Buscar
Usuario

Vida

Juan Carlos I sigue pagando su deuda con una segunda regularización de 4 millones de euros

Según han confirmado diversas fuentes, el monarca habría abonado cuatro de los ocho millones que tiene de deuda para eludir el juicio penal.

Juan Carlos I sigue pagando su deuda con una segunda regularización de 4 millones de euros Juan Carlos I sigue pagando su deuda con una segunda regularización de 4 millones de euros

Foto: GTres

El rey emérito, Juan Carlos I, ha realizado una nueva regularización fiscal para adelantarse a la investigación que podría imponerle el delito penal, según ha confirmado El País, que menciona fuentes cercanas a las operaciones. El monarca, ahora residente en los Emiratos Árabes, ha realizado un pago de cuatro millones de euros, un poco de la mitad de rentas no declaradas, y que aún tiene en deuda, que correspondían a vuelos de una compañía de jet privados pagados por la fundación Zagatzka hasta 2018, empresa de su primo Álvaro de Orleans.

Juan Carlos de Borbón ya abonó un primer pago de 678.393 euros el pasado 9 de diciembre, por otra deuda que debía a la Agencia Tributaria después de su abdicación, cuando ya no disponía del privilegio de la inviolabilidad. De esta forma reconoció el fraude y, además, intentó evitar el juicio penal. Según confirman las fuentes consultadas, este nuevo pago podría corresponderse a los vuelos que se hicieron entre 2003 y 2008.

Juan Carlos I y Corinna Larsen utilizaron algunos de estos vuelos privados "Juan Carlos I y Corinna Larsen utilizaron algunos de estos vuelos privados"

El fiscal suizo que mantiene una investigación sobre el patrimonio que escondió el monarca en Suiza, Yves Bertossa, manifestó en octubre de 2018 que el primero lejano de Juan Carlos I habría pagado estos viajes privados a modo de ayuda económica porque, según alegó Álvaro de Orleans, "pertenezco a una rama familiar que, gracias a sus actividades en la industria italiana, tiene más medios a su disposición".

Además, declaró que fue el rey emérito quien fue a preguntarle si podía disponer de un avión privado para un viaje próximo y, a partir de ahí, se fueron sucediendo los demás vuelos. Tiempo después, Orleans de Borbón se enteró de que su fundación, Zagatzka, había pagado viajes a Corinna Larsen, la que fue amante del rey Juan Carlos I, lo cual le produjo cierto disgusto porque, como afirmó al fiscal Bertossa, "consideré que la financiación era una ayuda para mi familia". Por otra parte, la Fiscalía General del Estado solicitó a Yves Bertossa toda la información del rey emérito, con el fin de seguir investigando su trama.

Conflictos con las vías de regularización

Según las fuentes consultadas, han sido los asesores de Juan Carlos de Borbón quienes decidieron que el monarca debía regularizar los abonos percibidos por la fundación de su primo lejano. Esta decisión, que ha llevado al abono de cuatro de los ocho millones de euros que el monarca tiene en deuda, ha sido alabada por diversas personas de la esfera pública, como Carmen Calvo. La Vicepresidenta primera del Gobierno declaró en la mañana del 26 de febrero que esto "es el ejemplo de un país que funciona y que le exige cuentas a todo el mundo por igual". Aunque el funcionamiento de la ley según qué privilegios se hayan puesto bajo tela de juicio en las últimas semanas, Calvo concluye diciendo que "no deja de ser un ciudadano que tiene que rendir sus cuentas fiscales".

En la otra cara de la moneda están las personas que se plantean de dónde salen estos cuatro millones de euros. De hecho, las redes sociales se han llenado de mensajes donde exigían transparencia en los datos del abono de la mitad de la deuda. Según afirman las fuentes a las que consultó El País, Juan Carlos I ha recibido préstamos cedidos por empresarios amigos que le han ayudado a reunir todo el dinero.

Artículos recomendados

Comentarios