Un turista chino queda atrapado en Alemania tras firmar por error una solicitud de asilo como refugiado

Un turista chino queda atrapado en Alemania tras firmar por error una solicitud de asilo como refugiado

El hombre, de 31 años, se encontraba en el país cuando le robaron la cartera. Cuando quiso rellenar la denuncia, terminó firmando la solicitud de asilo. El turista no pudo explicarse ya que solamente hablaba chino mandarín.

Noticias Manu Barrena Manu Barrena 08 Agosto 2016 15:30

Es la peor pesadilla para un turista en un país extranjero. Verse retenido por algún contratiempo y provocar que el resto de tus vacaciones se vayan al garete. Por eso, siempre que se viaja se debe ir preparado con lo básico: ropa de sobra, entretenimiento para el viaje y unas nociones mínimas del idioma del país que visitar. Esto no fue lo que le ocurrió a un turista chino que se encontraba visitando Alemania cuando, sin esperarlo, acabó atrapado en un centro de refugiados durante 12 días al firmar por error una solicitud de asilo.

El hombre, de 31 años, se encontraba a principios de julio en Stuttgart (al suroeste de Alemania) cuando le robaron la cartera. El turista, al darse cuenta del percance, se quiso dirigir a una comisaría sin darse cuenta de que acabó en una oficina pública. En ese centro creyó firmar los papeles de la denuncia del robo sin saber que en realidad estaba rellenando los papeles de la solicitud de asilo en Alemania como refugiado. Lamentablemente, el hombre no comprendió muy bien lo que estaba firmando puesto que el turista hablaba únicamente chino mandarín.

Tras creer rellenar los papeles de la denuncia del robo, le trasladaron a un centro de acogida provisional en la ciudad de Dortmund, a 415 kilómetros al norte del lugar de los hechos. Una vez allí entregó su pasaporte y su visado para justo después volver a ser trasladado a un albergue para refugiados en Dülmen, una pequeña ciudad a otros 65 kilómetros de Dörtmund. Cuando el hombre comprobó que estaba registrado como refugiado, explicó que él no era refugiado gracias a una app de traducción y un traductor que se encontraba en un restaurante chino de la ciudad.

Un centro de acogida situado en Dortmund "Un centro de acogida situado en Dortmund"

Una vez avisadas las autoridades, el turista chino tuvo que esperar hasta 12 días para que los organismos reunieran las pruebas y la documentación suficientes para que el mochilero pudiera seguir su camino planeado por Francia e Italia. La noticia se ha dado a conocer casi un mes después de los hechos cuando Christoph Schlutermann, presidente de la Cruz Roja en la región y al mando del albergue, explicara lo ocurrido.

"Simplemente hizo lo que le mandaron" explicó haciendo referencia a los múltiples viajes que le obligaron hacer al turista chino. "Nos dimos cuenta cuando vimos que se comportaba distinto al resto, estaba muy indefenso". Por suerte, el hombre pudo continuar su camino a lo mochilero por Europa sin incidentes (hasta donde sabemos).

Comentarios