Buscar
Usuario

Noticias

Muere un bebé en Baleares nacido en un parto casero atendido por un médico negacionista y suspendido

El Colegio de Médicos de Baleares sancionó al individuo con una suspensión de colegiación durante seis años y medio y una multa por negar la pandemia.

Muere un bebé en Baleares nacido en un parto casero atendido por un médico negacionista y suspendido

El bebé que nació en Ibiza en un parto asistido en casa y que había sido ingresado en la UCI pediátrica del Hospital Universitario Son Espasses ha fallecido finalmente este viernes 4 de febrero, según han confirmado fuentes del hospital mallorquín.

El recién nacido había sido atendido presuntamente por un médico negacionista del COVID y que precisamente por este motivo había sido suspendido por el Colegio de Médicos. El pequeño, que sufrió una parada cardiorrespiratoria, tuvo que ser atendido en el hospital Can Misses nada más nacer en un parto asistido de manera privada en un domicilio de Ibiza.

El bebé fue atendido en el Hospital Universitario Son Espases
El bebé fue atendido en el Hospital Universitario Son Espases Hospital Universitario Son Espases

Posteriormente, el bebé tuvo que ser trasladado al Hospital Universitario Son Espasses, donde estuvo ingresado hasta este viernes, cuando ha fallecido. La Guardia civil continúa con la investigación de lo ocurrido así como con la presunta participación de este médico suspendido.

Suspendido por ser negacionista

Fue el Colegio Oficial de Médicos de Baleares (Comib) el que el pasado mayo sancionó al médico, presuntamente implicado en este parto, con una suspensión de colegiación durante seis años y medio y una multa de 16.660 euros por negar la pandemia de COVID-19.

Así fue comunicado por la propia Institución después de que en septiembre de 2020 se abriese un expediente disciplinario contra él tras varias manifestaciones en redes sociales en las que negaba la pandemia y alentaba a no usar mascarilla y a desobedecer las medidas de distanciamiento social establecidas por las autoridades, lo que, según la resolución final de la organización, suponía una vulneración grave de múltiples artículos el Código de Ética y Deontología Médica.

Asimismo, el Defensor del Paciente ha reclamado a la Fiscalía de Baleares que adopte medidas para impedirle de aquí en adelante el ejercicio de su profesión.

Artículos recomendados

Artículos relacionados
Contenidos que te pueden interesar