Cómo sería el primer capítulo de 'Girls' si ocurriese en España

Cómo sería el primer capítulo de 'Girls' si ocurriese en España

'Girls' es la historia de cuatro amigas que viven en Brooklyn y sobreviven a los dramas del primer mundo fruto de la vida posmoderna. ¿Cómo contaría HBO la misma historia pero ambientada en España? Así comienza 'Chicas'.

Televisión Mateo Navarro Mateo Navarro 11 Marzo 2016 11:34

'Girls' es la historia de cuatro amigas que viven en Brooklyn y sobreviven a los dramas del primer mundo fruto de la vida posmoderna. ¿Cómo contaría HBO la misma historia pero ambientada en España? Así comienza 'Chicas'.

'Chicas', 'Girls' a la española "'Chicas', 'Girls' a la española"

'Chicas' es la historia de Ana, Susana, Jessica y Mari, cuatro amigas que han terminado sus estudios en la España de Rajoy, no encuentran trabajo y sobreviven de manera precaria. Ana ha estudiado Periodismo por la Universidad Complutense y en su tiempo libre escribe poetuits en su cuenta de Twitter plagada de referencias a grupos como Love of lesbian, Vetusta Morla, Izal y Supersubmarina. Su sueño es que fiche por ella una gran editorial y jugar en la liga de Turistaentupelo.

Susana es una chica que siempre ha estado muy protegida por sus padres y ha ido a los mejores colegios privados para tener una buena educación. Es la prima de Jessica. Jessica encadena becas y ayudas de la Junta de Andalucía para viajar por el extranjero, mientras tanto se busca la vida y hace lo que quiere. Mari, por su parte, se ha presentado varias veces al casting de 'Gran Hermano' pero nunca ha llegado hasta el final. Ni siquiera ha quedado como reserva. 

Mari, Jessy, Ana y Susana, protagonistas de 'Chicas' "Mari, Jessy, Ana y Susana, protagonistas de 'Chicas'"

'Chicas' 1x01: Piloto

Los padres de Ana vienen desde Murcia a Madrid para ver a su hija. Quedan para cenar y le dan la mala noticia:

- Ana María, vamos a dejar de mantenerte. El piso, la comida, el móvil, son muchos gastos.

- Acho, no tengo trabajo, vivo en la España de Rajoy y soy becaria a cero euros la hora. ¿Sabéis lo mal que está la economía? ¿No veis 'El Intermedio'?

- Somos profesores de la UMU, no podemos seguir manteniéndote. Búscate un trabajo. La hija de Fuensanta ya está trabajando de concejala en el Ayuntamiento.

- Podría ser drogadicta o tronista de 'Mujeres y Hombres y Viceversa', no sabéis la suerte que tenéis.

Hannah en 'Girls'

Ana se despierta en la cama de su amiga Mari en el piso que comparten en Malasaña. El novio de Mari está en la cocina. Toca en una banda de indi y estudia Derecho y ADE en ICADE. Quiere cortar con él pero no sabe cómo decírselo.

Ya en el trabajo, habla con su jefe de la agencia en la que está haciendo prácticas y le deja caer si le pueden contratar o, al menos, pagar algo:

- En realidad es una pena, pero si piensas que no puedes aprender más con nosotros, lo entiendo. Te vamos a echar de menos.

- No, a ver, si yo estoy muy contenta aquí y no quiero volver a Murcia. Quiero que me contratéis. Con el salario mínimo de base, a ser posible.

- Mira, Ana, eres buena trabajando pero con la crisis no podemos permitirnos contratar a nadie.

- Ya, pero es que yo tengo la peculiar manía de comer y tal.

- Cuando pases hambre, lo entenderás.

- ¿Te refieres a hambre física como cuando vuelves de fiesta a las seis de la mañana y está el McDonalds 24 horas abierto o de comerme el mundo?

En otro plano, Jessy acaba de aterrizar en el aeropuerto Madrid-Barajas-Adolfo Suárez desde Londres, donde trabajaba de escaparatista visual manager para una conocida marca de ropa. Coge la línea 8 hasta la casa de su prima Susana. Es su primer año viviendo fuera del colegio mayor. Susana le pregunta a Jessy si le gusta cómo tiene decorada la habitación:

-  ¿Te gusta el póster?

- Ah, 'Un paso Adelante'. No he visto la película.

- Es una serie.

- No he visto la serie.

- No seas tonta, sería como no tener Tuenti.

- No tengo Tuenti.

