Buscar
Usuario

Cine

Las películas de serie B más cutres y horteras de la historia

Seleccionamos lo mejor de lo peor del cine de serie B (y algo mainstream que pedía a gritos su puesto).

Que el cine de serie B ha otorgado grandes títulos a la historia del celuloide, es algo que a nadie le sorprende. Ni siquiera al espectador menos instruido le sorprende descubrir que bajos presupuestos no tienen porqué ir de la mano de resultados cualitativos nefastos.

Películas como 'La mujer pantera' o 'El carnaval de las almas' ya demostraron que lo indie partía, en muchas ocasiones, de grandes ideas. Así pues, el eterno debate de que el talento no va ligado al poder adquisitivo podría zanjarse si tuviéramos en cuenta los títulos citados (y muchísimos más que van desde los años treinta a la actualidad).

Sin embargo, esta afirmación es falsa, sobre todo si tenemos en cuenta que entre todo el océano de títulos que componen la serie B, existe muchísima morralla insalvable. Pero a veces, de entre todas esas surgen ejemplos que van un paso más allá, traspasando la frontera de lo malo y convirtiéndose por voluntad propia en los mejores films de todos los peores.

La ciencia ficción y el terror suelen ser los géneros reyes en eso de las "películas tan malas que son buenas", aquellas perfectas para ver en reuniones con amigos y cuyas intenciones parecen no quedar claras del todo por parte de quienes las llevaron a cabo. ¿De verdad se hicieron en serio? ¿O deberíamos rendir tributo a sus creadores por estar riéndose aún de nosotros, espectadores de tales casos de insulto al cine? 

Sin más dilación, ahí va una selección de cine cutre, hortera y del que provoca vergüenza ajena. De lo peor, lo mejorcito.

1 'Plan 9 del espacio exterior'

'Plan 9 del espacio exterior', de Ed Wood "'Plan 9 del espacio exterior', de Ed Wood"

Con un Bela Lugosi en el ocaso de su carrera, Ed Wood consiguió que el que había sido su ídolo apareciese en la que pasó a conocerse como "la peor película jamás rodada". Rodada con poco más de 60.000 dólares, 'Plan 9 del espacio exterior' contaba la llegada a la Tierra de unos alienígenas dispuestos a aniquilar a la raza humana, ya que consideran que hace peligrar el equilibrio de todo el universo. Para ello, resucitarán a los muertos con el fin de que les ayuden a llevar a cabo su tarea. 

La ya entonces mítica Vampira aceptó uno de los pequeños papeles de la que acabó siendo la penúltima película en la carrera de Wood, convertida hoy en día en película de culto, ya sea por las imágenes sin sentido alguno de Lugosi ataviado con el traje de Drácula paseando por un cementerio, por lo demencial de su argumento o porque, realmente, detrás de semejante locura estuvo un realizador mucho más cuerdo de lo que nos han hecho creer.

2 'Manos: The Hands of Fate'

'Manos: The Hands of Fate', de Harold P. Warren "'Manos: The Hands of Fate', de Harold P. Warren"

Otro culto totalmente comprensible es el que recibió 'Manos: The Hands of Fate', una suerte de American Gothic de ínfimo presupuesto en el que una familia típica norteamericana se topaba en Texas con una casa en la que sus miembros eran adoradores de un culto pagano.

Sí, puede que muchos piensen que se podría tratar de una suerte de germen de lo que en lo setenta harían Tobe Hooper y Wes Craven con 'La matanza de Texas' y 'Las colinas tienen ojos': reírse de la institución familiar estadounidense y, de paso, de los rednecks.

Sin embargo, el primer y único título de Harold P. Warren (también acreditado como guionista, productor y actor) dista mucho de los citados films, y convierte todas las carencias que podía tener una película de bajo presupuesto (se rodó con 19.000 dólares) en una concatenación de infortunios. 

Entre ellos, destacan los continuos fallos de racord (se dice, que debido a que se filmó con una cámara de 16mm que apenas podía rodar más de medio minuto seguido), las escenas desenfocadas, la falta de sonido directo (tuvo que doblarse en post-producción) y de medios para una buena iluminación. Aun así, hay que reconocer que el mérito por convertirse en un título malsano está presente en su metraje. Y ojo, que tuvo tres secuelas.

