cierra el procedimiento por las dificultades que está encontrando para llevar a cabo el juicio siete años después de la apertura de la causa.

"Hicimos todo lo que pudimos. Hemos seguido esta investigación como cualquier otra relacionada con delitos sexuales y hemos utilizado todo slos medios legales a nuestra disposición. El tiempo ha sido un factor importante", ha relatado la fiscal del caso, Marianne Ny en un comunicado.

Assange mientras tanto, ha afimado que lo sucedido se trata de "una importante victoria, pero la guerra no ha terminado, acaba de empezar", y ha asegurado que "es una victoria importante para mí y para el sistema de Derechos Humanos de Naciones Unidas, pero ni de lejos borra los siete años que me he pasado detenido sin cargos en prisión, bajo arresto domiciliario y en esta Embajada sin que me llegue la luz del día". "No olvido ni perdono", ha afirmado en declaraciones a los medios.

Mientras tanto, la defensa de Assange teme que Estados Unidos pueda activar una orden de detención contra él por la revelación de los cables relacionados con el Departamento de Estado.

Y en todo el revuelo que está causando el archivo de la causa, el ya expresidente de Ecuador, Rafael Correa, se reafirma en su decisión: "Ecuador cumplió con su deber al dar asilo soberano a Julian Assange". 

Artículos recomendados

Comentarios