Manuela Carmena, la alcaldesa que viajaba en metro

Manuela Carmena, la alcaldesa que viajaba en metro

Ahora Madrid y PSOE llegan a un acuerdo para que "la abuela de Madrid" se haga con la alcaldía de la capital el próximo 13 de junio.

Política Unai Gracia Unai Gracia 12 Junio 2015 11:51

Renunció a tener coche y chófer oficial para seguir moviéndose en bicicleta y en Metro por Madrid. Ejerció como juez de vigilancia penitenciaria encarándose a los abusos policiales y luchando por los derechos de los presos. Pidió una reducción de su salario mientras fue vocal del Consejo General del Poder Judicial. Y a sus 71 años se ha convertido en la "abuela" de los ciudadanos de la capital de España.

El Ayuntamiento de Madrid ya está más cerca de tener un nuevo líder. El acuerdo entre el Partido Socialista y Ahora Madrid le dará, casi con seguiridad, la alcaldía de Madrid a Manuela Carmena. La jurista entró con fuerza en las elecciones municipales del pasado 24 de mayo, quedándose a tan sólo un concejal por debajo del Partido Popular.

Carmena trae bajo su brazo un tiempo nuevo para Madrid. O eso es, al menos, con lo que sus "nietos" soñaron cuando le confiaron su voto. Lo cierto es que Manuela Carmena no será una alcaldesa al uso. En la primera comparecencia pública junto con Antonio Miguel Carmona dice que contestará a todas las preguntas, siempre que el turno no se alargue tanto que le impida llegar un día después a votar.

"¿Me pasas un boli para apuntar los nombres?", le ruega a una de las organizadoras de la rueda de prensa y se excusa cuando sus ojos no llegan a vislumbrar al interlocutor que le está haciendo una pregunta. De personalidad carismática, la propia Carmona es consciente de su singularidad: "Preparaos", dice. Porque el nuevo Madrid hará "política que no está en los protocolos". 

Antonio Miguel Carmona  y Manuela Carmena en su primera comparecencia después del pacto "Antonio Miguel Carmona  y Manuela Carmena en su primera comparecencia después del pacto"

Urgencia por los deshaucios

El título de abuela se lo tiene ganado por la cercanía propia de las progenitoras de las madres con la que se dirige a periodistas, ciudadanos o colegas de profesión. Sin rangos. "Si me decís el nombre os voy apuntando, porque me da no se qué llamaros por el color del jersey", propone. Y es que dicen que Carmena se comporta "como una más".

Manuela Carmena espera al metro. Foto: @eroigbelloch "Manuela Carmena espera al metro. Foto: @eroigbelloch"

Ambos líderes reconocen que valoran positivamente los puntos coincidentes de sus programas electorales y, como en las mejores familias, indican que también hay puntos dispares. "Nuestra política es hacer ciudad en la ciudad", aclara Carmena que ve urgencia en dos puntos principales: parar los desahucios y prestar atención a los comedores escolares. "Nos preocupa mucho que para la primera semana que estaremos en el ayuntamiento ya hay programados desahucios y no hemos podido mediar con antelación", asevera.

Con Carmena, hasta los animales

La próxima alcaldesa de Madrid contó con veinte concejales para el Ayuntamiento de la capital española. El movimiento ciudadano que encabeza protagonizó uno de los momentos más insólitos de la noche electoral por el fuerte impulso ciudadano con el que entró en la escena política.

Días antes del 24M, por escrito y firmado, Carmena se comprometió con los organismos animalistas a crear una ordenanza integral de derechos que haga de Madrid una ciudad "amiga de los animales" en caso de conseguir la alcaldía. La formación vio esta necesidad porque "ha surgido un creciente interés por parte de la ciudadanía de promover el respeto y la protección de todos los animales".

La líder de Ahora Madrid acordó de la misma manera crear una Oficina de Protección para los animales, además de comprometerse a eliminar las subvenciones a los espectáculos taurinos y a las escuelas de la tauromaquia.

Comentarios