Una joven demanda a sus padres por subir a Facebook fotos de su infancia

Una joven demanda a sus padres por subir a Facebook fotos de su infancia

Ya no está de moda hablar los asuntos de familia en la mesa. Una joven de 18 años decide demandar a sus padres para lograr su atención y que retiren unas fotografías de Facebook que considera humillantes.

Tecnología María Pérez García María Pérez García 15 Septiembre 2016 09:31

Facebook vuelve a ser motivo de disputa. Una joven austríaca de 18 años ha decidido demandar a sus padres, harta de que desoyeran sus peticiones, por compartir en la red más de 500 fotos embarazosas de su infancia sin su consentimiento, algo que vendría ocurriendo desde el año 2009 y que, en palabras de ella, están haciendo de su vida un infierno.

La joven, en su último intento para que sus padres le tomen en serio, ha decidido emprender acciones legales contra ellos. Según ha declarado para el medio The Local, sus padres "no conocen la vergüenza y no tienen límite. No les importa subir fotos mías sentada en el wáter o desnuda en mi cuna. Han fotografiado cada etapa de mi infancia y la han hecho pública". 

A pesar de la desesperada medida que ha terminado por adoptar la adolescente, los padres siguen rechanzando la idea de borrar las fotos de su Facebook, donde son accesibles para sus 700 amigos. Al parecer, el padre de la joven considera que posee los derechos de las fotografías por ser su autor. 

La joven se ha sentido humillada delante de familiares y amigos "La joven se ha sentido humillada delante de familiares y amigos"

Este es el primer caso de esta índole para el país, pero el abogado de la joven considera que está en posición de ganar la disputa y conseguir, aparte de la eliminación de las fotografías, una compensación económica por los daños sufridos. En noviembre conocerán la sentencia.

La pelea por las fotografías puede culminar en una nueva ley para redes sociales

El asunto se ha convertido en algo más serio que una simple disputa por unas fotografías de Facebook. Podría ser la base para endurecer la ley austríaca en asuntos de social media, ya que esta es mucho más laxa en comparación con otros países como Francia. 

El país galo establece que la publicación de fotos sin el consentimiento de los protagonistas puede acarrear una pena de hasta un año de prisión, a parte de una compensación económica de 45.000 euros. Francia defiende su dureza argumentando que las fotos pueden atraer a depredadores sexuales aparte de provocar daños psicológicos en los niños.

Comentarios