Buscar
Usuario

Tecnología

Lanzan una máquina expendedora para comprar 'likes' falsos de Instagram

Puedes obtener 100 likes por tan sólo 78 céntimos.

El mundo se va completamente a la mier**. ¿Creéis que exagero? Pues bien, mientras que las desigualdades están aumentando a nivel mundial, mientras hay gente que se está ahogando en el Mediterráneo o mientras centroamérica se desangra con una enfermedad como el chagas de la que nadie habla... en Rusia hay gente que se está gastando el dinero en comprar 'likes' de Instagram.

Y claro, vemos esto y nos quedamos más o menos así:

Esta es nuestra opinión sobre la máquina de 'likes' falsos de Instagram "Esta es nuestra opinión sobre la máquina de 'likes' falsos de Instagram"

Sí, porque ya no te puedes fiar ni siquiera de los likes de las cuentas de Instagram. Son comprados. Pero lo peor de todo es... ¿para que narices hay gente que compra 'me gusta'? 

Bueno, si estás leyendo esto y quieres comprarlos (queremos conocer tus motivos), tendrás que gastarte también un buen dinero en aviones. Concretamente para viajar a Moscú, donde un centro comercial ha colocado una máquina de este tipo que, básicamente, está causando furor en internet.

Y no es para menos. Desde que el periodista Vasily Sonkin publicó una fotografía en Twitter con el texto "El ciberpunk que nos merecemos", su instantánea terminó por dar la vuelta al mundo y la gente, básicamente, se quedó flipando.

La práctica de comprar 'likes' no es nueva. Se realiza a través del mercado negro, de forma casi clandestina, y es muy frecuente entre las grandes personalidades, del estilo del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Su modo de empleo es muy sencillo: introducimos nuestras credenciales de Instagram, seleccionamos la fotografía en la que salgamos más favorecidos y la seleccionamos. Podemos comprar de 100 en 100 'me gusta', y el precio es muy barato. Para obtener 200, tan sólo hay que gastar 100 rublos, que al cambio son menos de dos euros, y para 100, nos bastará con desembolsar 78 céntimos.

Lo cierto es que la máquina está triunfando: cada día acceden a ella un total de entre 20 a 50 clientes. Y ya se ha replicado por toda Rusia e incluso ha cruzado fronteras: ya hay otra en Praga, República Checa, que también está teniendo mucho éxito.

Las redes sociales, mientras tanto, están intentando impedir el trabajo de este servicio, ya que consideran que incumple sus propias normas de uso. Ellos se defienden y argumentan que los usuarios que dan 'likes' son completamente reales, por lo que la práctica es legal. ¿Pagarías para tener más relevancia en las redes sociales?

Artículos recomendados

Comentarios