Razones por las que ha ganado el 'no' en el referéndum por la paz en Colombia

Razones por las que ha ganado el 'no' en el referéndum por la paz en Colombia

Después de que todas las encuestas señalaran una victoria del "sí", la enorme abstención, unida a otras cuestiones, determinaron que se frenara el acuerdo de paz.

Política Víctor Mopez Víctor Mopez 04 Octubre 2016 12:55

Los referendums están de moda, pero más todavía si dan como resultado justamente lo contrario a lo que se esperaba. Llamar a las urnas a la ciudadanía se considera un signo democrático, especialmente cuando se trata de cuestiones de especial trascendencia. Colombia ha sido uno de los últimos países de animarse a escuchar la voz de sus habitantes para decidir sobre el futuro del país en su relación con las FARC, grupo armado con el que el Gobierno pretendía firmar la paz después de más de medio siglo de conficto.

Poco menos de una semama ha durado este idilio pues el plebiscito celebrado el pasado 2 de octubre ha dado como resultado un "no" a lo pactado con la guerrilla. Los datos, sin embargo, resultan desesperanzadores. El triunfo del "no" se sustenta en 6.431.376 votos, lo que se traduce en el 50,21% de la población. Por el otro lado, el "sí" ha convencido a 6.377.482 colombianos, es decir, el 49,78%. Lo preocupante, sin embargo, no ha sido la diferencia mínima, de poco más de 50.000 papeletas, sino la altísima abstención.

Más de 21 millones de colombianos se quedaron en casa y no se molestaron en votar en el referendum, La jornada registró una abstención del 62,6%, la mayor en los últimos 22 años.

José Manuel Santos "José Manuel Santos "TImochenko" acuerdan la paz"

Pese a la derrota, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, se ha mostrado decidido a seguir caminando para conseguir la paz: "Convocaré a todas las fuerzas políticas, y en particular a las que se manifestaron por el 'no', para escucharlas, abrir espacios de diálogo y determinar el camino a seguir". Tendrá, así, que reunirse con el expresidente Ávaro Uribe, su principal opositor y contrario al acuerdo con el grupo terrorista. Por su parte, Rodrigo Londoño, alias "Timochenko", líder de las FARC, ha suscrito las palabras del presidente, afirmando que mantiene su "voluntad de paz" y su "disposición de usar solamente la palabra como arma de construcción hacia el futuro".

A pesar de la buena voluntad de todas las partes, cabe analizar las razones que han dado lugar a ese "no" por la paz, que ha pillado por sorpresa tanto a los propios colombianos como a la comunidad internacional.

1 Elevada abstención

La desafección políica de los colombianos ha quedado demostrada con el 62,6% que prefirió no acercarse a las urnas. De casi 35 millones de votantes habilitados, sólo salieron unos 13 millones. Así se explica que se halla favorecido el "no", conformado por un grupo más movilizado en parte por la campaña opositora de Álvaro Uribe.

2 Las encuestas se confiaron

¿Os acordáis de lo que pasó cuando el Brexit? Pues ahora ha pasado algo parecido. Todas las encuestas señalaban a una victoria del "sí" aproximadamente en un 55% que finalmente no se ha producido. Los sondeos han fallado y en este caso podrían haber favorecido a un exceso de confianza de la población.  Esto, unido a la posible existencia de un voto oculto, inclinó la balanza hacia donde nadie se esperaba.

Álvaro Uribe, principal opositor del presidente "Álvaro Uribe, principal opositor del presidente"

3 Castigo al presidente

Causas agenas a la cuestión de paz podrían haberse colado en el plebiscito. El acuerdo que supondría fin a 54 años de conflicto se habria convertido en uno de los mayores hitos del presidente Juan Manuel  Santos, por lo que la opisición podría haber utilizado el "no" como un derechazo político. La reforma tributaria y la educativa que tanto ha enfadado a los sectores más conservadores del país latinoamericano podrían haberle pasado factura.

4 El miedo y las heridas

Colombia ha sangrado durante 54 años, por lo que la herida por el conflicto sigue abierta. No es fácil perdonar y no todos están dispuestos a hacerlo, especialmente quienes han perdido a personas queridas a manos del grupo armado. Para gran parte de la población colombiana, las FARC merecen un castigo ejemplar por todas las atrocidades cometidas. Así, este grupo se opone frontalmente al acuerdo con el presidente. Por otra parte, que el grupo pudiera llegar a las instituciones se tradujo en un miedo azuzado por el grupo de Uribe que llegó a apuntar que las verdaderas intenciones de "Timochenko" sería instaurar en Colombia un "regimen castrochavista".

Comentarios