Buscar
Usuario

Televisión

¿Quién es Natalia Sindeyeva, que ha desafiado a Putin hasta sufrir el cierre de su canal Dozhd-Rain TV?

Natalia Sindeyeva ha sido la impulsora de Dozhd TV, un canal que se ha mantenido ajeno al Kremlin y se ha visto obligado a cerrar en plena censura.

¿Quién es Natalia Sindeyeva, que ha desafiado a Putin hasta sufrir el cierre de su canal Dozhd-Rain TV? ¿Quién es Natalia Sindeyeva, que ha desafiado a Putin hasta sufrir el cierre de su canal Dozhd-Rain TV?

El pasado 3 de marzo, la cadena de televisión rusa , también conocida como TV Rain, se vio obligada a despedirse de sus televidentes con un mensaje: "No a la guerra". Y, posteriormente, dejó unas imágenes de 'El lago de los cisnes', en una clara referencia a lo ocurrido en 1991, cuando la televisión estatal se dedicó a mostrar el ballet mientras se produjo el intento de derrocar al ministro soviético Gorbachov.

Dozhd tenía un papel importante en Rusia a pesar de ser una cadena de televisión de pequeño tamaño, puesto que la mayoría de televisiones están bajo control estatal y obedecen a las órdenes del Kremlin. En este caso no. Esto le dio relativo éxito, como cuando en 2015 la cadena realizó un concierto de rock para celebrar su quinto cumpleaños en Moscú y los periodistas independientes del canal recibieron mayor ovación que los cantantes.

Tal y como mostraba el documental '[email protected] This Job' en 2008, Natalia Sindeyeva decidió lanzar el canal, de corte independiente, en 2010 junto a su pareja, Alexander Vinokurov. Él era jefe de un banco de inversiones y provenía de una oligarquía, mientras que Sindeyeva era una destacada socialité y bailarina conocida por su sentido de la moda y entusiasmo por la vida. El canal atrajo rápidamente a una audiencia de mente abierta, moderna.

Con Medvedev en el poder, un recambio que Putin situó cuando la Constitución no le permitía seguir en el poder, la cadena no estaba tan enfocada en temas políticos. Pero cuando se modificaron las leyes y volvió al poder en 2012, todo cambió: "Me di cuenta de cuánta injusticia había a nuestro alrededor, algo que simplemente no había visto antes", dice Sindeyeva.

La cadena Dozhd eligió entonces separarse de la versión oficialista por completo y centrarse en noticias, debates, cultura, política y documentales. La mayoría de sus emisiones eran en directo. El lema del canal pasó a ser: "Hablar de las cosas importantes con los que son importantes para nosotros".

Cuando estallaron las protestas por toda Rusia por las elecciones amañadas, los reporteros del canal estaban mostrando las concentraciones mientras que el resto de televisiones simplemente las ignoraban. La realidad de Chechenia, las entrevistas a disidentes y oposición, así como la realidad de la comunidad LGTBI, oficialmente considerada como ciudadanos de segunda clase en Rusia, tuvieron espacio en las retransmisiones.

En un informe sobre el documental en The Observer, el veterano cineasta Vitaly Mansky es citado: "Cuando Natalya comenzó su viaje con el canal de televisión Dozhd, era lo suficientemente ingenua como para creer que era posible crear películas independientes, ligeras y, digamos, la televisión glamourosa de Rusia. En cambio, esta joven inocente condujo su Porsche a una zona de guerra y su glamouroso coche se ensució mucho y fue alcanzado por la metralla".

Acoso institucional

Rain TV se había mantenido como uno de los espacios mediáticos ajenos al Kremlin Rain TV se había mantenido como uno de los espacios mediáticos ajenos al Kremlin, imagen de sustitución
Rain TV se había mantenido como uno de los espacios mediáticos ajenos al Kremlin Rain TV

Cuando el canal se vio obligado a mudarse de sede, continuaron trabajando desde la casa de sus fundadores. Dozhd siguió siendo una plataforma para los disidentes y contrató reporteros opositores y minorías, siendo una isla de libertad política.

Los informes de 2020 señalan que Sindeyeva ya había perdido prácticamente para entonces toda su fortuna. En agosto de 2021, el Ministerio de Justicia de Rusia anunció que Dozhd TV era un 'agente extranjero'. Sindeyeva respondió diciendo que eran transparentes en cuanto a la financiación y que eran un medio de comunicación responsable que habían estado trabajando durante 11 años, con consenso entre los responsables a la hora de adoptar cualquier tipo de decisiones.

La libertad de expresión en Rusia ha empeorado drásticamente, hasta el punto de que actualmente es un crimen decir que existe una guerra en Ucrania, a la que hay que calificar como 'operación especial'. Tampoco se permite emplear cualquier información ajena a los comunicados oficiales que distribuye el Kremlin.

Dozhd TV, que fue amenazado con el cierre, terminó la semana pasada, retransmitiendo 'El lago de los cisnes'. Un recordatorio del intenso golpe de estado en agosto de 1991 para derrocar a Gorbachov, cuando la televisión rusa seguía mostrando el ballet mientras seguía reinando la confusión en el país. Una escena que tiene alusiones en ciertas capas de la sociedad rusa, que las fuerzas del bien vencerán finalmente al mal.

Artículos recomendados

Comentarios