Buscar
Usuario

Noticias

El juez describe el "macabro plan criminal" con el que Ana Julia mató al pequeño Gabriel

El juez que investiga el caso ha destacado "su malvada voluntad" a la hora de perpetrar el crimen.

La asesina confesa de Gabriel Cruz, Ana Julia Quezada, trazó un "macabro plan criminal" y se guió en todo momento por "una malvada voluntad dirigida especialmente a asegurar" la muerte del menor. Esa es la conclusión del juez que se encuentra instruyendo el caso y que ha enviado a la acusada a prisión sin fianza.

Para el magistrado Rafael Soriano, la autoría del crimen se ha resuelto como consecuencia de las "abrumadoras pruebas contra ella". Para llegar a esta conclusión, Soriana no solo alude "a que ella misma ha reconocido el lucturoso suceso", sino a las intervenciones y a las pruebas recopiladas por la UCO (Unidad Central Operativa) de la Guardia Civil.

Ana Julia fingió desconocer la situación real del pequeño Gabriel "Ana Julia fingió desconocer la situación real del pequeño Gabriel"

Esta postura se une a la de los agentes de la Benemérita, que han dado por concluido el caso y han descartado por completo la presencia de algún cómplice: Ana Julia actuó sola en todo momento. Quizás, motivada por celos y por varios trastornos agravados por su perfil psicópata, tal y como destacó el criminólogo Carlos Cuadrado, en declaraciones a Los Replicantes.

En el auto emitido por el magistrado, se señala que "resulta presuntamente incuestionable la participación de la detenida Ana Julia Quezada en la muerte del menor y se infiere una malvada voluntad dirigida especialmente a asegurar la comisión del crimen". Por ello, se le imputa un delito de asesinato con alevosía y otro por detención ilegal.

El asesinato del pequeño Gabriel cumple los preceptos, tal y como ha señalado el Ministerio Público, de asesinato con alevosía. Un supuesto que, unido a la edad del menor (ocho años), entra de lleno en los supuestos de la prisión permanente revisable.

"Macabro plan criminal"

El juez investiga el caso como asesinato con alevosía y detención ilegal "El juez investiga el caso como asesinato con alevosía y detención ilegal"

En el escrito del juez se califica la consecución del crimen como un "macabro plan criminal", destacando su interés en fabricar una coartada haciendo labores de pintura en la finca de Rodalquilar, en Níjar. Además, destaca especialmente cómo "dio una falsa apariencia de preocupación por la desaparición y suerte del niño".

En todo el desarrollo del juicio, el auto también señala que "mantuvo el engaño a lo largo de los días, aumentándolo hasta el punto de colocar ella misma una camiseta del menor en el monte". Una acción que intentó "despistar a los agentes de la autoridad para encontrar el momento en el que hacer desaparecer el cuerpo".

Ana Julia, mientras tanto, continúa en prisión provisional, comunicada y sin fianza; por orden del titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Almería. La acusada ha sido calificada en situación de riesgo por el gran rechazo que generará su crimen entre los reclusos. El plan de la Policía pasa porque, cuando entre en su celda, cuente con un 'preso sombra' que la vigile en todo momento y que garantice su integridad física.

Artículos recomendados

Comentarios