Buscar
Usuario

Política

Denuncian la "dejadez" y el "caos" del Ayuntamiento de Madrid con el Orgullo LGTB: "Quieren que salga mal"

La concejala Marta Higueras lamenta que los dirigentes quieren que la celebración del Orgullo de este año sea un "caos".

Denuncian la "dejadez" y el "caos" del Ayuntamiento de Madrid con el Orgullo LGTB: "Quieren que salga mal" Denuncian la "dejadez" y el "caos" del Ayuntamiento de Madrid con el Orgullo LGTB: "Quieren que salga mal"

Foto: GTres

La celebración del Orgullo LGTBI en Madrid está en peligro, de lo que ha alertado Marta Higueras, concejala de Recupera Madriud en el Ayuntamiento de Madrid. "Quieren que salga mal para tener una excusa para el año que viene", ha denunciado.

Higueras lamenta las condiciones impuestas desde el Gobierno municipal que hacen "inviable su normal desarrollo y funcionamiento" y señala la falta de organización para abocar al evento al "caos".

La situación que pronostica Higueras es algo en lo que coinciden y respaldan los demás grupos de la oposición, es decir, Más Madrid y PSOE: "Si no hay coordinación, todo puede convertirse en un caos".

¿Cuáles son dichas condiciones?

La principal razón que expone la concejala para apuntar a un posible boicot es que no se suspenderán los niveles máximos de ruido permitidos en las zonas de los escenarios que se montarán por la ciudad, principalmente en las plazas de Pedro Zerolo y Para de España.

Desde el área de medioambiente y movilidad del Ayuntamiento, según informa Diario, indican que "se modificarán tales límites", pero descartan una suspensión total, como ocurrió "con el gobierno de Ahora Madrid durante los años 2016, 2017, 2018 y 2019, dejando desprotegidos a los vecinos frente al ruido".

"Es imprescindible que hagan la exención del ruido, porque en los escenarios siempre se van a superar los decibelios", justifica Higueras, que advierte de "multas descomunales" que las entidades "no podrían afrontar".

Cabe señalar que el Ayuntamiento ha incluido en el contrato con las entidades organizadoras un punto en el que se especifica que si se vulnera algunas de las cláusulas, incluida la de los decídelos, "tendrán que devolver el patrocinio completo", siendo este de medio millón de euros al que habría que sumar una multa por exceso de ruido que puede superar los 100.000 euros.

Desde Más Madrid recuerdan que en 2015 las celebraciones y fiestas de estas fechas acabaron suponiendo "multas millonarias" por sobrepasar el ruido permitido. Por ello, la alcaldesa en aquel momento, Manuela Carmena, indultó a los colectivos esos días de cumplir la normativa.

"Los colectivos LGTBI no pueden asumir las multas millonarias, por eso la fiesta está en peligro si no se levanta esos días la normativa", coinciden en Más Madrid.

Los servicios de limpieza y la seguridad

En temas relativos a la seguridad, "no tienen ningún plan. Si lo tuvieran, lo enseñarían", considera Higueras. Begoña Villacís, vicealcaldesa, corrigió a la concejala y aclaró el tema del dispositivo de seguridad: "No sabía que iban a ser esas sus preguntas, sino le hubiera traído las cifras. Luego se las comparto, pero esa parte está prevista".

Pero el área de seguridad del Ayuntamiento es competencia del Partido Popular y han desmentido a Villacísa al asegurar que ese plan todavía se está ultimando y que, por el momento, los grupos de seguridad están centrados en la preparación de la cumbre de la OTAN que se celebra en Madrid la semana anterior.

Dejadez por parte del Ayuntamiento

Según relatan fuentes de los grupos de la oposición, los colectivos que organizan los evento estaban muy descontentos con el Ayuntamiento "por la dejadez que estaba demostrando". "Es que son muchas las áreas municipales implicadas en la Fiesta: movilidad, seguridad, limpieza, transporte...y si no hay coordinación todo puede convertirse en un cao"", alertan.

"Quieren que salga mal, porque así tendrán una excusa para decir que el año que viene no hay o que se tiene que ir la manifestación a Casa de Campo, como quería VOX", lamenta Higueras.

Se calcula que al Orgullo LGTBI acuden cada año más de 1,5 millones de asistentes, y que genera unos 150 millones de euros de ingresos para la ciudad de Madrid. En 2016, los grupos de Ahora Madrid y PSOE declararon el Orgullo Bien de Interés General en Pleno municipal. "El Orgullo LGTBI de Madrid es una fiesta de la diversidad, el respeto y la inclusividad, que ha supuesto un altavoz para la consecución de avances legislativos y también incalculables beneficios desde el punto de vista económico", rezaba la iniciativa.

Artículos recomendados

Comentarios