- Tía, lo molas todo.

Tienes mucha clase

Ana le pregunta a Mari cómo comunicarse con su ligue de Tinder, ya que no le responde a los WhatsApp:

- El tótem de la comunicación es, en este orden: mandar una indirecta por Snapchat, enviar una foto por Instagram, mensaje privado de Twitter, chat de Facebook, SMS, WhatsApp y llamada telefónica.

Al final, siguiendo la pirámide de la comunicación, Ana logra contactar con Adam. Se llama Adam porque no guardó el número en la agenda de contactos cuando le dijo el nombre y tras quedar varias veces, le da vergüenza preguntarle que cómo se llama. Así que ha quedado con su nombre de usuario de Tinder. Queda con él en su piso de Lavapiés, donde también desarrolla algunos trabajos de un FP de carpintería. Después de una larga sesión de sexo sucio y fetichista, Adam le pregunta por sus tatuajes a Ana:

- Me los hice cuando iba al instituto y se metían conmigo por ser gorda. Llevo un símbolo del infinito, una patita de animal, una estrella, una clave de sol, unos pájaros saliendo de una pluma y una frase de El Canto del Loco.

Cómo sería 'Girls' a la española

Mari y su novio preparan el botellón de bienvenida para Jessy. El novio, al que aún no le hemos dado nombre pero se puede llamar Jaime, invita a su colega Ramón sin avisar a las chicas y este se trae consigo a una chica que acaba de conocer en Adoptauntío. Ana llega tarde a la cena porque ha estado con su ligue de Tinder. Mari se enfada con ella por el retraso y Ramón propone hacer un brownie de marihuana. Mientras siguen una receta que han encontrado en Forocoches, Ana le cuenta a Ramón su conversación con sus padres:

- Y encima, acabo de salir de la universidad y no encuentro prácticas remuneradas. Tendré que trabajar en un 100 Montaditos o algo.

- El 100 Montaditos no está tan mal.

- No he estudiado cuatro años de grado para acabar sirviendo jarras de cerveza o de tinto a euro.

- Insisto en que el 100 Montaditos es fantástico. Puedes ir a cualquier Montaditos de España, incluso en Cataluña, y el montadito de lomo seguirá sabiendo igual. Es apasionante. 

A Ana le pega el colocón durante el botellón y Jessy y Mari le sujetan el pelo y se la llevan a su habitación. Allí, Ana les cuenta que sus padres han decidido cortarle el grifo y les pide consejo:

- Cuando os miro suena una canción de Love of Lesbian en mi corazón.

Cuando os miro suena una canción de Coldplay en mi corazón

Mari y Jessy convencen a Ana para que vaya a hablar con sus padres y reconsideren lo de seguir manteniéndola durante al menos un par de meses más.

- Diles que eres una artista, y que los artistas pelean. Que Ylenia alcanzó la cima del éxito con 'Pégate'. Que Lola Flores, cuando tuvo problemas con Hacienda, luchó e inventó el crowdfunding. Que Belén Esteban no se dejó mangonear por Toño Sanchís.

- Tías, tenéis razón. Voy a presentarme en su hotel con todos mis poetuits y microrrelatos y les voy a demostrar que tengo futuro. Que yo valgo para esto.

Ana coge la línea 1 de Metro para llegar al hotel que han reservado sus padres detrás de Gran Vía para estar cerca cuando vuelvan de ver el musical de 'El Rey León'. Llega a la habitación y golpea hasta que por fin alguien le abre la puerta. Ana, visiblemente afectada por el brownie con misterio, se encuentra de frente con sus padres, que le invitan a pasar a la habitación. Apenas puede verbalizar.

- No quiero asustaros pero creo que es posible que sea la voz de mi generación. O al menos tuitstar. 

- Mira a ver si tú entiendes a la nenica esta porque yo de verdad no gano para disgustos, Jose.

- Vamos a ver, hija. ¿A cuento de qué a estas horas borracha como las ratas?

- Vengo a leeros mis tuits para demostraros que tengo talento y que necesito dinero para seguir escribiendo.

El padre se encoge de hombros, suspira y se retira al baño con el Marca.

- Si yo por mí sabes que sí, pero es tu madre la que manda.

- Mira, niña. Que no somos el Banco de España. ¡He trabajado mucho y quiero mi piso en La Manga del Mar Menor!

Creo que soy la voz de mi generación

Créditos finales de Girls en blanco sobre fondo negro.

3 Comentarios

  • Más recientes
  • Mejor valorados