Ser gay en Chechenia es cada vez más duro: "Les dicen a los padres que maten a sus hijos"

Ser gay en Chechenia es cada vez más duro: "Les dicen a los padres que maten a sus hijos"

Los homosexuales en Chechenia se están viendo obligados a huir debido a las torturas que están sufriendo.

Vida Maribel Baena Maribel Baena 04 Mayo 2017 12:33

Hace algo menos de un mes que el diario ruso Novaya Gazeta comenzó a hablar por primera vez de la persecución que estaban sufriendo los homosexuales en Chechenia. Ser gay en Chechenia es ahora mismo una condición muy peligrosa, puesto que el colectivo homosexual está sufriendo las peores torturas y vejaciones que se pudieran imaginar en el país. La situación ha llegado hasta tal punto que muchos de los homosexuales se están viendo obligados a huir del país, recurriendo a buscar refugio en Moscú.

En un primer momento, el jefe de la República de Chechenia, Ramzán Kadýrov, señaló que era imposible que esto estuviera pasando, puesto que "no hay homosexuales en Chechenia. No se puede detener y perseguir a los que no existen". Obviamente, nadie creyó estas declaraciones; al igual que hay heterosexuales en Chechenia, es lógico que haya homosexuales. Y si Kadýrov ha mentido en esto, podría estar mintiendo en todo lo demás, tal y como los testimonios de algunos de los homosexuales refugiados han demostrado. No obstante, ya se ha pasado de la negación más absoluta a declarar abiertamente que la población LGTBI del país debe desaparecer por completo.

Ramzan Kadyrov "Ramzan Kadyrov"

Ha quedado demostrado que muchos hombres están siendo secuestrados y siendo sometidos a distintas torturas en un campo de concentración que, por ahora, permanece secreto; lo único que se sabe de es que se encuentra en Argun, una ciudad rusa. Y pese a que Kadýrov  señaló que esto era mentira, luego también se desdijo a sí mismo al lanzar una amenaza contra todos los miembros de la comunidad LGTB, señalando que los quiere eliminados antes del comienzo del Ramadán. Esta declaración ha sido confirmada posteriormente por muchos grupos que luchan a favor de los derechos humanos, así como por el Secretario de Estado para Asuntos Exteriores de Reino Unido.

La directora de la Red Rusa LGTBI, Tatyana Vinnichenko, se ha mostrado completamente abrumada por la situación. Ahora mismo, su organización está ayudando a un total de cuarenta hombres homosexuales procedentes de Chechenia que no han tenido más remedio que huir de su país de origen para poder salvar su vida. "Estoy en estado de shock absoluto. Nunca hemos visto nada como esto", ha declarado Vinnichenko. Uno de los hombres a los que se encuentran ayudando ahora mismo responde al nombre de Anzor. Él ha contado su propio testimonio, y es increíblemente sobrecogedor.

Los homosexuales están sufriendo torturas indecibles

Anzor fue detenido en Argun, e inmediatamente trasladado a una especie de cobertizo. Allí permaneció durante un largo periodo de diez días, siendo torturado y golpeado de forma constante; tales fueron las palizas que recibieron que, según él, dejó de sentir incluso el dolor. Le proporcionaron descargas eléctricas constantes que le hacían sentir como si todos los huesos de su cuerpo se estuvieran rompiendo al mismo tiempo. Sin que mediara una explicación, sin que nadie le dijera nada, Anzor fue liberado; fue entonces cuando aprovechó para huir a Moscú, donde se encuentra ahora mismo escondido para poder salvar su vida.

Anzor ya no teme por su vida, puesto que sabe que está fuera del radar checheno. Pero sí que continúa temiendo por la vida de todos sus familiares, y es que si se descubriera que alguien de su familia es homosexual se acabarían convirtiendo en parias. El hombre declaró al respecto que "a veces, las familias se alejan de estas personas, y algunas se deshacen de ellos". Lo hacen por supervivencia, por mantenerse con vida, e incluso por vergüenza. Esto solo acaba propiciando que el rechazo hacia los homosexuales sea cada vez mayor, y que el estigma que ellos sufren no haga más que aumentar.

La comunidad LGTBI está sufriendo una purga también por parte de sus propias familias. Según el portal LGTBQ Nation, el Gobierno está presionando fuertemente a los padres de personas homosexuales para que maten a sus hijos, literalmente. "Les dicen a los padres que maten a sus hijos", ha explicado un hombre que ha logrado sobrevivir a las torturas y a las vejaciones, pero que ha preferido mantenerse en el anonimato. De esta forma, las familias podrán limpiar "su honor con sangre". Si no son capaces de hacerlo, serán las autoridades las que lo hagan.

Se están sucediendo muchas manifestaciones "Se están sucediendo muchas manifestaciones"

El superviviente ha explicado que siempre han sido perseguidos, pero que nunca ha sido como ahora. "Ahora arrestan a todos, matan a la gente. Hacen lo que quieren porque saben que nadie les va a perseguir, ya que la orden de 'limpiar la nación de gente como nosotros' ha venido desde arriba", ha declarado. La situación es insostenible, la gente está muriendo por una condición que no han podido elegir y que deberían poder expresar tan libremente como lo hacen los heterosexuales, por ejemplo. La canciller alemana, Angela Merkel, ha sido una de las mandatarias que más preocupadas se ha mostrado por la situación. Ella ha tratado, incluso, de presionar a Vladimir Putin para que haga algo. "Le he pedido a Putin que utilice su influencia para proteger los derechos de las minorías", explicó.

Las Organizaciones No Gubernamentales también se están movilizando, así como una gran cantidad de personas a través de todas las redes sociales. Estamos ante un caso atroz de discriminación, tortura y asesinatos, cuya escala parece ir aumentando diariamente. No es una invención, o un rumor, puesto que la propia Angela Merkel ha declarado que "había recibido informes negativos acerca de la manera en la que se trata a los homosexuales, particularmente en Chechenia".

Comentarios