La nadadora Fu Yuanhui vuelve a acaparar las portadas al romper el tabú de la menstruación

La nadadora Fu Yuanhui vuelve a acaparar las portadas al romper el tabú de la menstruación

La nadadora china, con su frescura particular y un auténtico fenómeno en su país, ha explicado que no nadó todo lo bien que pudiera haberlo hecho porque le vino la regla, y se sentía "particularmente cansada".

Vida Maribel Baena Maribel Baena 17 Agosto 2016 13:00

Fu Yuanhui, la nadadora china que ya ganó un bronce en los JJOO de Río 2016, ha vuelto a acaparar todas las portadas. Si hace unos días ya demostró su amigable carácter, mostrándose muy entusiasmada cuando una periodista le comentó que su tiempo había sido de 58.95 segundos, ahora, además, ha sembrado precedentes en el mundo deportivo.

El pasado domingo quedó cuarta junto con su equipo en la prueba de relevo de 400 metros. Se quedó a las puertas de su segunda medalla en estos Juegos Olímpicos de Río; pese a todo, las felicitaciones le llovieron por todos lados. Aunque no ha sido esto lo que ha hecho que vuelva a ser portada de todos los medios digitales.

La nadadora parecía retorcerse de dolor "La nadadora parecía retorcerse de dolor"

Yuanhui se mostró seria y desilusionada en esta ocasión ante la periodista, que le preguntaba sus sensaciones tras la carrera, en detrimento de la actitud amigable que tuvo la primera ocasión. Nada de la chica que, días atrás, había asegurado usar todos sus "superpoderes" para ganar la medalla de bronce.

"No creo que lo haya hecho muy bien esta vez, le he fallado a mis compañeros", explica, agarrándose el estómago con cara de dolor. La periodista, en ese momento, le contesta que no hay problema, que se entienden sus "circunstancias". Es entonces cuando la chica contesta, sin ningún tipo de pudor: "Ayer me vino la regla, así que hoy me siento particularmente cansada. Pero no es excusa, no he nadado lo suficientemente bien".

De esta forma, tan fresca, tan natural, Yuanhui ha destapado uno de los temas tabú en el mundo deportivo: la menstruación femenina. No es solo tabú en este aspecto, sino que, en general, es un gran olvidado del día a día; lo cual es curioso, teniendo en cuenta que estamos hablando de una situación mensual que sufre la mitad de la población. Es la primera vez en los Juegos Olímpicos que una deportista habla con tanta naturalidad de algo que, realmente, es natural.

El cuerpo de la mujer sangra, y eso no le impide hacer deporte. Yuanhui nadó de una forma excepcional, pese al dolor que pudiera estar sufriendo. Ese es otro dato que se suele desconocer: la menstruación duele. Depende mucho de la mujer, del grado en el que esta pueda soportar el dolor, y, también, del mes en el que se encuentre; no todos los meses duele lo mismo. Seguramente en una situación de estrés, como es una competición, el dolor se acrecentara bastante. Y, aunque existan pastillas (e incluso un "tampón" de marihuana) que puedan paliar el dolor, este no tiene por qué desaparecer por completo.

Al parecer, en las redes sociales chinas muchos internautas se preguntaron por qué en la piscina no había rastros de sangre. No sé si desconocen lo que es un tampón, o si piensan que las mujeres sangramos a chorro cuando estamos con el periodo; lo que sí está claro es que el desconocimiento que hay sobre algo tan natural como la regla es increíble.

Fu con una de sus compañeras de equipo "Fu con una de sus compañeras de equipo"

Yuanhui no ha logrado subir al podio por segunda vez, pero sí ha conseguido abrir un debate sobre la menstruación. Un debate con un trasfondo muy importante, puesto que el hecho de que el periodo sea un tabú es algo sexista. Es considerado algo sucio, algo que debe ocultarse, y de lo que las mujeres no pueden ni tan siquiera quejarse; no obstante, es hora de que se conozcan más datos sobre esto. La menstruación puede llegar a ser muy dolorosa, llegando a generar, incluso, dismenorrea.

La dismenorrea se define como "dolor intenso pélvico y abdominal que aparece en la mujer antes o durante la menstruación". Además del dolor, pueden aparecer otros síntomas, como náuseas, vómitos o incluso mareos. Hay casos en los que puede, incluso, impedir a la mujer ir a trabajar el primer día del periodo (que suele ser el día en el que los síntomas son más fuertes), o hacer que se auto-medique para soportar mejor el dolor. Y, pese a ser algo que afecta a casi todas las mujeres del mundo en algún punto de su vida, sigue siendo un tabú.

Ahora, gracias a Fu, se está comenzando a hablar del tema. La joven se ha hecho famosa no solo por su naturalidad, su carácter risueño, sino también por, sin darse cuenta, destapar situaciones hasta ahora consideradas inapropiadas.

Comentarios