3 'Star Crash, choque de galaxias'

'Star Crash, choque de galaxias', de Luigi Cozzi "'Star Crash, choque de galaxias', de Luigi Cozzi"

Entre los setenta y ochenta, Italia se lanzó de lleno a la piscina de los mockbusters y plagios descarados de títulos de éxito. Algunos con mayor éxito que otro (véase el 'Zombi 2' de Lucio Fulci). Con la etiqueta de "apto para provocar vergüenza ajena" tenemos 'Star Crash, choque de galaxias', estrenada en 1978 (justo un año después de la 'La guerra de las galaxias').

Dirigida por Luigi Cozzi (responsable de la recomendable 'Contaminación: Alien invade la Tierra') y con unos efectos especiales que parecían salidos de una película de fantasía de Harryhausen (pero sin su encanto), al título de Cozzi se le veían las costuras desde el primer momento y, lo que es mejor de todo, no se avergonzaba de ser la copia barata del éxito de George Lucas. Eso sí, tenía algo con lo que la franquicia de 'Star Wars' nunca podrá competir: a un jovencísimo David Hasselhoff antes de empezar a pilotar 'El coche fantástico'.

4 'Hobgoblins'

'Hobgoblins', de Rick Sloane "'Hobgoblins', de Rick Sloane"

Después de los 'Gremlins', en 1985 y 1986 llegaron 'Ghoulies' y 'Critters', sendos títulos con monstruitos de por medio, que se hicieron su puesto dentro del cine de serie B. En 1988 se estrenaba 'Hobgoblins', en la que un joven que desobedece el aviso de un anciano, libera a unas criaturas que amenazan con poner en jaque a toda la ciudad.

Los bichos en cuestión, primos lejanos de los gremlins de Joe Dante, se nos presentan cual marionetas de saldo que no serán más que la excusa perfecta para que se torture al espectador con diálogos sin sentido, secuencias sin coherencia argumental y unas sonrojantes actuaciones. Fue gracias a 'Mystery Science Theatre 3000' que el film empezó a adquirir cierto protagonismo como ejemplo idóneo de película para ver entre amigos. Un poco de alcohol también ayuda a pasar el mal trago.

5 'Robowar'

'Robowar', de Bruno Mattei "'Robowar', de Bruno Mattei"

De nuevo Italia nos trajo uno de los ejemplos de caspa cinematográfica de la que tener en cuenta de cara a listas como la aquí presente. En 1988 se estrenaba 'Robowar, dirigida por Bruno Mattei, responsable de 'Apocalipsis caníbal' y futuro perpetrador en 1990 de 'Terminator 2' (exacto, un año antes de que James Cameron presentase la auténtica secuela).

En este film, se intentó copiar la fórmula del 'Depredador' de John McTiernan, cambiando al cazador alienígena por un robot de guerra descontrolado en la película con más planos de jungla random que ha parido el cine de ciencia ficción.

6 'Troll 2'

'Troll 2', de Claudio Fragasso "'Troll 2', de Claudio Fragasso"

Ojo. Que ha llegado el momento de hablar de la que muchísmos consideran como "la (mejor) peor película de terror de la historia". En 1986 John Carl Buechler había dirigido 'Torok, el troll', delirio de serie cuyo protagonista se llamaba Harry Potter Jr., pero eso es otra historia.

En 1990 el italiano Claudio Fragasso, colaborador habitual de Bruno Mattei, dirigía su secuela, 'Troll 2', la cual elevaba a la enésima potencia la poca seriedad que tenía su predecesora y se convertía en una de las mayores concentraciones de despropósitos (tanto argumentales como de errores de casting -si es que lo hubo-).

El simple argumento nos cuenta cómo una familia que acaba de mudarse a un pueblo, descubre que sus vecinos son una demoníacas criaturas. Lo mejor (peor) de todo será la caracterización de estas. No os la perdáis.

7 'Street Fighter, la última batalla'

'Street Fighter, la última batalla', de Steven E. de Souza "'Street Fighter, la última batalla', de Steven E. de Souza"

Jean-Claude Van Damme, Raul Julia y Kylie Minogue aparecieron juntos en una película que adaptaba a la gran pantalla uno de los videojuegos de lucha más famosos de todos los tiempos. Dirigida por un hombre que pese a tener cierto recorrido en la pequeña pantalla, era auténtico desconocido, quien además se encargó de escribir los irrisorios diálogos, terminó por destrozar un film que pudo prometer.

Por si fuera poco, y como viene siendo costumbre en las adaptaciones yankees de videojuegos, se pasaron por el arco del triunfo la esencia de varios de los personajes (por no decir todos) y, pese a haber costado la friolera de 35 millones de la época (se estrenó en 1994), los efectos especiales y el maquillaje ya estaban obsoletos cuando la cinta estaba en la sala de montaje.

