Buscar
Usuario

Vida

Los efectos de consumir solamente fruta a lo largo de una semana

La ingesta absoluta de fruta podría conducir a estados de cansancio y sopor, e incluso podría inducir a nuestro organismo a fatigas y anemia.

Los efectos de consumir solamente fruta a lo largo de una semana

Muchos son los mitos que se encuentran detrás del gran secreto que conlleva la práctica y la búsqueda de unos hábitos alimenticios saludables, nutritivos y equilibrados. Cada vez más. Todos conocemos lo que ocurre cuando nos sobrepasamos con el consumo de azúcar, grasas y alimentos ultraprocesados, como la bollería industrial o los fritos. Sin embargo, la fruta también esconde ciertos trucos que si se aprovechan, pueden ser de lo más útil a la hora de conseguir ese cuerpo escultural y fibroso que ansiamos tener.

Siempre se ha dicho que la ingesta de fruta ha de estar regulada por un consumo diario, por ser un alimento muy nutritivo que aporta energía y beneficios para nuestros sentidos, músculos, huesos y en general, nuestro organismo. Vamos a saltarnos el dicho y observar qué ocurriría si, en vez de llevar una dieta variada, nos sumamos a una tendencia que pasa por solamente ingerir piezas de fruta a lo largo de toda una semana

El experimento lo ha realizado Amanda Montell, una periodista que ha investigado acerca de lo que para muchos es ya un estilo de vida: el frugivorismo o frutarianismo, algo que el mismísimo fundador de Apple, Steve Jobs, o el actor Ashton Kutcher practicaron durante un tiempo. Montell lo aplicó durante 5 días como un proceso estríctamente "detox" y no como algo permanente. Otra cosa no, pero te mantendrás lejos de la vitrocerámica y no emplearás demasiado tiempo en cocinar. 

Variedad

Pese a los que piensen que comer fruta constante puede resultar pesado y aburrido, es cierto que existe una gran variedad de formas en las que su ingesta te puede resultar más llevadera. Su consumo puede realizarse dentro de completos smoothies, snacks de fruta desecada, ensaladas, higos secos, o sustituir los elementos de los tradicionales platos combinados, por hortalizas y verduras, junto a piezas frutales. 

En principio, no es que llame la atención como lo más sabroso y apetitoso que en determinado momento nos pudiera apetecer a la hora de darnos un capricho, sin embargo sus ventajas harán que merezca la pena, eso sí, con mesura. Pese a que parecen alimentos sencillos, te llenarán tanto que te saciarán hasta el punto de que no te quedes con hambre. Su aporte calórico es más bien bajo y además contienen muchísima agua y fibra, lo cual regulará tu organismo y flora intestinal. Lo malo, es que visitarás mucho el cuarto de baño por sus altos niveles de fibra. "Durante todo el día mis intestinos borboteaban mientras digerían la comida", exponía Montell.

No todo son ventajas y facilidades, pues pese a que después del primer día te sentirás realmente plano, ser demasiado meticuloso con la comida cuando estás en una reunión de amigos puede ser un problema. De la misma manera, las cantidades tan elevadas de azúcar podrían desestabilizar sus niveles en la sangre y solamente te conduciría a un estado de sopor, dificultando tu capacidad de concentración. Incluso, podrías llegar a padecer fatiga o anemia

Si no puedes evitar darte un capricho regularmente, que no cunda el pánico. Si sigues con tus hábitos saludables, el cuerpo responderá positivamente ante este pequeño engaño y podrás seguir incorporando ciertos alimentos a tu dieta tradicional. A pesar de saltarse la norma, respetar los hábitos adquiridos no ha sido un problema para la periodista, que  mencionó sentirse "llena de energía y deshinchada". 

Los resultados experimentados por Amanda Montell solo nos conducirían a pensar que la ingesta absoluta de fruta como estilo de vida no es la respuesta a querer llevar una dieta saludable. Tampoco ayuda la abundancia en azúcar que contiene la fruta, además de que altera el microbioma y hace que caigamos en antojos. El cuerpo humano necesita todo tipo de suplementos como proteínas, vitamina B, Omega 3, hierro, zinc, hierro y vitamina D. 

Artículos recomendados

Comentarios