Una madre enfrenta consecuencias penales por acusar a la profesora de su hijo de "comerse su bocadillo"

Una madre enfrenta consecuencias penales por acusar a la profesora de su hijo de "comerse su bocadillo"

Los alumnos comenzaron a llamar a la profesora "el monstruo del chorizo" y le ofrecían trozos de sus bocatas.

Noticias Adrián Parrondo Adrián Parrondo 07 Abril 2017 10:15

Una madre podría enfrentar una multa de 1.095 euros por acusar a la profesora de su hijo de comerse su bocadillo. Así de contundente se ha mostrado la Justicia, tras la denuncia de la profesora que niega tal incidente y exige responsabilidades por injurias y calumnias.

"Os voy a decir lo que está sufriendo mi hijo. La profesora G.H. se dedica a zarandearlo de malas formas, a tirarle del brazo, se burla de él, le come el bocadillo... Con esto quiero decir que controléis a vuestros hijos y les preguntéis por esta individua", fue el mensaje que escribió la madre en un grupo de WhatsApp.

Las descalificaciones llegaron rápidamente a oídos del colegio, que decidió poner todo en conocimiento de la profesora implicada, pero ello no evitó que los niños comenzaran, literalmente, a llamarla "el monstruo del chorizo", algo así como esto:

El monstruo del chorizo

La  infinita crueldad de los niños empezó a interferir en la vida de la profesora, y la madre implicada se vio obligada a pedir disculpas, en el grupo de WhatsApp y delante de la maestra. Pero ella no las aceptó: "aunque se disculpara, lo hizo de mala manera. No hubo temeridad en sus palabras, solo desconocimiento", señaló el inspector del centro en apoyo a la profesora implicada, mientras que ella relata que el niño acudía "feliz" y sin "miedo o ansiedad" al colegio.

La maestra, que trabaja en el centro como figura de apoyo, asegura que los descalificativos de la madre han interferido en su trabajo: "me gusta despertar en ellos la creatividad y jugar con los sentidos. Por ello jugamos con la comida, la palpamos antes, la olemos, a mí los alumnos me ven y me dicen 'monstruo del chorizo', y por eso el niño puede decir que me como su bocadillo, pero solo estamos jugando. No quiero que esto se convierta en un problema pero tampoco quiero pasar de puntillas", ha relatado en declaraciones al diario Faro de Vigo.

Consecuencias Penales

El fiscal considera que la madre debería pagar una multa de 1.05 euros por injurias y calumnias "El fiscal considera que la madre debería pagar una multa de 1.05 euros por injurias y calumnias"

En medio de toda esta vorágine, la docente señalada decidió denunciar a los tribunales, a pesar de que "ella se diculpó por en el WhatsApp por poner ese mensaje, pero no por el contenido. Este comentario ha supuesto un agravio a mi credibilidad, he perdido peso y ha generado comentarios de padres contra mi persona que no son ciertos".

La maestra denunció a la madre por injurias y calumnias, y en el juzgado, la madre acusada tuvo oportunidad de defenderse: "Creí a mi hijo porque era lo que él me comentaba y no me pareció grave decirlo". Además, asegura que su mensaje no tenía "ningún ánimo de ofender" y que únicamente quería preguntar a otros padres si la profesora "zarandaba o comía el bocadillo" de sus hijos.

La profesora por su parte, responde que todo vino de un juego que ella utiliza en clase, el monstruo de las galletas, para que en las meriendas los pequeños puedan estimular sus sentidos.

A pesar de todo ello, desde que se difundió el mensaje, los niños comenzaron a perseguir a la profesora llamándola "el monstruo del chorizo" y ofreciéndole trozos de sus bocatas.

Por todo, el fiscal asegura que las palabras de la madre han generado un clima de rechazo hacia la docente y solicita 1.095 euros por un delito de calumnias.

Comentarios