Con todo lo dicho, ¿qué podía salir mal de 'Street Fighter, la última batalla'? Pues, evidentemente: todo.

8 'Batman & Robin'

'Batman & Robin', de Joel Schumacher "'Batman & Robin', de Joel Schumacher"

Y ya que de adaptaciones de risa va la cosa, cómo no podíamos tener en cuenta el 'Batman & Robin' de Schumacher cuando hablamos de películas cutres y horteras. Puede que sea un tanto obstinado enmarcarla como película de serie B, pero pese a que el cuarto título de la franquicia de Batman (iniciada por Tim Burton) fuese uno de los títulos mainstream por antonomasia de su época, es uno de los grandes ejemplos de film al que el paso de los años le han sentado terriblemente mal.

Por si la inclusión de pezones en el bat-traje no fuese suficiente, George Clooney se convirtió en el peor justiciero de Gotham de la historia. Amén de dos villanos transformados en iconos de la cultura popular de la talla de Poison Ivy y el Doctor Victor Fries, por obra y gracia de Uma Thurman y Arnold Schwarzzeger, pero cuya representación en pantalla funciona más como hilvanación de sketches que como argumento de título de superhéroes.

También estaban Robin y Batgirl, interpretados por Chris O'Connell y Alicia Silverstone, pero si no estás familiarizado con la cultura de los noventa, puede que no sepas ni de quién estamos hablando.

9 'The Room'

'The Room', de Tommy Wiseau "'The Room', de Tommy Wiseau"

Que el éxito de 'The Disaster Artist' no nos nuble la vista: 'The Room' siempre será la peor película de la historia, aunque con matices.

Tommy Wiseau escribió, produjo, dirigió y protagonizó lo que él creía que iba a convertirse en el nuevo ejemplo de drama indie, aquellos que lo petan en Sundance y reciben el reconocimiento en el circuito de festivales. Financiada por el propio Wiseau, se dice que costó 6 millones (despilfarrados en una serie de decisiones de producción sin sentido que bien refleja James Franco en el reciente biopic), de los cuales apenas recaudó 2.000 dólares.

Tras el aura de culto que rodeó a la película por todas sus carencias, el propio realizador se apuntó al carro diciendo que su intención, en todo momento, había sido la de rodar una comedia, y que aquello de que se trata de una comedia involuntaria es algo que venía en la naturaleza del film desde sus inicios.

10 'ThanksKilling'

'ThanksKilling', de Jordan Downey "'ThanksKilling', de Jordan Downey"

Lo habréis adivinado por el título: 'ThanksKilling' es una película de terror de bajo presupuesto centrada en Acción de Gracias (en inglés, Thanksgiving).

Son muchos los films de género que han explotado las festividades para presentarnos ejemplos de mayor o menor éxito con asesinos que matan en Navidad, San Valentín, Fin de Año o Halloween. Sin embargo, lo demencial de la película dirigida por Jordan Downey es mucho más fuerte que cuando Penny de 'The Big Bang Theory' interpretó a un híbrido entre mujer y gorila en 'Serial Ape-ost 2: Monkey see, Monkey Kill'. Y es que en 'ThanksKilling' el grupo de jóvenes en cuestión se las tendrán que ver con un pavo mutante psicópata. ¿Genialidad o locura? Juzgad vosotros tras ver el tráiler.

11 'Birdemic: Shock and Terror'

'Birdemic: Shock and Terror', de James Nguyen "'Birdemic: Shock and Terror', de James Nguyen"

Se sospecha que el presupuesto para 'Birdemic: Shock and Terror' no llegó a los diez mil dólares. También se cree que lo de James Nguyen diciendo que esta es su carta de amor a 'Los pájaros' de Hitchcock es una tomadura de pelo, pero eso es más bien una opinión personal de quien escribe estas líneas.

Con ella, la etiqueta de serie Z adquiere un nuevo estatus desde el momento en que nos damos cuenta de que no intenta en ningún momento ocultar todas sus carencias, ya que a su lado, convierte a cualquier título aleatorio de The Asylum en merecedor del Oscar a los Mejores Efectos Especiales.

La historia nos cuenta cómo una bandada de buitres y águilas empieza a atacar sin sentido (como todo en la película) aparente a una localidad. No le recomendaría a nadie que la viera, pero sus efectos no tiene desperdicio. Ahí lo dejo.

Artículos recomendados

Comentarios