Buscar
Usuario

Vida

Qué es el ladino, por qué se parece tanto al español y por qué desata burlas en redes

Este idioma recibió muchas burlas por su gramática, pero diversos colectivos han reivindicado su presencia en la cultura sefardí.

Qué es el ladino, por qué se parece tanto al español y por qué desata burlas en redes

Foto: Freepik

El pasado 21 de febrero, la Embajada española en Turquía publicaba un tuit que comenzaba con un "Keridos amigos i amigas de la Komunidad Sefaradi", lo cual tuvo mucho revuelo, recibiendo muchas burlas por parte de diferentes usuarios de la red social, que lo viralizaron sin saber de qué se estaban mofando.

El aluvión de críticas llegó a tal punto que la propia Embajada se vio obligada a explicar que, lejos de estar cometiendo faltas ortográficas, como insinuaban muchos usuarios, estaban conmemorando el ladino, una lengua judeoespañola que sigue formando parte de la cultura sefardí , y que sorprendió por ser muy parecida al español, pero con otras reglas gramaticales.

La historia de este idioma resuelve las dudas que hay alrededor de su parecido con el español. Cuando los judíos fueron expulsados de la península en marzo de 1492, a órdenes de los Reyes Católicos bajo argumentos religiosos, decenas de miles de personas tuvieron que huir después de 1.500 años allí asentadas. Los sefardíes dejaron sus hogares, pero se llevaron el ladino a los diferentes lugares en los que se asentaron, desde el norte de África, Oriente Próximo y el resto de Europa o los Balcanes.

Esta lengua se denomina ladino en referencia al verbo 'ladinar', es decir, traducir los textos sagrados del hebreo al español antiguo. Por otra parte, la otra forma de llamarlo, sefardí, proviene de 'Sefarad', el nombre con el que se menciona a España en el Antiguo Testamento. La tradición de seguir hablando el ladino ha seguido perdurando hasta día de hoy, con diferentes dialectos en función de los múltiples lugares en los que se fueron asentando los judíos expulsados.

Actualmente, se calcula que hay alrededor de 500.000 personas en el mundo quienes la hablan, muchas por cercanía a su cultura y por trabajar para que no se pierda esta lengua. De hecho, ya en su día hubo un compromiso por parte de Darío Villanueva, director de la RAE, para crear una academia del judeoespañol en España. Sin embargo, la falta de recursos amenazó en diversas ocasiones a que esto siguiese adelante. Finalmente, en diciembre de 2020 se presentó en Jerusalén la Academia Nacional del Ladino, "con el objetivo de proteger el legado sefardí y el judeoespañol".

La importancia de cuidar la 'lingua'

El ladino es una lengua que forma parte de la cultura judía "El ladino es una lengua que forma parte de la cultura judía"

Cuando fueron expulsados de la península Ibérica, fue el Imperio Otomano quienes les dieron un hueco, perpetuando el desarrollo de la lengua ladina a lo largo de los siglos, que a día de hoy tiene un gran patrimonio cultural de cantares, recetas culinarias y otros tantos escritos. Actualmente, hay un periódico turco que es el único escrito en ladino, 'El amaneser', cuyo eslogan es "kuando muncho eskurece es para amaneser". Su primer número fue publicado en marzo de 2005, al cual se puede acceder en abierto.

Hay varias asociaciones y páginas web involucradas en la enseñanza y la promoción de la cultura ladina, tales como Ladinokomunitá, con centenares de miembros por todo el mundo, o páginas web como sefardiweb. Además, a nivel institucional, diversas universidades y grupos de estudio del mundo se encargan de enseñar el judeoespañol para que no se pierda.

Es urgente la labor de todos lo hablantes de lenguas minorizadas para que se sigan manteniendo, a pesar de su situación de diglosia, es decir, de dominación por parte de lenguas mayoritarias. Esto puede llevar a la pérdida de mucha cultura, como está ocurriendo en España con el asturianu o el castúo de Extremadura, para evitar que esto también ocurra con el resto de lenguas oficiales de la península.

Artículos recomendados

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados