Masturbarse en público, un acto legal en Italia

Masturbarse en público, un acto legal en Italia

Un hombre se masturba frente a unas estudiantes en un campus universitario de Sicilia y es puesto en libertad tras comprobar que el gobierno italiano modificó la ley que permite masturbarse en público el pasado año.

Vida 12 Septiembre 2016 10:15

Masturbarse está bien. De hecho masturbarse mola muchísimo. Siempre que sea en privado, mola. La cosa cambia cuando te masturbas en público, una situación muy violenta que incomoda a cualquiera. Es por ello que realizar un acto tan impuro en un sitio público está penado en todos los países del mundo. ¿En todos? ¡No! Un país europeo poblado por alegres mediterráneos resiste a poder tocarse sus partes en público sin ningún pudor. Hablamos de Italia, un país en el que está absolutamente permitido masturbarse en público.

¿Cómo se ha llegado a que nuestros vecinos dejen a sus conciudadanos darse placer en mitad de la calle? Todo comenzó en 2015, cuando se despenalizó el acto de masturbarse en público. Tras esta modificación de la ley, Pietro L., un anciano de 69 años, fue atrapado por la policía por masturbarse frente a los estudiantes de la Universidad de Catania en la isla de Sicilia. Según el informe, el hombre fue visto "sacando su pene y practicando el autoerotismo" frente a varias estudiantes del campus universitario.

El propio acusado fue a juicio y explicó que no era la primera vez que lo hacía y que habría sido casi imposible verle masturbarse ya que realizaba los actos con nocturnidad y "con visibilidad reducida". A pesar de sus excusas, La Corte di Cassazione, el tribunal más alto de Italia, le condenó a tres meses de prisión y una multa de 3.420 euros.

La ciudad de Catania (GoldCar) "La ciudad de Catania (GoldCar)"

Esto se contradecía con lo que afirma la nueva ley, por lo que la defensa del acusado recurrió la sentencia basándose en esta nueva modificación. Tras estudiar el caso, el Tribunal Supremo de Roma ha dado la razón al acusado de onanismo ya que su crimen "ya no está considerado un crimen de ley". Finalmente, el hombre no entrará en prisión pero sí pagará una multa de al menos 5.000 euros.

No es el primer caso similar que ocurre en nuestro continente. Hace tres años un hombre fue detenido por masturbarse en una playa de Suecia pero puesto en libertad ya que sus actos no iban dirigidos hacia ninguna persona. En la República Checa, en cambio, unos adolescentes organizaron un flashmob en el que cerca de 6.000 personas se iban a masturbar frente al ayuntamiento de Praga. El evento, creado como fruto de una broma, finalmente no tuvo lugar.

Comentarios