La primera aspirante a Miss Mundo en silla de ruedas

La primera aspirante a Miss Mundo en silla de ruedas

Justine Clark con 26 años de edad se ha convertido en la primera joven en silla de ruedas que se postula a ser la reina mundial de la belleza, demostrando que ninguna dificultad puede interponerse en tus sueños.

Vida María Pérez García María Pérez García 27 Febrero 2017 10:54

Cuando la directora del certamen Miss Mundo, Julia Morley, anunciaba que su concurso se basaba en la "belleza con propósito" no podía estar más acertada, ya que una joven ha utilizado el concurso para dar visibilidad a las personas con problemas psicomotrices. Justine Clark, de 26 años de edad, es la primera aspirante de la historia del concurso que se presenta en silla de ruedas

Clark lleva dos años en esta situación a causa de un accidente que provocó que perdiera una de sus piernas. En cuanto a lo que sucedió la modelo se muestra muy reservada, ya que prefiere focalizar su popularidad a sus esfuerzos en lugar de a su drama. Así lo relataba en una entrevista para The Advertiser: "Realmente no quiero entrar en lo que sucedió, pero quiero ser un modelo a seguir y empoderar a las mujeres jóvenes". 

Con su particupación Clark quiere crear conciencia social "Con su particupación Clark quiere crear conciencia social"

Con su ejemplo, la joven quiere dejar claro que nada puede impedir que una persona luche por sus sueños: "Para alguien en una silla de ruedas poder competir es un gran logro. Espero que esto envíe un mensaje reafirmando que no importa la raza, tamaño o discapacidadlo que te hace diferente. Que quede claro que todas las mujeres son hermosas". Así mismo, con su ejemplo concreto da visibilidad a todas aquellas personas que por diversas circunstancias han visto limitada su presencia en el mundo de la belleza, condenadas al destierro por unos cánones de belleza que expulsan de las pasarelas a todas aquellas personas que se salen de una norma injustamente establecida. 

Desde la dirección de este certamen se han mostrado entusiasmados con la participación de Clark. Para ellos es muy importante su presencia, ya que este concurso se basa en la defensa de valores sociales, a diferencia de su homólogo, Miss Universo, donde a parte de la belleza se premia la inteligencia. La modelo, que ya había participado en otras ceremonias, como Miss World Australia, ha confesado que su intención en trabajar para crear conciencia y recaudar dinero para otras personas en su misma condición

El lavado de imagen de los certámenes de belleza

La modelo protagonizó grandes portadas con su participación en Miss Wolrd Australia "La modelo protagonizó grandes portadas con su participación en Miss Wolrd Australia"

Sobre los concursos de belleza siempre ha pesado la carga del machismo. Desde que alcanzaran la cima de la popularidad, diversas asociaciones han denunciado el uso que se hace del cuerpo de la mujer y los dogmas discriminatorios que se incluyen en los requisitos para participar. Por ello, poco a poco, estos certámenes han querido evolucionar, adaptando sus normas a una sociedad más igualitaria. 

En primer lugar, ambos certámenes han comenzado ha utilizar la belleza con un propósito. En Miss Universo se busca a una mujer que aúne los ideales de belleza e inteligencia, mientras que en Miss Mundo piden una reina con conciencia social.

Así mismo, desde el año 2013, en Miss Universo se aceptan candidatas transexuales. Mientras en Miss Mundo han eliminado la prueba del bañador.  

Comentarios