Quim Torra, investido President: el endurecimiento del procés y la vuelta del 'pujolismo'

Quim Torra, investido President: el endurecimiento del procés y la vuelta del 'pujolismo'

La investidura de Quim Torra como president de la Generalitat puede implicar algunos cambios en el desarrollo del procés.

Política Adrián Parrondo Adrián Parrondo 14 Mayo 2018 14:38

La abstención de la CUP ha permitido que Quim Torra ocupe finalmente las riendas de la Generalitat. Con este gesto se cierra el bloqueo institucional mantenido durante los últimos seis meses y se desactiva el artículo 155 mediante el que se ha gobernado la región.

Torra llega en mitad de unos tuits y declaraciones muy polémicas que han sido consideradas como 'xenófobas'. Entre ellas, asegurar que los españoles son "bestias carroñeras, víboras, hienas con una tara en el ADN", tal y como escribió en un artículo publicado en el diario El Món.

¿Qué supone la designación de Quim Torra como sucesor de Puigdemont? ¿Habrá un giro en el desarrollo de la política catalana desarrollada durante los últimos años? Estos son los escenarios que podrán llegar en los próximos meses.

1 'Profundizar en el mandato del 1 de octubre'

Quim Torra promete continuar con el procés "Quim Torra promete continuar con el procés"

Esta fue la principal premisa de Quim Torra en la fallida sesión de investidura de ayer, 13 de mayo. A diferencia de Jordi Turull, que mantuvo un discurso más moderado, llegando a apelar constantemente a las palabras "democracia" y recordando que "no se trata de un proceso contra los españoles"; Torra ha decidido emplear una retórica mucho más dura contra España.

Entre ello, promete profundizar en el mandato del 1 de octubre, lo que evidentemente supone continuar con el procés desde la vía institucional que llevó a la destitución del exGovern de Carles Puigdemont. También se materializará en una política de gestos, como la promesa de colocar un lazo gigante para reivindicar la liberación de los presos del procés.

2 Reactivación de leyes suspendidas y creación de nuevas instituciones

La complicada situación judicial de los presos catalanes ha sentado un precedente para la actual legislatura. Los miembros del nuevo Govern y del Parlament no tienen la intención de terminar imputados o encerrados como consecuencia de una hipotética prisión preventiva.

A pesar de ello, todo apunta a que la vía Puigdemont continuará en desarrollo. Todo se prevé en una batalla dialéctica, aunque se puede materializar en algunas decisiones concretas que permitirán continuar con el pulso con el Estado.

Entre ellas, la reactivación de la Ley de Transitoriedad Jurídica, que prevé la creación de nuevas instituciones que vertebrarían al nuevo Estado. Esto se produciría de manera velada y, posiblemente, sin utilizar dinero público para evitar un delito de malversación (Montoro fiscaliza las cuentas de la Generalitat).

Quim Torra promete continuar con las leyes aprobadas por el exGovern "Quim Torra promete continuar con las leyes aprobadas por el exGovern"

Una de esas instituciones podría ser el Consejo Consultivo de la República. Sería una suerte de parlamento que actuaría al margen del actual y que serviría como foto de un nuevo Estado que actúa al margen de las instituciones españolas.

Los partidos constitucionalistas no participarían en aquellas reuniones, lo que haría que el independentismo actuase de manera unánime. Tampoco se situaría allí En Comú Podem, que remonta en las encuestas y que ha comprobado cómo su posición intermedia ha pasado factura en las urnas.

El mencionado Consejo Consultivo de la República tendría, por tanto, un carácter reivindicativo y simbólico. Su organización se puede producir por parte de ANC y Òmnium y ayudaría a que los partidos del procés elaboren unas bases para consensuar su futura hoja de ruta.

3 La CUP vuelve a ocupar un papel relevante

La CUP de Carles Riera es fundamental para mantener la mayoría del soberanismo "La CUP de Carles Riera es fundamental para mantener la mayoría del soberanismo"

Los cupiers han pasado de última a penúltima formación en escaños dentro del Parlament. A pesar de ello, los anticapitalistas vuelven a lograr un papel especialmente relevante gracias a su condición de llave de gobierno.

