Un café y una felación: El futuro de las cafeterías está aquí

Un café y una felación: El futuro de las cafeterías está aquí

Un suizo inaugura este diciembre una cafetería en la que se ofrecen felaciones de prostitutas. El negocio ha levantado tantas expectativas que su dueño planea abrir otra sucursal en pleno centro de Londres.

Vida Manu Barrena Manu Barrena 04 Agosto 2016 17:25

Si eres asiduo a ir a nuevas cafeterías en las grandes ciudades estarás acostumbrado a ver un resurgir de espacios dedicados al café con sillas de tu abuela, espacios para trabajar, WiFi, luces de neón, estampados, bancos de madera, filtros de Instagram, bicicletas colgadas hasta del techo y sobre todo café, mucho café. Capuccino, macchiato, irlandés... Unos espacios innovadores que se pueden ver seriamente amenazados por el tipo de cafetería que ha ideado un suizo.

Este empresario es un fanático del café y del sexo oral así que, ¿por qué no juntarlo? En los próximos meses podrás ir a una cafetería a pedir tu café favorito y que te hagan una felación. Y en pleno centro de Londres. No sabemos por qué no se le ha ocurrido a nadie antes. Sin duda una acción que te ayudará a afrontar un largo y duro día mientras te reactivas con la cafeína de la bebida.

La idea es de Bradley Charvet, un suizo que va a abrir un local con estas características en diciembre en Ginebra, su ciudad natal, pero que planea extender su negocio a la capital británica. Según el ideólogo, el negocio será como una cafetería normal donde hasta 100 clientes pueden sentarse y disfrutar de un buen café mientras reciben sexo oral de una prostituta. El funcionamiento sería bastante simple. Consistiría en pedir un café y elegir a una de las escorts disponibles en un iPad para que le hagan una felación al cliente mientras tanto.

¿La cafetería del futuro? "¿La cafetería del futuro?"

Eso sí, esta cafetería no está para ponerse a charlar luego mientras te comes un muffin. Charvet explica que las felaciones son de 15 minutos. En cuanto a los precios, son similares a cualquier famosa cadena de cafeterías... más o menos. El pack de café+felación te puede costar mínimo 60 euros, a sumar los extras de tiempo. "Si la felación dura más de 15 minutos, se le cobrará al cliente 10 libras más", asegura.

En Ginebra esta idea de negocio se ha convertido en toda una sensación no exenta de polémica. En Suiza, por ejemplo, la prostitución es legal desde 1942 y no hay problema con este establecimiento que planea abrir sus puertas el 5 de diciembre de este año, pero los dilemas éticos que conlleva escoger a un ser humano mediante una tablet son más bien discutibles. En cambio, el local que Charvet quiere abrir próximamente en Praed Street, junto a la estación londinense de Paddington, es más difícil que salga adelante. El consistorio de Westminster ha asegurado que le será imposible conseguir una licencia y los grupos en favor de los derechos de la mujer ya se han mostrado en contra de este establecimiento. Además, aunque la prostitución no es ilegal en Reino Unido, sí lo es ser dueño de un burdel (por mucho café que se sirva en él).

Bradley Charvet, el inventor de la idea (Twitter) "Bradley Charvet, el inventor de la idea (Twitter)"

La idea está sobre la mesa y promete dar mucho que hablar durante los próximos meses, pero hay graves fallos de logística que hay que solucionar antes de abrir el establecimiento. ¿Y si alguno de los clientes se emociona demasiado y tira el café caliente encima de la escort? ¿Por qué solamente habrá escorts femeninas y no masculinos para todo tipo de clientes? ¿Si no hay gente disponible para darte placer te toman el nombre y te van preparando el café? ¿Vas a recibir sexo oral delante de todo el mundo? Es decir, la gente estará dispuesta a que le hagan una felación pero no creo que quiera ver cómo se la hacen a tu vecino del quinto en la mesa de al lado (o sí). Para eso, Charvet lo ha dejado claro. En la cafetería planificada para Londres habrá dos cabinas "para la gente tímida", según su dueño.

Comentarios