Buscar
Usuario

Vida

Llega a la península el plátano rojo con sabor a frambuesa que se cultiva en Canarias

Alcampo será la primera empresa en introducir estos curiosos frutos a los supermercados de la península, de momento de forma temporal.

Llega a la península el plátano rojo con sabor a frambuesa que se cultiva en Canarias

Foto: Alcampo

Cada vez es más fácil encontrarse con todo tipo de productos exóticos en cualquier supermercado, sobre todo alimentos. Aunque si bien es cierto que la globalización ha hecho que encontremos en nuestros supermercados alimentos que nunca se cultivaron en nuestro país, por otra parte esto hace que el propio producto se encarezca en sus países de origen, lo cual también es negativo.

El plátano rojo llegará pronto a la península "El plátano rojo llegará pronto a la península"

De todas formas, es inevitable pensar en que la globalización es algo que va constantemente a más, y ahora podemos encontrar frutas de todo tipo en cualquier sitio, como maracuyás, lichis, cidras, tamarindos, etcétera. Ahora se ha puesto de moda el plátano rojo, que se cultiva en España. Concretamente, en Canarias, donde es muy habitual, al igual que en Sudamérica, donde tiene otros nombres como tafetán o colorado.

Una fruta algo diferente al plátano de toda la vida

La novedad de este plátano rojo, además de su elevado coste, es su curioso sabor a frambuesa. Alcampo ya ofrecía esta fruta en sus tiendas de Canarias, pero ya ha anunciado su introducción a las de la península y que estarán de forma temporal. La intención de esta iniciativa es abastecer a la península con este fruto.

Este plano tiene una serie de diferencias, además del sabor a frutos rojos. No es de la variedad del Cavendish, como el plátano al que estamos acostumbrados. Por otra parte, su piel es más dura y entre púrpura y marrón. El interior tiene el mismo color que cualquier otro plátano, tal vez algo rosáceo. En cuanto a la textura, no difiere mucho. Lamentablemente, estos plátanos son bastante caros, dado que cada kilo sale a 3,2 euros (el triple que los amarillos).

Por último, el cultivo de esta fruta también es diferente, con un periodo de maduración que ocupa unos tres meses. Por el momento, este fruto está poniéndose de moda poco a poco en las fruterías y supermercados más exóticos de la península, habrá que esperar a los próximos meses para ver cómo avanza en el resto de supermercados convencionales.

Artículos recomendados

Comentarios