El grupo liderado por Carles Riera continúa por intensificar el procés. En este punto se mantiene una fuerte división: primero, por las simpatías con Quim Torra en el desarrollo del procés. Por otro lado, por las fuertes diferencias sociales y políticas entre ambos. Por ello, quizás, los cupiers han vivido un intenso debate político dentro de su formación.

4 El riesgo de perder el voto inmigrante y las diferencias con ERC

ERC ha realizado una intensa labor para sumar a los inmigrantes del resto de España al procés "ERC ha realizado una intensa labor para sumar a los inmigrantes del resto de España al procés"

Los polémicos tuits que publicó Torra en el pasado han abierto una grieta, sobre todo, entre los republicanos y el president de la Generalitat. La formación de Oriol Junqueras ha intentado sumar el apoyo de los inmigrantes castellanohablantes del resto de España, que ahora ven cómo el independentismo reniega de ellos.

Estas diferencias suponen un duro golpe a la unidad (en público) de todo el independentismo, que también depende del voto de los hijos de extremeños o andaluces para ganar las elecciones. Y no olviden a la CUP, que ha insisitido en repetidas ocasiones en su intención de considerar como 'catalanes' a cualquier persona "independientemente de su origen o raza", en palabras del diputado Vidal Aragonés 

5 Vuelta al Pujolismo

El perfil político de Quim Torra es especialmente distinto a Puigdemont. Mientras que el expresident gozaba de una imagen pública más 'progresista' de cara al público; Torra es especialmente conservador, muy católico y pertenece al sector 'pujolista'.

El Pujolismo basa el apoyo al independentismo en la burguesía catalana, las clases medias y altas, así como en las jerarquías de la Iglesia en Cataluña. Destacan en su discurso lo que consideran 'agravios desde España' e intentan destacar el carácter identitario del país al que apelan.

La vía de Jordi Pujol puede retornar con la investidura de Quim Torra "La vía de Jordi Pujol puede retornar con la investidura de Quim Torra"

Además, sus polémicos tuits, sobre los que ha pedido disculpas de manera ambigua, remiten a algunas declaraciones de jordi Pujol como la siguiente: "El hombre andaluz no es un hecho coherente, es un hombre anárquico. Es un hombre destruido (...) es, generalmente, un hombre poco hecho, es un hombre que hace cientos de años pasa hambre y que vive en un estado de ignorancia y de miseria cultural, mental y espiritual. Es un hombre desarraigado, incapaz de tener un sentido un poco amplio de la comunidad. (...) constituye la muestra de menos valor social y espiritual de España. (...) es un hombre destruido y anárquico. Si por la fuerza numérica llegase a dominar, sin antes haber superado su propia perplejidad, destruiría Cataluña. Introduciría en ella su mentalidad anárquica y paupérrima, es decir, su falta de mentalidad".

A ello, se suman otros comentarios, como aludir a las ayudas que reciben los campesinos andaluces y extremeños durante las épocas en las que escasean las cosechas como crítica a los ciudadanos de las mencionadas regiones: "sitios de España con lo que damos nosotros de aportación al Estado, reciben un PER para pasar una mañana o toda la jornada en el bar del pueblo", afirmó Duran i Lleida, de CIU, en el año 2011.

6 Puigdemont 'en el exilio' y posibles diferencias

Las diferencias entre Quim Torra y Puigdemont pueden ser especialemente duras "Las diferencias entre Quim Torra y Puigdemont pueden ser especialemente duras"

Puigdemont jamás ha aludido a los campesinos extremeños y andaluces y ha intentado mantener un discurso moderado en este sentido.

El nombramiento de Torra supone mostrar su intención de mantener el pulso, pero la elección de su sucesor puede volverse en su contra si comienzan a abrir diferencias en la forma de gestionar un momento político tan complicado.

La postura en torno a la inmigración del resto de España es el principal problema, ya que Puigdemont quiere incluir a estos sectores como base de su electorado. Si Torra continúa por la vía pujolista puede terminar perdiendo la mayoría absoluta. A pesar de que asegura que el verdadero president es Carles Puigdemont y que él obedecerá todo lo que le indique.

Comentarios